¡Vaya timo! ¡En Chile puedes encontrar la colección de libros escépticos de Laetoli!

por | 17 junio, 2014

La Editorial Laetoli de España tiene entre sus objetivos la edición de libros que fomenten la divulgación científica, el pensamiento crítico y la reivindicación de la Ilustración. Para ello, dentro de otras, creó la colección ¡Vaya timo!, en donde reputados autores se avocan a la refutación y desmitificación de pseudociencias.

La noticia es que los nuevos títulos de esta colección, la cual cuenta con docenas, llegaron a Chile. Así que, para conocer un poco más esta gran colección de libros, entrevistamos al fundador de la propia Editorial Laetoli, Serafín Senosiáin, quien habló en exclusiva para AECH:

1- ¿ Qué les motivó a editar y crear la colección ¡Vaya timo!, a ti y a tus colaboradores?

Bueno, primero que nada, un gran saludo a vuestra asociación en Chile. La primera colección de Laetoli fue “Las dos culturas”, una colección de divulgación científica. Empezamos con la “Historia de un átomo”, de Lawrence Krauss, un libro maravilloso. En esta colección llevamos ya 23 títulos, que se pueden ver en nuestra web.

Desde el momento de poner en marcha Laetoli quise publicar una colección de libros accesibles, atractivos, dirigidos a gente joven (de ahí el diseño de las portadas, tan llamativo, incluso chocante, o la coletilla tan desenfadada, ¡Vaya timo!, que molesta a algunos), pero que los pudiera leer cualquiera, acerca de esos supuestos conocimientos que no son tales, esas supuestas pseudociencias que son solo supercherías, estafas, banalidades, leyendas o simples tonterías. Una colección de libros escépticos que ofrecí coeditar a ARP-SAPC (Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico) y cuya dirección lleva Javier Armentia, director de esa organización en aquel momento. Desde el principio la colección entroncó con el movimiento escéptico y sigue ahí.

La idea era hacer divulgación científica de otra manera. El motivo fue en, este sentido, también pedagógico. Y cuando veo que un libro como el del “Creacionismo” es de lectura en muchos institutos de educación Secundaria, pienso que ese objetivo, aunque sea en una pequeña parte, se ha conseguido.

2- ¿Cómo ha sido la recepción del público ante estos títulos tan controversiales y polémicos desde que inició la colección?

Los libros tuvieron muy buena acogida entre la crítica. Entre el público, curiosamente (contra lo que creíamos) han funcionado mucho mejor los temas “duros” (incluso libros que, por su estilo, se apartan bastante de la línea de la colección, como “La religión, ¡vaya timo!”, de Gonzalo Puente Ojea, o “Las pseudociencias, ¡vaya timo!”, de Mario Bunge) que los temas, digamos, “blandos” o “light” (vampiros, brujas, abducciones, etc.). Desde luego, es la colección más conocida de Laetoli.

3- ¿Sirve de algo ser escéptico o crítico en un mundo tan lleno de supercherías?

No es cuestión solo de que sirva o no. Es una cuestión de coherencia con nosotros mismos, casi diría que de dignidad, de vivir de pie en el mundo, de aceptar que como seres humanos tenemos el instrumento básico de la razón y que gracias a ella queremos conocer el mundo tal cómo es y no cómo ciertos charlatanes nos dicen que es.

4- ¿Qué opinan de la promoción de las pseudociencias en los medios de comunicación?

Es penoso. Lo cierto es que la mayor parte de los periódicos son penosos, y la mayoría de las cadenas de televisión también. Es el circo del “pan y circo” de los romanos. En este sentido, cumplen una función similar a los cientos de programas deportivos, sobre todo de fútbol: entontecer a la población en general. Que no piense, que no critique, que asuma que lo más importante de la semana es que el partido X gane al Y. Y si tienen algún problema, que llamen a una echadora de cartas o adivina, como en la Roma antigua. Pronto veremos adivinos que leen el futuro en las vísceras de algún pollo descuartizado frente a las cámaras… La clave está en la educación, en una buena educación científica. Cuanta más ciencia, menos pseudociencias. Cuanta más educación, menos supersticiones.

5- ¿ Cuál es el título de la colección que más te ha gustado?

Esto es como preguntar a un niño si quiere más a papá o a mamá… No puedo responder a esta pregunta… Creo que todos los libros de la colección son valiosos, unos más, otros menos, según sean también los intereses de cada uno y en cada momento. Quiero creer que todos juntos (más los que vendrán) forman, incluso en extensión, una especie de “Enciclopedia” contra la superstición y en favor de la razón y la ciencia. En definitiva, son una continuación del proyecto ilustrado. Quisiera creer que, en cierta forma, estos libros son herederos de otra colección de Laetoli, “Los ilustrados”, que recomiendo encarecidamente a los lectores de esta entrevista.

6- ¿Qué te gustaría que pasara con la colección en el futuro?

Me gustaría que siguiera creciendo, no indefinidamente, porque no tiene sentido, pero sí al menos hasta los 50 títulos (o, quién sabe, quizá hasta los 100). El próximo título será “Las razas humanas, ¡vaya timo!”, de Gabriel Andrade, uno de los autores clave de la colección. Un libro que tenía muchas ganas de publicar porque en él vemos cómo una falsa idea (las razas humanas), un “timo”, algo que se da por hecho entre muchísimas personas, ha sido el origen de las ideas modernas sobre el racismo, una de las mayores pestes de las últimas décadas.

7- Y, por último, ¿qué mensaje te gustaría trasmitir a los escépticos chilenos y latinos en general?

Me gustaría pedir a los escépticos chilenos que sintieran como suya una colección como esta, que es la única colección activamente escéptica en español. Que se acuerden de ella cuando tengan que regalar algún libro en un cumpleaños o unas fiestas. Que la pidan en las librerías que visitan y la comenten a los libreros para que la tengan en las librerías. Que la recomienden en las bibliotecas que utilizan. Y que la comenten a otras personas, tanto de sus mismas ideas como opuestas a ellas.

PD: No te quepa duda, Serafín, que esta colección ya llegó al corazón de muchos de nosotros, por eso te enviados desde la Asociación de Escéptica de Chile, un gran abrazo fraterno para estimular esta iniciativa, deseando que sean muchos más los títulos que emerjan y se plasmen en todos los libros de la colección ¡Vaya Timo! en el futuro.

Ps. Crystian Sánchez
Presidente Asociación Escéptica de Chile

Enlaces