“Los que no creen”: El día después del reportaje

Por | 28 septiembre, 2011

“Los que no creen”; mala cuña, buena oportunidad para exponer una idea…

Cualquier persona haciendo el zapping de rigor a eso de las 22:15 hrs., anoche 27 de Septiembre del 2011, seguramente se detuvo un segundo en MEGA (canal 9, televisión abierta chilena) y le despertó cierta curiosidad las imágenes apocalípticas que veía, mientras el periodista hablaba de fantasmas, marcianos, chupacabras, brujos y el temido fin del mundo – más de lo mismo – debe haber pensado la mayoría, y cambió de canal para no perderse la repetición de los goles.

Sin embargo algunos se quedaron pasmados al ver que luego aparecía un grupo de seres extrañamente “normales”, con la música de Los Magníficos de fondo, y con una sentencia pocas veces mencionada en televisión chilena: “ellos no creen en nada de esto” – WOW, esto sí que no lo había visto – debe haber dicho la señora en su casa.

Cuando MEGA se contactó con nosotros para realizar este reportaje, la idea principal era mostrar las agrupaciones más extrañas que existían en Chile. Luego de reunirse con nosotros se dieron cuenta que la organización era impresionante, y que podría resultar algo más interesante de lo que esperaban, al punto que terminamos acaparando la totalidad del tiempo disponible para el reportaje.

Al comienzo, como buenos escépticos, tuvimos dudas con la real implicancia de este reportaje y si sería un aporte al objetivo principal de nuestra asociación. Una vez visto el resultado final, puedo decir que fue una decisión acertada, ya que no solo dio a conocer a la AECH masivamente, sino que no nos mostró como los “lateros cerrados de mente” que ciertas personas dicen que somos, nos mostró como un grupo positivo, como un aporte a la sociedad. Lo anterior no lo digo pecando de soberbio, sino que basado en la enorme cantidad de agradecimientos y felicitaciones que hemos recibido desde la emisión del reportaje.

Algunas personas pudieron molestarse por el hecho de que “engañamos” (técnicamente fue Luchostein el responsable, así que para él van las demandas) a las personas con el truco de la pulserita y con las lecturas del tarot, aunque en la práctica despues del “experimento” se le explicó a cada persona que lo que había vivenciado o escuchado no era cierto, y el motivo por cual no lo era (cosa que lamentablemente no apareció en el reportaje final). Pero yo lo veo como una importante lección, seguramente esas mismas personas, y muy probablemente gran cantidad de televidentes, lo pensarán 2 veces al verse enfrentados a situaciones enigmáticas como ésta, aportamos con un granito de escepticismo en sus vidas, y de paso les hicimos un bien (quizás no para Omarcito Garate y Marko Zaror, sentimos quitarles clientela… NOT!).

Mi experiencia personal posterior al reportaje fue totalmente inesperada, llegué ésta mañana tarde al trabajo (para variar) y todos me miraban, cuando en mi escritorio encuentro un frasco de medicina Mapuche (pueblo originario sudamericano), siento risitas tapadas por ahí, hasta que un compañero no aguanta más y dice en voz alta: “el Espínola es tan escéptico que no cree en el reloj, por eso siempre llega tarde”, risas generalizadas y un mar de gente viniendo a mi oficina para hacerme un interrogatorio: “¿en serio no crees en nada?, ¿no crees en los ovnis?, ¿no crees en el fin del mundo?”, y el más osado: “¿no crees en Dios?”. Después de una suerte de revelación pública, la mayoría vuelve a sus puestos, mientras que otros se quedan intrigados y muestran mucho interés por la labor del grupo, hasta felicitaciones recibo.

Una reflexión final: luego de sobrevivir al día después del reportaje, me quedo con mucha esperanza hacia el futuro de nuestra asociación. Por un lado, porque no se va a acabar el mundo en el corto plazo y, por otro, porque hay más gente que se identifica con el pensamiento crítico de lo que yo creía. Mucha gente permanece callada ante la estupidez reinante, esperando identificarse con algo que los represente.

Y es para eso estamos nosotros: representar el pensamiento crítico y recibir a esas personas que creían estar solas en este país.

Nos queda mucho trabajo por delante para canalizar éste sentir, pero es un buen comienzo.


Referencias:

Actualización Mayo 2016:

El enlace originalmente publicado al sitio de Megavisión ya no funciona, incluso su dominio (megavision.cl) como tal no existe (ahora es “mega.cl”); existe una página bajo el dominio “ahoranoticias.cl” (propiedad de Mega) que menciona al reportaje pero no muestra el video. Por ello se enlaza directamente al video/copia de YouTube que tenemos de la época.

Facebooktwittergoogle_plus
  • Felicitaciones compañeros por este porotito mediático! fue un gusto verlos en acción y a Luis haciendo de tarotista! jaja

  • Adrian

    Excelente. No lo había visto. Felicidades.

  • Excelente. No lo había visto. Felicidades.

  • humanomaterial

    Creo que el gran problema de la nota fue que resumieran a la asociación en : “los que no creen en nada” con solo ver eso, solte una sonrisa sabiendo que se prestaría para malos entendidos. 

    Una persona que se diga escéptica y no este dispuesta a considerar nuevas ideas, esta en el mismo nivel que un dogmático. 

