Felices y Forrados: viendo las dos caras de la moneda

por | 26 agosto, 2013
Las dos caras de la moneda. Imagen de mprende.es

Hace algunos meses estalló la polémica entre la empresa “Felices y Forrados” (F&F;) y la Superintendencia de Pensiones (SP), por la acusación de la última respecto de que F&F;, en base a sus avisos de cambios de fondos de AFP para sus clientes, había hecho “perder dinero” a “la mayoría” de sus clientes.

El 17 de junio de 2013, en el blog de AECH publicamos un artículo donde la pregunta a responder fue: “¿qué tan efectivas han terminado siendo las alertas de F&F;?”, en especial porque la SP, en una nota técnica publicada, anunciaba que, de los 10 avisos de F&F; a esa fecha,  sólo quienes habían seguido sus recomendaciones desde el primer aviso, ganaban, pero todo el resto de los clientes de F&F; que habían comenzado a utilizar su servicios de avisos a partir del segundo aviso, habían tenido peores ganancias que las que hubieran obtenido de haberse quedado en el fondo A, o aún peores ganancias que el haberse quedado todo el tiempo en el Fondo E.
Nuestro análisis emuló la metodología de la SP, pero no usando un valor cuota genérico, sino el valor cuota de la AFP Hábitat, y simulamos qué hubiera ocurrido para diferentes afiliados que hubieran comenzado a usar F&F; para cada uno de los avisos. El detalle de la metodología usada está en nuestro artículo anterior. Usando los valores cuota hasta el día 12 de junio, nuestra tabla de resultados fue ésta:

 

En base a ese resultado, nuestra conclusión fue que, efectivamente, los usuarios de F&F; que partieron en el primer aviso habían ganado más que el sistema de AFP por si sólo (quedándose en un único fondo), siendo la afirmación que más frecuentemente hace hasta el día de hoy F&F; pero, también es cierto que hay grupos de usuarios de F&F; que, siguiendo recomendaciones de cambio a partir del segundo aviso en adelante, hasta la fecha de nuestro primer artículo, efectivamente habían visto afectada su rentabilidad en forma negativa, es decir que, al seguir las recomendaciones de F&F;, la rentabilidad de sus fondos era menor que el que habrían obtenido de haberse quedado todo el tiempo en el Fondo A o el Fondo E. Esto era particularmente cierto para los clientes que entraron al sistema a partir de los avisos 5 al 9, que era (en parte) el argumento de la SP: ¿eso daba cuenta de “la mayoría” o “el 99%” de los clientes de F&F;? Probablemente no, pero la existencia de potenciales clientes de F&F; en esos escenarios negativos quedó definitivamente claro, en nuestra opinión.
Después de nuestro análisis en ese artículo, ha pasado el tiempo, las bolsas han cambiado sus valores, las inversiones de las AFP también han fluctuado, y podemos repetir en análisis, pero tomando en cuenta los valores cuota hasta el 31 de julio de 2013, con la misma metodología del primer análisis. El resultado luce así:

 

Lo que se observa es una mejoría de los resultados a favor de F&F;, aunque la estructura general de los resultados se mantiene. Los usuarios de los primeros avisos ganan más que el sistema (Fondos A y E), mientras que los usuarios que partieron entre los avisos 5 y 9 siguen ganando menos que alguno de los dos fondos (A o E), y los usuarios que partieron con F&F; en los avisos 6, 7 y 8 hasta ahora, han perdido dinero (bajo la lógica de costo de oportunidad) con la estrategia de F&F.; En ese sentido, las conclusiones originales de nuestra pregunta inicial y de nuestro artículo anterior se mantienen.

Ahora, hay ciertos patrones interesantes en las diferencias entre ambos análisis: Una de ellas es que algunos de los grupos que en el primer análisis tenían resultados intermedios (ganaban con F&F; más que el más malo de los fondos, pero menos que el mejor de los fondos), como los grupos 2 y 3, ahora tienen resultados mejores que ambos fondos. También el grupo 9 tiene cambios: antes era peor que ambos fondos, pero ahora está en un resultado intermedio. ¿Por qué? Porque, dado los cambios de los valores de los fondos desde el primer análisis hasta ahora, en las últimas semanas ha habido un fuerte repunte del Fondo A, por lo que con el último aviso de cambio del Fondo E al Fondo A hecho por F&F; el 17 de julio, los usuarios de F&F; han recuperado terreno. Pero como todas las cosas, nada asegura que el Fondo A (donde deberían estar los usuarios de F&F; según sus recomendaciones) pueda caer a futuro y que el aviso de F&F; de volver al Fondo E sea suficientemente oportuno para evitar que tales “ganancias” no se esfumen.
Un segundo hito en este tema ocurrió el 24 de julio de 2013: Gino Lorenzini, dueño y fundador de Felices y Forrados, nos dejó un largo comentario diciendo que “deberíamos haber contado todas las caras de la moneda”,  contraargumentando varios “detalles [que la AECH omitió]” en 15 puntos. Como esta es una respuesta más que relevante y no un simple comentario más de nuestro blog, consideré que no tenía sentido sólo responder en un comentario que pasaría desapercibido, y me pareció mejor dar la misma publicidad y difusión a la respuesta del Sr. Lorenzini, y ésa es la principal razón de este artículo de actualización.
Ahora, los 15 puntos del Sr. Lorenzini son interesantes de analizar por sí mismos, así que para cada punto puedo dar una respuesta o análisis de relevancia. En el fondo: ¿son esos 15 puntos una refutación a nuestras conclusiones? Veámoslo a continuación [Nota: errores en las cita provienen del comentario original]:

