La ciencia no ha dicho que los transgénicos sean peligrosos. Y si la ciencia no lo dice…

por | 3 septiembre, 2013
Imagen de Syngenta México 2013

De todas las afirmaciones extravagantes que he escuchado últimamente, una de las que más me llama la atención es la que afirma que los transgénicos son peligrosos. ¡¿Peligrosos?! ¡Pero si no hay ningún estudio científico serio en el mundo que lo diga! ¡Ninguno! Y no solo me llama la atención, si no también me preocupa. Me preocupa porque encuentro que ha logrado alcanzar una alta aceptación en la ciudadanía (no poca gente sigue las páginas de Facebook “Chile sin transgénicos” y “Yo no quiero transgénicos en Chile”) y porque existen candidatos a la presidencia que están de acuerdo con ella.

Pero esto no me sorprende. A mi parecer, este tipo de afirmaciones proliferan cuando hay ignorancia y desinformación y no me cabe duda que sobre este tema lo hay. Sin embargo, hay que ser justos. No es culpa de la gente, la culpa la tienen los encargados de fomentar la educación (el MINEDUC en nuestro país) y de seguro en nuestro sistema educativo no se trata el tema. De enseñarse la visión científica que hay sobre los transgénicos, no me cabe duda que la difusión y aceptación de su supuesta peligrosidad sería mucho más baja. Por lo menos eso ha sucedido con otras afirmaciones muy parecidas. Por ejemplo, como con las que dicen que el VIH no existe o que la Tierra es hueca. Estas afirmaciones no han podido salir del submundo, de las tinieblas, del mundo de donde los difusores de las teorías de conspiración, como Juan Andrés Salfate, César Parra o Pedro Gaete, sacan sus “verdades” para difundir, pues la población conoce la parte científica de los temas. No digamos ¡qué bruto que la conoce!, pero existe el suficiente conocimiento como para no aceptar cualquier cabeza de pescado que se diga.

Pero, ¿qué es un transgénico? Un transgénico es organismo que posee genes de otra especie y es creado a través de ingeniería genética. Se han creado en diferentes ámbitos, como en la alimentación, en la medicina, en la cría de animales, en el control de plagas, etc., y por supuesto que alguno de ellos podría resultar ser peligroso para nuestra salud, pero esto no significa que todo lo transgénico sea peligroso. ¿Es que acaso si un organismo natural resulta ser peligroso para nuestra salud (y los hay), todo lo natural tiene que ser catalogado de peligroso? Aquí entra en el juego la política, ya que de aparecer un producto dañino para nuestra salud, este se terminará regulando, tal como lo que sucede con el cigarrillo y las bebidas alcohólicas, o se terminará prohibiendo, como lo que sucede con la cocaína. Pero como los transgénicos no son intrínsicamente dañinos, su regulación o prohibición debería pasar por otros motivos.

Existen un montón de mitos en torno a los transgénicos: “Que no se encuentran debidamente estudiados”, “que le han causado daños a la salud a muchas personas”, “que aumentan la resistencia a los antibióticos”, “que no aportan ventajas medioambientales”, pero no me voy a poner a desmitificarlos. No es necesario. Mejor ingresen al sitio web de la asociación sin fines de lucro ChileBIO (asociación “dedicada a informar y educar sobre Biotecnología Agrícola“) y descárguense el PDF que hay ahí, llamado “Mitos y realidades”, y podrán leer la realidad de estos mitos y de otros muchos más.

Marcel Claude hablando de transgénicos y agricultura orgánica

Y con mayor razón deberían ingresar a esa página los candidatos presidenciales Alfredo Sfeir y Marcel Claude, para que no siguieran haciendo el loco en sus apariciones mediáticas. El primero, por ejemplo, marchando por un país libre de transgénicos [webcitation] (porque dañan la agricultura y nuestra salud) y, el segundo, por ejemplo, diciendo que “podrían” ser peligrosos (porque no sabemos sus consecuencias en nuestra salud). No, pues. Esas cosas se dicen con estudio en mano; no se argumenta con mitos. ¿O es que quieren llegar a la presidencia para hacernos retroceder quién sabe hasta qué época? ¿La Edad Media? No, pues. La ciencia es la manera de pensar que nos está sacando de la oscuridad de la ignorancia y la superstición y, hasta el momento, ella no ha dicho que los transgénicos sean peligrosos. Y si la ciencia no lo dice… Al contrario, solo en el ámbito de la alimentación, “más de 600 publicaciones científicas avalan la seguridad e inocuidad de los alimentos derivados de los cultivos transgénicos”.

Alfredo Sfeir en marcha por un Chile libre de transgénicos.
Imagen de unarazonparavotar.cl

Enlaces relacionados

Enlaces de interés