    En verdad me da lata el primer comentario al post . Pues se basa en una caricatura, en un estereotipo. Aquí nadie le ha construido monumentos a la ciencia, catedrales ni hecho sacrificios. La ciencia como el mejor modo de conocer no esta apernada a nuestro sistema de creencias como si lo estuvo por mucho tiempo la religión, es un conocimiento construido en comunidad siempre abierto a la critica., y hasta ahora nada se ha sabido de que maten a un cientifico o un cristiano por estar en desacuerdo con la revista Sciencie o que se yo. Lamentablemente, si se mato en nombre de Dios a muchas personas por pensar distinto.

    Saludos. 

  • humanomaterial

    “Me parece que lo que se necesita es un equilibrio exquisito entre  dos necesidades conflictivas: el mayor escrutinio escéptico de todas las hipótesis que se nos presentan, y al mismo tiempo una actitud muy abierta a las nuevas ideas. Obviamente, estas dos maneras de pensar están en cierta tensión. Pero si solo puedes ejercitar una de ellas, sea cual sea, tienes un grave problema.Si solo eres escéptico, entonces no te llegan nuevas ideas. Nunca aprendes nada nuevo. Te conviertes en un viejo cascarrabias convencido de que la estupidez gobierna el mundo. (Existen, por supuesto, muchos datos que te apoyan.) Pero de vez en cuando, quizá uno entre cien casos, una nueva idea resulta estar en lo cierto, ser valida y maravillosa. Si tienes demasiado arraigado el habito de ser escéptico en todo, vas a pasarla por alto o tomarla a mal, y en ningún caso estarás en la vía del entendimiento y del progreso.Por otra parte, si eres receptivo hasta el punto de la mera credulidad y no tienes una pizca de sentido del escepticismo, entonces no puedes distinguir las ideas útiles de las inútiles. Si todas las ideas tienen igual validez, estas perdido, porque entonces, me parece, ninguna idea tiene validez alguna. Algunas ideas son mejores que otras. El mecanismo para distinguirlas es una herramienta esencial para tratar con el mundo y especialmente para tratar con el futuro.Y es precisamente la mezcla de estas dos maneras de pensar el motivo central del éxito de la ciencia ”  La carga del escepticismoCarl Sagan1987

  • humanomaterial

    Creo que el gran problema de la nota fue que resumieran a la asociación en : "los que no creen en nada" con solo ver eso, solte una sonrisa sabiendo que se prestaría para malos entendidos. 

    Una persona que se diga escéptica y no este dispuesta a considerar nuevas ideas, esta en el mismo nivel que un dogmático. 

    En verdad me da lata el primer comentario al post . Pues se basa en una caricatura, en un estereotipo. Aquí nadie le ha construido monumentos a la ciencia, catedrales ni hecho sacrificios. La ciencia como el mejor modo de conocer no esta apernada a nuestro sistema de creencias como si lo estuvo por mucho tiempo la religión, es un conocimiento construido en comunidad siempre abierto a la critica., y hasta ahora nada se ha sabido de que maten a un cientifico o un cristiano por estar en desacuerdo con la revista Sciencie o que se yo. Lamentablemente, si se mato en nombre de Dios a muchas personas por pensar distinto.

    Saludos. 

  • humanomaterial

    "Me parece que lo que se necesita es un equilibrio exquisito entre  dos necesidades conflictivas: el mayor escrutinio escéptico de todas las hipótesis que se nos presentan, y al mismo tiempo una actitud muy abierta a las nuevas ideas. Obviamente, estas dos maneras de pensar están en cierta tensión. Pero si solo puedes ejercitar una de ellas, sea cual sea, tienes un grave problema.Si solo eres escéptico, entonces no te llegan nuevas ideas. Nunca aprendes nada nuevo. Te conviertes en un viejo cascarrabias convencido de que la estupidez gobierna el mundo. (Existen, por supuesto, muchos datos que te apoyan.) Pero de vez en cuando, quizá uno entre cien casos, una nueva idea resulta estar en lo cierto, ser valida y maravillosa. Si tienes demasiado arraigado el habito de ser escéptico en todo, vas a pasarla por alto o tomarla a mal, y en ningún caso estarás en la vía del entendimiento y del progreso.Por otra parte, si eres receptivo hasta el punto de la mera credulidad y no tienes una pizca de sentido del escepticismo, entonces no puedes distinguir las ideas útiles de las inútiles. Si todas las ideas tienen igual validez, estas perdido, porque entonces, me parece, ninguna idea tiene validez alguna. Algunas ideas son mejores que otras. El mecanismo para distinguirlas es una herramienta esencial para tratar con el mundo y especialmente para tratar con el futuro.Y es precisamente la mezcla de estas dos maneras de pensar el motivo central del éxito de la ciencia "  La carga del escepticismoCarl Sagan1987

  • jubeca

    He aquí un edificante ejemplo de escepticismo en ciencia.
    Es parte de un reportaje al actual premio Nobel de Física,Saul Perlmutter, sobre la teoría de expansión del Universo:

    “La cadena de análisis fue tan larga que al principio éramos reacios a
    creer nuestros propios resultados” pero “cuanto más los analizábamos,
    más presentes estaban”.

    Saludos