El “Extraterrestre de La Noria” es un feto humano momificado

por | 15 mayo, 2013
“Extraterrestre de La Noria”. Imagen: www.abc.es

La lógica de los ufólogos y de los aficionados a la ufología es bien curiosa por decirlo de alguna manera, porque ante la ignorancia de la ciencia sobre la naturaleza de ciertos seres, el origen de ciertas construcciones o la identificación de ciertos objetos, ellos no dudan en llenar ese vacío con explicaciones que provienen de otros mundos. Lo más destacable (o lo menos, según el punto de vista desde el que se lo mire) es que como sus hipótesis carecen de evidencias concretas y que, por lo tanto, tienen hartas posibilidades de equivocarse, ellos persisten en hacerlas y, al parecer, no sienten ni el más mínimo temor de hacer el loco.

Pero la ufología vende, y los medios de comunicación no van a desaprovechar eso. Conocidos y vergonzosos son los casos chilenos del supuestamente abducido Cabo Valdés, que de abducido no tenía nada y que terminó engañando a todo el mundo (incluidos ufólogos [webcitation] y medios de comunicación), y del “extraterrestre” que apareció en una foto tomada en el Parque Forestal [webcitation] y que solo se trataba de un perro [webcitation]; sí, un perro.

Sin embargo, continúan y no hay duda de que continuarán.

En el año 2003, en “La Noria”, un pueblo abandonado ubicado en el Desierto de Atacama, se descubrió una criatura momificada con forma humana de unos 14 cms. de longitud que rápidamente fue asociada con alienígenas [webcitation], la que posteriormente se conoció con los nombres de “Extraterrestre de La Noria”, “Alienígena de Atacama” o por su pseudónimo “Ata” y, a pesar de que el 28 de febrero de 2007 se demostrara que solo se trataba de un feto humano momificado de unas 15 semanas de gestación [webcitation], muchos ufólogos y aficionados a la ufología continuaron instigando el misterio (donde ya no lo había). Los ejemplos que demuestran esto, y que a mi parecer son los más emblemáticos ocurrieron el mes pasado y son dos: En primer lugar, el investigador español Ramón Navia-Osorio, el supuesto dueño del feto humano momificado, saca un informe en la edición 50 de la revista Espacio compartido, titulado “El ser antropomórfico de Atacama“ (páginas 4 – 23), donde concluye que el ser parecía extraterrestre (como si hubiera alguien que los conociese en forma demostrada) pero que no había podido determinar su naturaleza real. En segundo lugar, el estreno del documental “Sirius” el 22 de abril, el que plantea que el ser encontrado sí es humano pero que es un niño momificado que nació y vivió durante varios años y que fue producto de una mutación.

Así es como el caso, que alguna vez fue enigmático (no se olviden que durante un tiempo lo fue), vuelve a la contingencia como si fuera un caso cuya explicación se desconoce. Ahora el feto momificado podría ser un extraterrestre, un híbrido humano-extraterrestre, un duende o no sé qué cosa; ya vendrán nuevos “iluminados” a decirnos la verdad. Mientras tanto, vamos tener que seguir viendo (y soportando) notas de prensa que exponen la verdadera explicación junto a la “alternativa”, como la nota publicada el 26 de abril de este año en ABC, titulada “El regreso del alienígena de Atacama[webcitation], o las que simplemente falsean la realidad, como la publicada el 11 de abril de este año en Diario Popular, titulada “Hallan el esqueleto de un extraterrestre en Atacama[webcitation]. En fin, con la “simbiosis” producida entre ufólogos y medios de comunicación no hay más beneficiados que ellos mismos, pues no hacen más que alejarnos, como especie humana, del conocimiento real, concreto y comprobable.

Enlaces relacionados

Noticias