Estimado: soy el dueño de F&F;, mi nombre es Gino Lorenzini.
Primero que todo se agradece el esfuerzo de realizar un reportaje objetivo, pero como nos enseña el libro DESINFORMACIÓN, deberías haber contado con todas las caras de la moneda, y creo que en tu afán de conseguir tu hipotesis, omitiste o realizaste disonancia cognitiva con muchos “detalles” que contraargumentaré en los siguientes puntos:

Primero que nada, le agradezco por valorar el esfuerzo. Ahora, el libro de Pascual Serrano “Desinformación: cómo los medios ocultan el mundo”, que personalmente no he leído, según sus comentarios habla de cómo los “medios” desinforman a la gente. La AECH no es un “medio de comunicación” estrictamente hablando y, si bien tenemos una agenda propia dada nuestra forma “escéptica” de pensar, no estamos financiados por terceros ni intentamos “manipular” a la opinión pública hacia alguna dirección. ¿Significa eso que omitimos cosas importantes o sufrimos una “disonancia cognitiva”? Veamos qué resulta tras revisar los 15 puntos que expone:

1) Nosotros no realizamos markettiming. Ese es un invento de la Super de pensiones. Además la definición de markettiming es comprar y vender acciones, si tomamos al detalle, todo inversionista que compra o vende, sea en 1 semana o cada 10 años realiza markettiming, todos realizan markettiming según la definición.
Y todos vivimos en el espacio tiempo, así que es inevitable que el “tiempo” esté involucrado en toda operación económica: compramos (o invertimos) antes, vendemos (o recuperamos la inversión después). 

Pero eso no significa que toda operación que sea “comprar y vender acciones” sea market timing. Me temo que esa definición es una sobre simplificación grosera, lo cual me deja bastante perplejo viniendo de su parte; decir que “toda inversión es market timing” es lamentablemente un hombre de paja.
Cuando alguien invierte en una empresa comprando acciones, puede hacerlo a un plazo fijo: hoy alguien decide comprar acciones porque la empresa propietaria de ellas renta bien. Así, ese inversionista puede ganar a partir de las utilidades (resultados) de la empresa y además, si la empresa es sana y exitosa, el valor de la acción sube. Pero esa inversión (la decisión de comprar y vender) no tiene por qué estar sujeta a los vaivenes del mercado; es perfectamente posible que el plazo de inversión sea de antemano fijado por el inversionista, por ejemplo, comprar y mantener acciones de una compañía durante 10 años para venderlas al final de ese plazo, sin necesidad de estar leyendo y revisando estadísticas financieras a diario para saber si “tiene que vender hoy” esas acciones para tener ganancia. Una inversión así no es “Markettiming”, y eso echa por tierra la definición simplista presentada.
Entonces, ¿qué es markettiming? Una definición interesante está en la página Investopedia (en inglés) que define “Markettiming” como:

“1. El acto de intentar predecir la dirección futura del mercado, típicamente a partir del uso de indicadores técnicos o datos económicos.
2. La práctica de cambiar entre diferentes clases de activos de fondos de inversión en un intento de obtener ganancias a partir de los cambios en su perspectiva de mercado.”

Según estas definiciones, hay dos puntos clave que hacen que una inversión sea markettiming: tiene que haber un interés en analizar indicadores económicos para pronosticar la dirección del mercado, es decir, lograr determinar de antemano cuándo cierto(s) activo(s) financiero(s) va(n) a bajar o subir y, lo segundo, es que en base a esos indicadores se decide el momento en que se debe cambiar entre tipos de activos, vendiendo los activos de un tipo de inversión para comprar otro tipo de activo.
¿Es eso lo que hace o promueve F&F;? Dado que declara que F&F; usa un modelo (modificado) de la teoría de Markowitz (en el punto 12 de sus comentarios), que analiza la volatilidad de un portafolio de inversión (indicador económico) -primer punto de la definición de “Markettiming”- y, a partir de eso, el modelo de F&F; indica cuándo es el momento correcto de vender el Fondo A para comprar Fondo E (o viceversa) para maximizar la rentabilidad -segundo punto de la definición de “Markettiming”-, podemos, por ese motivo, afirmar que la forma de operar de F&F;, si es que no es directamente “Markettiming”, al menos tiene un parecido sorprendente con aquella definición.
En conclusión, no es cierto que toda inversión sea MarketTiming y, lo que hace F&F;, es equivalente a las definiciones de MarketTiming, así que en este punto no veo en sus palabras una refutación a lo dicho en nuestro artículo.
Y nótese que “MarketTiming” no es un término peyorativo; un modelo “predictivo” confiable puede ser extremadamente exitoso. El punto es poder mostrar o demostrar que lo es en base a los resultados que entrega.

2) En el estudio de “eficaciafyf.blogspot.com” queda claro que la estrategia de F&F; obtuvo menor riesgo y mayor retorno que su costo de oportunidad, es decir el fondo A, y obtuvo mayor rentabilidad que el fondo E. Ese estudio no incluye la pérdida del -4% del fondo A del mes de junio.

