XXV Encuentro Escéptico: “El método de las ciencias”

Por | 24 mayo, 2012

Continuando con nuestro ciclo de exposiciones de divulgación científica, el pasado miércoles 16 de mayo nuevamente nos reunimos en el centro de Santiago para el XXV Encuentro Escéptico, titulado: “El método de la ciencias”, que estuvo a cargo de Roberto García, profesor de historia, estudiante de psicología y miembro de nuestra asociación.

El tema de la exposición puede pasar muchas veces desapercibido por todos nosotros, incluso quienes se relacionan con la investigación científica, sin embargo, pocos entienden la importancia de identificar las características que diferencian lo real de lo imaginario, que forma la base de todo nuestro conocimiento y que da origen a la ciencia: el método científico.

Roberto nos introduce en la epistemología de la ciencia, un área compleja para un público no especializado, pero que en base a ejemplos y demostraciones extraídas de la psicología, logra traspasar sutilmente los conceptos estudiados por Popper y Lakatos, persiguiendo como finalidad el que podamos diferenciar cosas tan básicas como ciencia de pseudo-ciencia, un problema muy recurrente en la actualidad.

Como podrán ver en las diapositivas, escuchar en el audio y ver en el video de la exposición, Roberto deja bastante claro el proceso que crea nuevo conocimiento, y cómo este conocimiento se sustenta en el anterior (“…sobre los hombros de gigantes”) para formar las leyes que rigen nuestra realidad, en un proceso mucho más dinámico del que solemos pensar.

Finalmente, y como es usual, del debate posterior surgen temas muy interesantes, tanto que cada uno de ellos merece su propio Encuentro Escéptico. Temas como “el cerebro en la cubeta” (o el de la Matrix, para los amantes del cine), de Putnam, que nos plantea la posibilidad de una realidad virtual que no podemos reconocer y creemos que es la real, pero que Roberto resuelve apelando a que es factualmente imposible. “El dilema del prisionero”, un ejemplo que muestra por qué la teoría clásica de la economía está errada, como nos demostró John Nash en su famoso trabajo de equilibrios en la teoría de juegos no cooperativos (por el cual ganó el Premio Nobel de Economía en 1994). Y finalmente la pregunta por excelencia: “¿existe Dios?”, a lo cual el expositor responde hábilmente: “todo es formalmente posible, mientras no sea contradictorio, pero para que sea factualmente posible, se necesita evidencia”.

Los invito cordialmente a que, quienes no asistieron, escuchen los podcast, vean el video y revisen las diapositivas, para que comenten y sigamos debatiendo sobre estos apasionantes temas. Yo en lo personal, luego de este encuentro, la próxima vez que me pregunten si me gustó la película “Matrix”, les responderé: “¿en un sentido formal o factual?”.

Podcast del Encuentro

Charla:

Debate:

Video de la charla del Encuentro

Facebooktwittergoogle_plus
  • Roberto Aguirre Maturana

    Selecciono estos axiomas, por que son coherentes en el sistema

    Se podrían seleccionar axiomas acordes con el solipsismo, o el "cerebro en la cubeta" o con alguna hipótesis de simulación, o con el universo matemático de Max Tegmark, o con la idea de que somos un sueño de Brahma, o un contrafactual en la mente de YHWH, etc., etc., y estos también serían coherentes con el sistema. El que mis axiomas sean coherentes no hace menos arbitraria su elección.

    estas son producto de las relaciones de su sustrato material. Por decirlo, Las propiedades y procesos dependen del sustrato material.

    Pero eso significaría que en el momento en que se emula la relación con el sustrato, ya no es posible distinguir un sustrato real de uno emulado.

    El punto al que quiero llegar, y que usualmene encuentra oposición en quienes se encuentran a mi derecha dentro del espectro escéptico, es este: el supuesto de que existe una realidad material externa y objetiva (y que por cierto muchos creyentes se jactan de que se origina en su matriz cultural teista cristiana), es innecesario para la aplicación de las herramientas que nos proporciona la lógica, la razón o la ciencia para reconocer la regularidad, modelar y hacer predicciones referidas a aquello que, intersubjetivamente, percibimos  como una realidad objetiva.

  • ALEJANDRO SEBASTIAN HARO

     Sería interesante hablar del axioma de las paralelas y de la hipótesis del continuo.

