En busca de ET… aún.

Por | 20 marzo, 2011

Hace unos días, medios de todo el mundo se hicieron eco de un supuesto hallazgo por parte del Dr. Richard Hoover, un científico de la NASA: el descubrimiento de vida ET en un meteorito. Dada su trascendencia, muchos periodistas la divulgaron como pan caliente, sin tomarse mucho tiempo para contrastar su veracidad. Porque a primera vista parece digna de crédito, además de citar a una publicación especializada, el “Journal of Cosmology”.

La realidad es que, en ciencia existen diversos estándares a cumplir para que una investigación tenga cabida en una publicación de prestigio, como ‘Science’ o ‘Nature’, aunque también entran a jugar otros modelos con menor impacto, donde se cuentan los “Journals”. Pero a diferencia del “Astrophysical Journal” o el “Journal of Medicine”, el “Journal of Cosmology” es visiblemente una publicación sospechosa, partiendo por el aspecto de su sitio web, la ausencia de identificadores en sus artículos (ISBN u homólogos) y de versión impresa. Además, Hoover es un ingeniero cuyos anuncios sobre vida ET en un meteorito se remontan a 1997 y 2007, ocasiones en que la NASA no apoyó sus conclusiones, ya que su metodología no fue precisamente seria. Las características de los meteoritos hallados dejan entrever altas posibilidades de contaminación, así como la prosa del ‘paper’ realiza afirmaciones sobre supuestos procesos biológicos, aún cuando su análisis no reviste evidencias concluyentes.

Por otra parte, hurgando el origen de la publicación, ocurre que el “Journal of Cosmology” lo conforman un puñado de académicos que aceptan abiertamente la hipótesis de la Panspermia, la cual dice que la vida en la Tierra se originó con bacterias provenientes del espacio exterior. Con la consiguiente falta de crítica que ello implica, el trabajo de Hoover se aceptó sin mayores filtros; y es por ello que una revelación de esta magnitud no tuvo cabida en Science, Nature, o en la propia NASA, que nuevamente no apoyó la investigación.

La conclusión final, no es tanto que existan investigaciones pseudocientíficas por ahí, sino que la prensa requiere mayor escepticismo ante afirmaciones extraordinarias, que requieren evidencias extraordinarias -parafraseando a Carl Sagan-. Y también es un llamado a que la prensa rectifique sus errores, ya que si bien varios científicos se apresuraron en desmentir este asunto, esto tuvo poca repercusión en los medios. Ciertamente una buena historia vende, pero la verdad es una venta mucho más digna.

*Artículo original publicado en el Suplemento 7 Días del diario “El Mercurio de Antofagasta” del domingo 13 de marzo de 2011 (p.61)

Facebooktwittergoogle_plus
  • de hecho es asi, pedro. si son bacterias extraterrestres, se dio un gran paso en un area de la ciencia. si no es asi, al menos, como dije, la gente sabe q existe la astrobiologia y lo q se hace en ese ambito. como sea, una piscola nunca esta de mas.

    mi critica al articulo ya la hice, y tu leiste mis comentarios. si es efectivo q cientificos estan refutando el hallazgo, el articulo deberia exponer esa informacion en vez de simplemente cuestionar la seriedad del journal. si refutan el hallazgo y el journal se va a la cresta, el articulo = debio invalidar el hallazgo mismo si ya existian las refutaciones. salu2

  • @Benjamín
    Acabo de releer con cuidado el artículo de Farid y creo que, en tanto artículo periodístico-publicitario, está bastante bien.

    Periodístico: El mismo lo reconoce, fue escrito para un diario, con todas las limitaciones que eso implica.
    Publicitario: promueve el escepticismo. Si alguien duda de lo que díce Farid, ahí está el artículo original para juzgar por sí mismo y las críticas (y también elogios) que se le han hecho en extenso.

    Saludos,

  • Entonces excelente que pienses así, Benjamín. Si después de todo resultan Bacterias Extraterrestres, lo celebramos con un Whisky pero si no, igual nos tomamos un vinito en memoria del "Journal of Cosmology" que ya se fue a pique, según entiendo.

  • pedro, creeme q no tengo expectativas de q el hallazgo sea real, salvo q seria un descubrimiento importante, pero mi vida no se veria afectada por el. si tu dices q se ha refutado entonces bien, voy a seguir los links pa seguir la revision. y si es cierto q lo refutan bien tb. pero mis criticas fueron bastante claras y fueron a este articulo de farid en particular. no puedes esperar q deba investigar por mi cuenta para parchar q el articulo de farid no da ninguna refutacion al hallazgo, pero eso no le impide desprestigiarlo mediante tacticas periodistico-publicitarias sin mencionar siquiera q haya sido refutado por un cientifico.

  • @Pedro Estoy 99% de acuerdo con lo que dices. El punto en el que discrepo es que el artículo no debiera publicarse.

    El problema, según lo veo, no es que el artículo se publique, sino que se publique incompleto y con faltra de fuentes y sin consultar fuentes más serias y fidedignas.

    Pero si lo publicas en un tono de que ese científico dice haber encontrado tal bacteria, pero la comunidad cientifica sigue esceptica hasta que entregue evidencias más sólidas es un articulo muy bueno q da cuenta de lo que pasa realmente…

  • Creo que el artículo de Farid está en un nivel de argumentación claramente superior al del artículo en cuestión, sobretodo cuando dice “en ciencia existen diversos estándares a cumplir para que una investigación tenga cabida en una publicación de prestigio”
    No por capricho sino por un tema de fondo: El Método. El método lo es todo en ciencia experimental y un Peer Review generalmente se concentra en analizar el método empleado, pues tratar de reproducir el resultado generalmente está fuera de las posibilidades del revisor. Si el método es dudoso, no pasa los estándares citados y no debiera publicarse. Aun así se comenten errores, como en el reciente caso de las “bacterias arsenicales”, publicado en Science y denunciado entre otros por la mismísima Rosie Redfield de uno de los artículos a los que apunta Farid (http://tinyurl.com/672ascj). Vale la pena leerlo, aunque sea dándole patadas al inglés. Lo mismo el otro link y el de Fractálica, pues dan la oportunidad de aprender algo sobre cómo se hace ciencia (para los legos, como yo).

    En este caso, la Rosie Redfield mencionada es una investigadora calificada, por lo que la revisión que ella hizo constituye un peer review (o quizás más bien un arbitraje) demoledor, de modo que lo que están esperando Benjamín y lostinpacex parece ser revisiones que sean positivas. Hummm, cuidado. Por lo menos lean también las otras.

    Años atrás, se aseguraba que la Talidomida era segura para las embarazadas basándose en un estudio hecho sobre monos, perros y conejos, con varios otros vicios de metodología. ¿Hubiera sido prudente darle una revisión desfavorable? Claro que sí, de haber sido más escépticas las autoridades alemanas, se habría evitado una tragedia con miles de víctimas.

    En casos como ése y en el del artículo en cuestión, el costo de rechazar la hipótesis siendo cierta es mucho menor que el de aceptarla siendo falsa.

    Saludos,

  • @Benjamín y lostinspacex
    Permítanme una crítica constructiva. Al leer sus opiniones quedo con la impresión de que ustedes están demasiado interesados en que el resultado de la investigación resulte cierto y que se trate en efecto de Bacterias Extraterrestres. Un deseo como ese casi no deja espacio para el escepticismo y uno se desliza directo hacia encerrarse en sesgos como solamente tomar en cuenta las evidencias (o pseudo evidencias) confirmatorias y despreciar las que la contradicen.
    Gracias a eso, hay todavía gente que está convencida de que la tierra es plana!