¿Se refiere a la conclusión de Aleph0 que indica que …?
“La estrategia de FyF v/s fondo A: Para el total del período FyF tiene el triple de rentabilidad que el fondo A con la mitad de volatilidad que el fondo A. Es decir, muy bien.”
En el mismo informe de Aleph0, inmediatamente a continuación de esa conclusión se indica que:
 
Sin embargo, los resultados de FyF no son consistentes en el tiempo: sólo el 37% de las veces FyF es igual o mejor que el fondo A, ese  dato arruina toda la consistencia del sistema. Veredicto: empate.”
Y finalmente, Aleph0 concluye que:
“Hasta el momento, FyF no ha sido un sistema predictivo infalible (como se promocionaba) y tampoco ha sido consistente en el tiempo. Pero tampoco es un sistema que vaya a perjudicar al 99% de sus clientes (como lo insinúa la autoridad).”
Esa conclusión de Aleph0 es compatible con lo que concluimos en nuestro artículo también: el modelo de F&F; no es infalible, y no es consistente en cuanto a que hasta ahora no todos los participantes del modelo de F&F; ganan.

“3) Señalizas que F&F; tiene fin de lucro. Efectivamente, dentro del marco jurídico actual, no somos una ONG.(hoy no existe una sociedad que exprese directamente maximizar bien común, por ende la alternativa es una SPA con fin de lucro, pero como marco legal, no como marco moral.) Pero tampoco maximizamos precio ni maximizamos utilidades (que es un fin de lucro), sino maximizamos el bien común de los fondos de pensiones. Por algo tienes 3 meses gratis para que los excepticos[sic] usen el sistema con toda libertad. Después cuesta $1.000 mensuales para que el servicio pueda acceder incluso alguien que gana el sueldo mínimo. Nosotros nos ubicamos en un nuevo sistema económico llamado economía del bien común, que reiteró, no tiene fin de lucro, porque el fin es maximizar el bien común de todos los stakeholders, ejemplo: el sueldo mínimo en F&F; es de $400.000, no puedo ganar más allá de 20 veces el sueldo mínimo, pagamos al contado, y buscamos 2 objetivos para nuestros usuarios: 1) evitar pérdidas (nuestro máximo ciclo de pérdidas ha sido -0,26% versus fondo A con -8,4% y 2) obtener una mayor rentabilidad, donde en 2 años hemos obtenido un 20,5% versus un 4,99% del Fondo A, por ende hemos cumplido en el histórico ambos objetivos.”

En nuestro artículo lo que se critica no es que, al igual que las AFP, F&F; lucre con su servicio. Eso en sí no es ni inmoral ni perverso. El detalle al que apuntamos es que si F&F; se equivoca, al igual que las AFP, no ven un impacto en sus ganancias directo por el hecho de ese error, sino que son directamente los clientes finales los afectados.
Ahora, que F&F; internamente tenga buenas políticas para sus trabajadores me parece loable, pero es irrelevante al tema de si los clientes de F&F; pueden o no perder usando su sistema, que es la razón del artículo original.
Y como se muestra en nuestro análisis actualizado, para alguien que dos años atrás partió desde el primer aviso de cambio con F&F;, efectivamente ha rentado más que manteniéndose fijo en el Fondo A (nuestros cálculos muestran un 17.18% de F&F; versus un 5.42% del Fondo A, usando los valores de AFP Hábitat). Pero también es cierto que alguien que se haya mantenido todo el tiempo en el Fondo E durante el mismo periodo rentó un 13.34%. Esto es menos que F&F;, pero no tan lejos como el Fondo A. Es decir que nuestro análisis muestra que efectivamente hay periodos en que F&F; bate al sistema. Eso no está en discusión; el punto es que dada la “inconsistencia” del método de F&F; (mostrado en los resultados negativos para los usuarios que ingresaron en la mitad del periodo), es efectivamente cierto que hasta ahora sí hay clientes de F&F; que han perdido (hasta ahora) dinero, que es la conclusión de nuestro artículo anterior, y que sigue siendo así con los datos actualizados mostrados en este nuevo artículo.
Es decir, no es efectivo que (1) sus clientes no hayan perdido dinero (costo de oportunidad mediante) ni (2) que su rentabilidad haya sido consistentemente mayor (que era el punto de nuestro artículo, que no se limita a analizar solo la historia completa).

4) Siempre hemos indicado que tenemos, y tendremos períodos que podemos rentar menos. Esto porque por un par de puntos de rentabilidad que son muy riesgosos, nosotros no arriesgamos. De hecho, mostramos el cuadro histórico, mostrando que hay perídos [sic] que hemos rentado menos de forma transparente. Ver fuente pública http://www.felicesyforrados.cl/nosotros/resultados/ además al menos una vez al menos publicamos en facebook el cuadro con el detalle histórico de cada cambio, incluídos los que hemos rentado menos

Es loable que F&F; tenga esa transparencia con sus clientes. Pero nuestro artículo no critica el hecho de que muestren o no esa información, sino que el análisis apunta a responder si hay clientes que han perdido dinero usando la política de cambios de F&F.; Con este punto, sólo dan más peso a nuestra conclusión.

5) Adicionalmente, hay un backtesting a 10 años, que muestra las pérdidas potenciales. En el peor mes de F&F; podríamos perder alrededor de -4,6%, pero el costo de oportunidad sería perder -16,6%. Fuente: http://www.felicesyforrados.cl/nosotros/maximas-perdidas-y-ganancias/ incluso, para gente que comprende poco, realizamos un video explicativo. recuerda que un 80% de los chilenos no comprende lo que lee, e invertimos fuerte en videos para que la gente pueda comprender temas que para ti pueden ser sencillos.

