Las “milagrosas” flores de Bach

por | 10 agosto, 2011

Flores de BachPor Fidel Pezó Orellana

Técnicamente las flores de Bach son esencias naturales que se usan para el tratamiento de distintas situaciones emocionales.

En la década de 1930, Eduard Bach “descubrió” estos preparados naturales no farmacológicos, símil homeopáticos.

Su elaboración se basa en la cocción o maceración de flores maduras y brandy (se usa como conservante). Es una solución hidroalcohólica en proporción 1:144 (jugo de flores/brandy) sin principios farmacológicos activos (no es un medicamento) y no posee acción biológica o fisiológica.

Según el Dr. Bach el uso de las flores de Bach tiene como finalidad aliviar los desequilibrios sicoemocionales y de carácter para influir o prevenir padecimientos físicos y/o síquicos (enfermedades). Es decir, se basa en su HIPOTESIS de que las enfermedades son consecuencias de trastornos o desequilibrios emocionales o mentales producto de un conflicto ALMA-PERSONALIDAD (concepción mística sobre salud enfermedad).

La terapia de flores de Bach es clasificada como una variante de las terapias medicas alternativas o como una variante de la homeopatía (para que se pueda vender se considera en este estatus). Ningún país les tiene reglamentadas, ni les considera oficialmente como terapia (excepto Chile).

Los efectos terapéuticos son discutibles. Hay estudios clínicos controlados (Armstrong y Ernst, 1999; Walach, 2001; Pintov, 2005) y sometidos a estándares científicos (Ernst, 2000) en que se dictaminó la limitada (nula) efectividad terapéutica (como la homeopatía) colocando las esencias florales a la altura de un mero placebo y se refutan las efectos específicos.

Además, los químicos-farmacéuticos serios discuten su elaboración y mecanismos de acción a vistas de la inexistencia de principios activos de los vegetales (se insiste que no es fitoterapia).

En consecuencia se advierte sobre el riesgo para la salud de usar este tipo de terapia –sin aval científico- aunque siempre hay seguidores y detractores.

Como racionalista y en vista de mi experiencia como profesor de educación básica, he visto a niños con diferentes alteraciones (hiperkinesis, déficit atencional, inquietos u otros eufemismos) en los cuales se ha pasado del tratamiento tradicional de medicamentos como Ritalin o Aradix Retard a las milagrosas esencias de flores de Bach y los resultados según la observación directa es un total fracaso. Los niños no solo vuelven a un estado alterado sino que retroceden en lo académico. Mi opinión es que lejos de concebirlas como una terapia, es una estafa (lucrativa).

Las flores de Bach contradicen todo el conocimiento racional, lógico y científico porque interpreta los fenómenos como manifestación de lo espiritual. Recuerden que no es efectiva por sus esencias florales, sino por las “buenas vibraciones” del preparado.

Linkografía:

1) Enlaces a evidencia:


2) Enlaces florales:

Noticias misticósmicas relacionadas:

 

Fidel Pezó Orellana