  • "Pues entonces desde ese punto de vista la existencia de una realidad externa material es un presupuesto, no una conclusión demostrable."

    Es un Axioma, por tanto un supuesto, y los axiomas no se DEMUESTRAN. Se justifican por sus deducciones y por la emprima.

    No es posible demostrar NADA, a menos que partas de un sistema de axiomas coherentes en sus justificaciones. O si no caerías en un Ad finitum de principios. (veas trilema de munchausen).

    Selecciono estos axiomas, por que son coherentes en el sistema.

    "El problema que yo veo con esa línea de argumentación es que presupone que la percepción que tiene la mente de si misma es confiable, y que en consecuencia el sustrato o causa de su emergencia que se infiere de la percepción de sus propiedades también lo será."

    De hecho yo lo separo; No es lo mismo la percepción psicología de algo, a la existencia tal cual es de algo. De lo que hablo es de la existencia (independiente de la congnicion) de relaciones constantes e inequívocas (leyes). Como estas sean percibidas, es tema de discusión. Eso puedo sedero sin problemas. (recuerda que parto de un sujeto que tendría en principio acceso directo a las cosas, cosa que es cognitivamente falsa. Y de un sujeto que maneja toda la información del sistema, cosa que también es falsa) Pero el contractual, como es especulativo, aguanta todo eso.

    "Qué restricción teórica impediría emular directamente una mente con las mismas características de una mente que es una propiedad emergente originada desde un sustrato biológico?"

    En esto soy mas tajante: Si una Molecula (la que sea) Tiene ciertas propiedades, estas son producto de las relaciones de su sustrato material. Por decirlo, Las propiedades y procesos dependen del sustrato material.
    Por lo tanto que 2 elementos sean INDISTINGIBLES (ojo, indistinguible, es diferente de "IGUALES": se asume que todo es diferente en al menos una propiedad, y similar en amenos una también), no significa que sean lo mismo. Donde esta la diferencia? En las propiedades y el sustrato. Puede haber similitud en funciones. Un vaso de vidrio y uno de cristal, pero no serán lo mismo.

    Por eso hago énfasis en que soy pro IA débil (o sea que es posible imitar funciones mentales) pero no crear una como tal. Habran diferencias por que el sustrato no es el mismo.Saludos 😉

  • (al parecer se extravió un post)

    Roberto Aguirre Maturana dijo:

    Y Finalmente esta la Posibilidad Factual. Esta presume varios
    principios
    tambien, de caracter ontologicos. Por ejemplo:- Existen cosas, y estas
    son materia (es decir sujetas a cambio)Pues entonces desde ese punto de
    vista la existencia de una realidad externa material es un presupuesto,
    no una conclusión demostrable. Cualquier intento de justificar la
    existencia de una realidad externa respecto a las alternativas no será
    más que una petición de principio.
    No es posible crear un mundo
    identico al real, ya que no es lo mismo un cerebro en la cubeta, a un
    cerebro como parte de un sistema organico.Es un buen punto, al igual que
    lo que dices en otro comentario en relación a que igualdad de
    pensamiento implica igualdad de sustratos.El problema que yo veo con esa
    línea de argumentación es que presupone que la percepción que tiene la
    mente de si misma es confiable, y que en consecuencia el sustrato o
    causa de su emergencia que se infiere de la percepción de sus
    propiedades también lo será. La percepción de las propiedades que la
    mente percibe de si misma bien podrían ser una pista falsa que conduce a
    inferir que esta mente reside en un cuerpo físico e interactúa con una
    realidad material y objetiva, a pesar de que en realidad se trata de un
    cerebro en una cubeta. No se si me explico.También parece estar
    implícito el supuesto de que una propiedad emergente como la mente solo
    puede ser replicada si se replica el sustrato y las interacciones que
    dan origen a su emergencia; eso también me parece discutible. Qué
    restricción teórica impediría emular directamente una mente con las
    mismas características de una mente originada en un sustrato biológico? 

  • Roberto Aguirre Maturana

    Bah? desapareció mi último comentario…

    • Había sido catalogado como SPAM por el sistema de comentarios de DISQUS. Ahora fue liberado y esta a la vista.

      Saludos