La problemática del backtesting es que uno siempre puede ajustar parámetros en los modelos para que las “predicciones” del modelo, sabiendo a posteriori cuál fue el movimiento real de los datos, se ajusten de manera sorprendente a ellos. Pero cuando uno llega con ese modelo afinado al día de hoy y tiene que predecir qué va a ocurrir “mañana”, los modelos pueden ser muy acertados (y hacer ganar con gran probabilidad) o pueden fallar (y cometer errores que hacen perder). La forma de observar esto es ver a posteriori cómo se comportó el modelo, que fue lo que hicimos en nuestro análisis, y la conclusión a la que llegamos es que el modelo de F&F; sí puede hacer perder dinero a sus clientes por costo de oportunidad, algo que tocan en el punto 6.
Ahora, el que F&F; invierta en videos para la “gente que comprende poco” es bueno y loable, pero no cambia los resultados mostrados ni nuestras conclusiones.

6) tienes un error conceptual respecto al “costo de oportunidad”. Costo de oportunidad es la tasa de interés libre de riesgo, es decir en Chile un 4% anual. De hecho al tener un VAN = 0 quiere decir que tu proyecto renta el costo de oportunidad, es decir un 4% anual. Por ende, no existe un costo de oportunidad “negativo”. En tu mismo ejemplo, si los 3 proyectos rentan más del 4%, los 3 tienen VAN positivos, hay algunos que rentan MENOS, pero rentar menos no es PERDER, porque tiene signo positivo. Bajo tu argumento, entonces todos tenemos “PERDIDAS”, porque WarrentBuffett tiene una rentabilidad de 22,2% histórico. Todo quien rente menos (todo el mundo), tendría PERDIDAS bajo tu criterio…acá estás DESINFORMANDO, o lamentablemente no entiendes que para que exista una PERDIDA, DEBE haber una disminución con signo negativo. entu mismo ejemplo, si no te pagan el arriendo y pagas -100UF de gastos comunes, ahí tendrías PERDIDAS.

No sé si tenga un error conceptual, pues el concepto de costo de oportunidad que yo manejo es claramente diferente al suyo.
Cada vez que alguien tiene que tomar una decisión que implica elegir excluyentemente una de entre varias alternativas diferentes, se puede analizar a posteriori el comportamiento de cada una, y ver cuál de ellas era la mejor. El costo de oportunidad consiste en comparar cada alternativa con la que resultó ser mejor, dado el conjunto de alternativas efectivamente disponibles para la persona en el momento de la decisión. Luego, el costo de oportunidad es siempre un costo, es “negativo”, pues, en el mejor caso, comparar la mejor alternativa contra la mejor alterativa tiene un costo de oportunidad “0”, pero la comparación de cada alternativa más mala contra la mejor siempre es negativo, y eso muestra cuánto se “dejó de ganar” por haber elegido una alternativa más mala que la mejor de entre las disponibles.
Por ejemplo: si alguien trabajó toda su vida y decidió siempre cotizar en el Fondo E, y supongamos que sus ahorros rentaron al punto que al jubilar sus fondos le dieron una pensión de $400.000.- mensuales. En este escenario (hipotético), dado que los valores-cuota históricos son públicos, es posible simular otros escenarios que sí estuvieron disponibles para ese afiliado. Por ejemplo, qué hubiera ocurrido si hubiera decidido desde el principio cotizar únicamente en el Fondo A (y luego B y C según los cambios legales por edad). Si en ese análisis se determina que esa persona hubiera tenido una pensión de $480.000.- mensuales, el análisis de costo de oportunidad muestra que la decisión de estar “siempre en E” significa que tal afiliado literalmente perdió de recibir $80.000.- mensuales. Y cuando digo que los perdió, es que, efectivamente, ese dinero que sí hubiera recibido de haber tomado otra decisión (disponible para él) no puede “recuperarlo” dada la decisión real que tomó; su decisión le “costó” no ganar $80.000.- mensuales extra. Eso es perder.
Ahora, en el mismo ejemplo anterior, ¿qué ocurre si descubrimos que si Warren Buffet hubiera invertido exactamente los mismos montos mensuales que  nuestro afiliado, en los mismos tiempos, pero en activos financieros a los que sólo Warren Buffer puede acceder (y que no estaban disponibles para nuestro hipotético afiliado), y descubrimos que al final del periodo, Warren Buffet hubiera logrado rentabilidades que equivaldrían a una “pensión” de $700.000? ¿Significa que nuestro afiliado hipotético “perdió de ganar $220.000 (M$700 – M$480)” porque Warren Buffet lo hubiera hecho mejor? NO, absolutamente no. Porque, nuevamente, el costo de oportunidad se mide comparando las alternativas DISPONIBLES para la persona, y no se toma en cuenta alternativas que no son accesibles (y, por ello, relevantes) a la persona que decide. Es decir, no importa cuán infinitamente mejor lo haga cualquier persona en el planeta que tiene _otras_ mejores oportunidades disponibles. Si tales oportunidades no son accesibles para quien toma una decisión, tales oportunidades no son parte de su potencial costo de oportunidad.
Por ello, el ejemplo de Warren Buffet y que “todo el mundo pierde” me parece un pésimo ejemplo y me extraña que se exponga como una “refutación”; me hace pensar que no soy yo quien no entiende el concepto de costo de oportunidad.
Ahora, dejando los ejemplos hipotéticos: para todo afiliado de las AFP en Chile, quien está obligado a cotizar en las AFP, sus únicas alternativas reales DISPONIBLES son invertir (cotizar) en cualquiera de los 5 Multifondos (Fondo A al Fondo E) y, a lo más, realizar cambios de fondos siguiendo alguna estrategia (por ejemplo, la de F&F;). Pero no hay otras alternativas y, que Warren Buffet lo haga mejor que las AFP, no hace que la comparación de rentabilidades de los afiliados haya que hacerla contra las ganancias de otros inversionistas, sino simplemente respecto de cómo se comportan los Fondos A al E y alguna estrategia específica, como la de F&F.;
El análisis de costo de oportunidad limitado a las oportunidades reales de los afiliados muestra que, hasta ahora, los afiliados que entraron al esquema de F&F; entre los avisos de cambio 5 al 9 han “perdido” dinero por un tema de costo de oportunidad negativo para ellos. Y, con perdido, me refiero a que es un hecho el que si cualquiera de aquellos afiliados y clientes de F&F; que están entre los que ingresaron al sistema en los avisos 6 al 8 tuviera que jubilarse EXACTAMENTE HOY (por ejemplo, por un accidente que lo deje inválido), es un hecho que HOY se tendría que jubilar con menos dinero, y recibiría una pensión REAL más baja que si nunca hubiera usado el sistema de F&F; no obstante que otros usuarios (que entraron en otros avisos de cambio) tendrían una pensión más alta.
Sumando y restando, F&F; no es la panacea y es un hecho que hay clientes de F&F; que (hasta ahora) han perdido fondos usando la estrategia de F&F;, y ésa es la conclusión de nuestro artículo original, que mantenemos.

7) O tienes rentabilidad (ganancia) o tienes pérdidas, el concepto derentabildiadNEGATIVa es FALSO, y fue creado por las AFP, en los cambios constante al DL 3500. Antes o tenías rentabilidad o tenías pérdidas. La “rentabilidad negativa”, legalmente es un concepto tan absurdo como decir “subo para abajo”.

Las ganancias se asumen como “positivas”, las pérdidas se asumen siempre como “negativas”. ¿Rentabilidad negativa es un eufemismo para pérdida? Si la respuesta es sí, entonces ¿rentabilidad positiva es un eufemismo para ganancias? Uhm…
El detalle es que la tasa de cambio de una inversión en el tiempo se mide (financiera y matemáticamente) por el término “rentabilidad”, y cuando la rentabilidad es positiva está bien llamarla ganancia, y cuando la rentabilidad (financiera y matemáticamente) es negativa es correcto llamarla pérdida.
Si parto un año con una inversión de $1.000.000.-, y termino el año con un retorno de $1.100.000.-, es correcto decir que tuve “una rentabilidad de 10%”, y es una “rentabilidad positiva”, y de paso, ganancia. En cambio, si termino el año con un retorno de sólo $900.000.-, es también correcto decir que tuve pérdidas del 10% y, usando las mismas matemáticas, una rentabilidad (negativa) del -10%.
Lo que sería absurdo sería llamar a las pérdidas “ganancias negativas” o llamar a las ganancias “pérdidas positivas”. Pero si bien “rentabilidad negativa” puede usarse eufemísticamente para no decir “pérdida”, no es un absurdo.
Y en cualquier caso, ¿Cambia eso nuestro análisis o nuestras conclusiones? No.

8) La superintendencia de pensiones manipuló los datos de su estudio, y eso se lo dije cara a cara en el senado. Acá está el video de 1 hora y 30 minutos, para que veas las 2 caras de la moneda http://www.youtube.com/watch?v=9jTIxLAR7ac&noredirect;=1

Lo felicito por la valentía y por la posibilidad de hacer eso. Para quienes quieran también ver el video, la intervención de Gino Lorenzini y Rafael Garay comienza en el minuto 61 (http://www.youtube.com/watch?v=9jTIxLAR7ac&&t;=1h1m). En el tiempo anterior a ese punto, está la presentación de la Superintendenta de Pensiones.
Ahora, después de ver su intervención, no logro ver cuál es la manipulación exacta de datos del estudio de la SP que Ud. menciona, o en dónde F&F; demuestra tal cosa durante su intervención. Lo que sí puedo afirmar es que estoy totalmente de acuerdo con Uds.: que es poco ético que las AFP lucren en millones de dólares y tengan ganancias seguras aún si ellas lo hacen mal y los afiliados pierden dinero, y que ellos tengan 0 riesgo y 0 responsabilidad por las pérdidas de sus clientes. También estoy de acuerdo con varias de las cosas por Uds. mencionadas en su intervención, incluidos temas de transparencia.
Como no veo en esa intervención un detalle que demuestre exactamente cuál es la manipulación de la que habla. ¿Es lo de que “el 99% de los clientes de F&F; han perdido”? Considero muy probable que esa cifra no sea exacta, y tal como dijimos en nuestro análisis original, no defendemos tal afirmación.
Supongamos que Ud. tiene absolutamente la razón, y la SP “manipuló los datos del estudio”. La pregunta respecto de nuestro análisis es ¿y qué?; nuestro artículo no fue una apología del informe de la SP ni fue nuestra conclusión que el informe de la SP fuera perfecto ni que los datos de la SP fueran perfectos ni nada de eso. Así que, aún si F&F; tuviera toda la razón en cuanto a que el estudio de la SP fuera manipulado, eso no hace que el estudio de la AECH lo esté.
En la intervención de F&F;, Uds. declaran nula transparencia en los portafolios de los fondos y, por ello, declaran dudas respecto al cálculo del valor cuota. Dado que tampoco contamos con esa información, es imposible saber si los valores cuotas son correctos o si hay “manipulación” de ellos. Sin embargo, aún si los valores cuotas fueran incorrectos (por decirlo suave), es un hecho que F&F; hace sus propios cálculos de su rentabilidad con esos datos y nosotros también, así que, si su queja (hipotéticamente) fuera (aunque no me queda claro que lo sea) que los valores cuotas no son exactos, nuestro análisis usa los mismos números que de todas maneras F&F; usa.
Lo que sí podemos mantener en base a nuestro propio análisis, y que es consistente con algunas de las conclusiones de la SP, es que no todos los clientes de F&F; han tenido rentabilidades mejores que el Fondo A o incluso que el Fondo E y, por lo tanto, sí hay clientes de F&F; que han perdido fondos comparado con haberse quedado en el Fondo A o E (nuevamente, costo de oportunidad, un tema recurrente), y no vemos, en su intervención ante la comisión del Senado, refutación alguna a nuestras conclusiones, y las cosas que estamos de acuerdo con Uds. (mencionadas más arriba) tampoco alteran la conclusión de nuestro análisis.
En resumen, la participación de F&F; en la Comisión de Trabajo del Senado es muy interesante, pero no altera nuestras conclusiones y, de todas formas, que la SP haya manipulado o no  sus informes es irrelevante para las conclusiones de nuestro análisis.

9) Nosotros publicamos el mismo estudio de la Superintendencia, actualizado a la fecha de su conferencia de prensa, y estaba mintiendo en más del 30% de los casos (Fuente aca: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=591580017542658&set;=pb.324760957557900.-2207520000.1374718646.&type;=3&theater; ). Efectivamente hay usuarios ( quienes se sumaron entre julio y diciembre de 2012), que han rentado menos, PERO NO HAN PERDIDO, y eso es parte de nuestra estrategia de largo plazo, porque no asumimos riesgos que cuestan caro (ejemplo en mayo las 2 primera semanas subieron las bolsas, y nos mantuvimos en el Fondo E, y en junio cayeron un -4%). Sólo el tiempo demostrará que ante nuevos eventos de riesgo sistémico (como junio pasado) que esos usuarios, podrán rentar más. Por ende confirmamos que hay usuarios que pueden rentar menos en un período específico, pero en el largo plazo, eso se revertiría.

El que F&F; acepte que “Efectivamente hay usuarios (quienes se sumaron entre julio y diciembre de 2012), que han rentado menos”, da la razón a nuestras conclusiones (vea la respuesta al punto 6 respecto del concepto de “costo de oportunidad”).
Es cierto que es posible que “en el largo plazo, eso se revertiría”, pero también es posible que no y ¿a qué plazo? No veo que F&F; lo sepa con precisión ni cómo lo podrían asegurar y, por lo mismo, tampoco pueden asegurar que ese plazo sea antes que un afiliado se jubile. Y el momento en que un afiliado se jubile, si sus fondos terminan siendo menores usando la estrategia de F&F;, va a significar que tendrá una pensión menor que si no hubiera seguido a F&F.; En ese momento es GAME OVER para ese afiliado.
En lo que estamos 100% de acuerdo con F&F;, aunque lamentablemente sea una perogrullada, es que sólo el tiempo puede demostrar si una decisión fue acertada o equivocada. Habrá que ver qué ocurre, efectivamente, a largo plazo. Sin embargo, en el plazo transcurrido, apenas alcanza para cantar empate, cosa que el mismo estudio de Aleph0 que Ud. cita también concluye.
Otro aspecto muy relevante que pasan por alto es la falsabilidad de afirmar el “largo plazo”, lo que le da un tinte pseudocientífico a su sistema. El limitarse a afirmar simplemente que “en el largo plazo se revertiría”, constituye una afirmación infalsable. Es decir, no deja abierta la chance a ser demostrada falsa, pues, sin importar qué tan negativos sean sus resultados hoy o mañana, queda en suspenso una evaluación final hacia un futuro más distante, simplemente diciendo “en aún más largo plazo…” porque, ¿cuándo se “cumple” ese largo plazo? Distinto sería que ofrecieran rentabilidades determinadas en plazos determinados con dispersiones acotadas; o sea, que efectivamente realizasen predicciones en vez de meras profecías sin término, como decir que “Cristo vuelve… algún día”.

10) No tenemos la bola de cristal, nunca hemos dicho eso, tampoco sabemos el futuro, nadie lo sabe porque el futuro lo construimos las personas con las decisiones que tomamos hoy. Por ende no se por qué afirmas algo que nosotros nunca hemos señalado.

Y yo tampoco sé por qué F&F; afirma que seamos nosotros quienes decimos que “F&F; tiene una bola de cristal”. De hecho, ¡estamos de acuerdo en que Uds. no la tienen! Si leen detenidamente el artículo anterior verán que, justamente, nuestra advertencia es que F&F; NO SON adivinos (pues, de serlo, no se equivocarían nunca, cosa que los números desmienten).
Así que, seguro, estamos de acuerdo en la completa ausencia de bolas de cristal para F&F;, y el estar de acuerdo en esto tampoco cambia nuestras conclusiones.

11) Lo que nosotros realizamos es ante tendencias claras (positivas o negativas), y señales de riesgo sistémico, nos refugiamos en un portafolio de bajo riesgo. efectivamente, nos ocurrirá que habrá momentos en que la tendencia dure mucho o poco, lo relevante es que la estrategia en 2 años es usstentable, y a 10 años (backtesting) incluida la crisis del 2008, será aún más sustentable.

Este punto es muy aclarador. F&F; reaccionan a “tendencias” económicas y sugieren cambios de portafolios. Como expliqué en mi respuesta a su punto 1 eso es, por definición, MarketTiming.
Ahora, para aclarar algo: el MarketTiming no es algo “pecaminoso” per sé. Como explicamos en nuestro artículo, alguien con un muy buen modelo podría tener excelentes resultados al aplicar ese modelo y realizar MarketTiming. Pero la forma de saber si el modelo realmente funciona es ver cómo se comportó respecto de la realidad. Y la realidad del análisis (actualizado) sigue mostrando que hay gente que perdió fondos con F&F.;
Y, como F&F; ya indicó, sólo el tiempo va a demostrar si sus promesas de éxito a “largo plazo” para todos sus afiliados eran correctas. Honestamente, deseo que, por el bien de sus clientes, sí lo sea. Pero nuestro análisis sólo muestra que, _hasta ahora_, no lo es.

12) En charla en el colegio de ingenieros (transmitida por internet) hicimos público que nuestra estrategia se basa en una omisión de la fórmula de markowitz (según mi visión). Por ende públicamente hemos señalado la base teórica de nuestra fórmula. El portafolio optimo = Rf + Beta X (Rm-Rf) asume que siempre el mercado está al alza. Cuando el mercado está a la baja, el premio por riesgo es NEGATIVO, porque el retorno de mercado al ser negativo, se le resta la renta fija negativa, y todo el componente del premio por riesgo se convierte en negativo. Por ende, nosotros incorporamos una variable dummy que ante un trigger de riesgo sistémico, transforma en cero, todo el portfolio de renta variable y sólo se queda con renta fija. Cuando el trigger cambia, el componente pasa a ser 1, y por ende retomas tu portafolio diversificado cuando se fue el riesgo sistémico. El ejemplo, del 2008, podrías haber seleccionado las mejores 10 acciones del mundo, peor como había riesgo sistémico, igual hubieses perdido, de hecho le pasó a Buffett. Por ende la diversificación no sirve frente a eventos de riesgo sistémico. Eso es un hecho. Ojalá que hayas comprendido la base financiera, y creo que somos bastantes transparentes en decir a grandes razgos nuestra fórmula para que investigues tú o quienes quieran.

La idea de tomar una alternativa “sin riesgo sistémico” (Fondo A) que renta mucho, pero refugiarse en renta fija (Fondo E) cuando el “riesgo sistémico” significa pérdidas, es obviamente una muy buena idea. La crítica no es a esta estrategia, sino que el problema es que para que tal estrategia sea realmente exitosa, se requiere que las decisiones de cambio sean realizadas en el momento correcto.
Reconozco su empeño por haber explicado esto en una charla del Colegio de Ingenieros, pero yo no pertenezco al Colegio de Ingenieros, así que no estuve en su charla, no conozco sus detalles ni tampoco tengo la menor idea de si los asistentes le encontraron razón o no. Sería preferible que tal explicación la dejasen disponible a todo público, con lujo de detalles.

Si F&F; quiere ganar prestigio como algo serio, le recomiendo que no base su información pública en decir “pero lo dije en tal charla ante [alguien importante]” o “lo expliqué en un video de YouTube para que la gente común entienda”. Mejor publiquen sus métodos o teorías en forma seria, explicando su idea de manera que sean economistas profesionales, sus “peers” expertos en el tema, quienes puedan evaluar su idea y que sean ellos quienes puedan dictaminar si la teoría (específica) de F&F; tiene sustento o está equivocada. El peer review no es un contador de aplausos al final de una charla.

Y si sus colegas economistas de todo el mundo les dan la razón, ¡bien!, podrían llegar a ganar premios académicos como el Nobel de Economía, como el propio Markowitz lo recibió en 1990.

13) Nos parece genial que cuestiones todo, nosotros siempre lo hacemos, pero sería bueno para la objetividad de tu artículo, que nos entrevistaras y dieras estos puntos de vistas.

Bueno, cuestionar todo es algo básico. Cumplimos con colocar sus puntos de vista en la máxima vitrina que tenemos, que es nuestro propio blog, con la misma visibilidad que el primer artículo. Y, justamente, aplicando el derecho de “cuestionarlo todo” es que he comentado cada uno de sus puntos anteriores. Esperamos que este intercambio sin apresuramiento, del que dejamos pleno registro, sirva para exponer en amplitud, completitud y profundidad, tanto los argumentos a favor como en contra del modelo predictivo de F&F; detalle que muy probablemente se pierda ante una entrevista en vivo, la cual consideramos innecesaria, pues este medio permite realizar planteamientos objetivos.

14) Nos parece que por el fin de crear tu hipoteisis contra F&F;, no incluiste todos los HECHOS expuestos en estos 14 puntos. Ojalá seas OBJETIVO e incluyas en el artículo los que te parezcan pertinentes.

Luego de revisar cada uno de los puntos anteriores, queda claro que en varios de ellos simplemente no estoy de acuerdo ni siquiera con las definiciones que F&F; usa, por lo que malamente incluiría tal cosa en un artículo. En otros puntos estoy de acuerdo en las cosas que afirma, pero aun así, considerando las cosas en las que estoy de acuerdo con F&F;, no veo que ninguno de esos 14 puntos invalide nuestra conclusión.
En todo caso, yerra al presuponer que nuestra finalidad sea crear una hipótesis contra F&F.; Al contrario, justamente porque había controversia respecto de su veracidad, nos interesó dilucidar por nuestros propios medios cuánto hay de cierto y cuánto hay de falso en las afirmaciones de F&F;, por lo que las sometimos a evaluación. Que el análisis haya resultado contrario a lo publicitado por F&F;, no dice que tal haya sido nuestra finalidad. De haber resultado un análisis totalmente favorable a F&F;, lo habríamos publicado de igual manera. De todos modos, sea cual haya sido nuestra finalidad, el resultado no les es favorable en cuanto a que no es del todo cierto hasta ahora que todo afiliado de F&F; tenga mejores retornos que el usar el sistema por defecto (Fondo A siempre o Fondo E siempre).

15) Finalmente, quiero retomar La FINALIDAD de nuestra misión, 6 de 10 chilenos se pensionan con menos de $150.000. Eso es inaceptable, y hemos señalado públicamente, que si se devuelven los artículos del 37 al 40 del DL 3500, nuestra empresa DEJA de existir, pero ganaremos 10 millones de chilenos que le devolveremos el riesgo de pérdidas a las AFP, porque antes existía un fondo de reserva de fluctuación, que cuando en un mes perdía, la AFP te compensaba automáticamente para no tener pérdidas. Por ende, te pido favor, que si quieres destruir a F&F;, unete a www.desafiofelicesyforrados.cl y ayúdanos a exigir la propuesta Nº1 , que es devolver el riesgo de pérdidas a las AFP, con eso deja de existir mi emprendimiento, pero al menos yo estaría feliz de cumplir la FINALIDAD, que es maximizar el bien común por sobre intereses particulares. QUE SEÑAL MÁS CLARA QUE ESTAR DISPUESTO A PERDER TU EMPRESA CON TAL QUE LOS CHILENOS NO VOLVAMOS A PERDER.
Si no crees en F&F;, genial, eres libre. Pero al menos apoya www.desafiofelicesyforrados.cl para que las 8 propuestas de F&F; se hagan realidad, y así inclusive dejemos de existir.

Estoy 100% de acuerdo en que es inaceptable que la gente tenga pensiones miserables. Pero creo que yerra en pensar que es nuestra intención “destruir a F&F;”. Lo único que hemos hecho fue, ante una temática que era de interés de mucha gente, partir de un informe oficial de la SP, cuestionarnos la veracidad de sus conclusiones y realizar nuestro propio análisis para verificar qué tan correctas eran.
Ahora, los puntos que F&F; plantean en su desafío son interesantes, e invito a nuestros lectores a revisarlas y sopesarlas seriamente. Pero aún si se suscribe uno a uno a cada uno de los puntos de su “desafíofelicesyforrados”, eso sigue sin cambiar nuestro análisis y sus conclusiones. El Desafío F&F; busca mejorar el sistema de pensiones. Nuestro artículo no trataba sobre si tales medidas consiguen o no mejorarlo, sino que sobre la efectividad de la estrategia F&F; para mejorar las pensiones de sus clientes en el sistema actual.
Sinceramente, le deseo la mejor de las suertes. Si, en última instancia, F&F; funciona mejor que todo lo conocido, la gente gana más (o deja de perder) dinero en sus fondos de pensiones, y eso hace que los afiliados tengan mejores pensiones, eso me parece total y absolutamente genial. Por ello, lo mejor que podría ocurrir es que F&F; tenga éxito. Pero por más que mis mejores deseos estén con F&F;, el análisis realizado muestra que F&F; aún están lejos de tener la “bala de plata” para las decisiones de cambios de fondos (independientemente de que quieran llamarlo Market Timing o no) y, hasta el análisis más actualizado (con valores hasta el 31 de julio de 2013), muestra que hay clientes de F&F; que, si entraron en los avisos intermedios, hasta ahora han perdido dinero en sus fondos (o dicho de otro modo, en este instante tienen menos dinero en sus fondos que el que tendrían de no haber hecho nada).
No basta con que F&F; tenga por finalidad el mejorar las pensiones de sus clientes. También hace falta que, efectivamente, lo consigan, cosa que dista de estar demostrada aún.
Y además, mientras F&F; no realice pronósticos falsables, no se trata de una cuestión de tiempo pues, por mucho que pase, nunca bastará para decir que no, pues siempre se puede decir que “no ha pasado tiempo suficiente”.

Las puertas están abiertas para consultas, sólo pido objetividad, y mostrar todas las caras de la moneda.

Cumplimos gustosos con presentar su lado de la moneda. Nuestros lectores pueden ahora ver ambas caras y pueden sacar sus conclusiones, espero, de la forma más informada posible. Sin embargo, el que tras presentarse ambas caras resulte desfavorable para F&F;, no quiere decir que no estemos abiertos a una evaluación objetiva de su estrategia. Al contrario, uno podría preguntarse: si objetivamente se demostrara que su estrategia no es mejor que la recomendada por la SP, ¿están dispuestos a cesar de ofrecerla como tal?
A sabiendas de que una buena parte del público y de sus clientes no entienden lo que leen, tal como F&F; reconoce, no da lo mismo ni el qué ni el cómo se oferte un producto o servicio en el mercado.

Enlaces relacionados