De Charlatanes, Predicadores, 2012 y el Fin del Mundo

por | 14 diciembre, 2012

El jueves 29 de noviembre me tocó representar a la AECH en el matinal “A las 11” (por la hora en que se emite) de Telecanal, entregando una visión escéptica respecto a las profecías del fin del mundo del año 2012. A pesar de que el programa al que asistí, incluye entrevistas de diez minutos al invitado del día, en mi caso este tiempo se extendió a más del doble – aunque en el vídeo publicado por el canal solo se incluyen los primeros 10 minutos propios del formato del programa.

Honestamente me había preparado para hablar de diversas profecías y teorías conspirativas que se escuchan mucho en estos últimos meses (mayas, Nibiru, alineaciones planetarias, entre otros), pero tuve que ceñirme a las preguntas de los entrevistadores que, personalmente, considero que estaban fuera de contexto en algunos casos; además la entrevista en general se cargó hacia lo religioso y las profecías bíblicas. De hecho, en la parte no publicada en YouTube de esta entrevista, tuve que escuchar en vivo, fragmentos de los 3 invitados de los días anteriores (un cura, un pastor y un rabino) y dar mi apreciación personal de cada una.

A pesar del extenso tiempo en vivo en el canal, quedaron muchos temas pendientes que me hubiese gustado comentar, y otros a los que tuve que referirme brevemente para no estancarme en uno solo. Por lo cual, me gustaría en esta publicación extender la información de lo dicho en la entrevista, así como referirme a temas que no fueron presentados.

El Enigma del Inicio y el Final de las Cosas

Desde que el ser humano existe, no solo le ha parecido misterioso y fascinante el tratar de entender los orígenes de su especie, la tierra y el universo, también le ha sido atrayente el indagar sobre el final de las mismas. Hay historias (quizás apócrifas) que ligan a científicos famosos tratando de calcular fechas como estas: Isaac Newton (1643-1727) y Robert Boyle (1627-1691) – ambos miembros de grupos de estudios bíblicos. Newton, por un lado, trató de calcular el momento exacto de la creación, mientras que Boyle trabajó en calcular el día exacto del fin del mundo [1]. Más allá de que la historia sea cierta o no, ilustra lo intrigante que ha sido históricamente el inicio y fin último del humano y su entorno.

A lo largo de miles de años, el ser humano solo podía basarse en mitos y supersticiones para buscar respuestas a interesantes preguntas como las anteriores, pero nunca contó con un método fiable que le fuera útil en tal objetivo. La ciencia moderna ahora nos entrega esas herramientas, pero solo surgió apenas hace unos pocos siglos, y gracias a ella, tenemos una idea clara de donde venimos, y como probablemente el planeta acabará (me referiré a esto mas adelante). Sin embargo, muchos siguen basándose en pensamiento supersticioso y religioso para vaticinar los tiempos finales, y muchas veces tratan de mezclarlo con postulados pseudocientíficos – ya que no proveen formas de verificar sus irresponsables dichos.

Es verdad que como especie enfrentamos riesgos de extinción (de hecho el 99% de las especies que alguna vez pisaron la tierra están extintas) por fenómenos naturales como meteoritos gigantes, o por causa humana, como una guerra nuclear, pandemias, etc. Las probabilidades de que algo así ocurra son pequeñas, aunque no imposibles. Pero lo más importante es medir estos riesgos responsablemente, a través del método científico, no en profecías supuestamente dichas por un ser divino creado en culturas primitivas, o alguno de sus profetas con evidentes problemas psiquiátricos, y menos alarmar a la población con estos apocalipsis fantasiosos.

Si vamos al grano, una serie de charlatanes y sectas se han referido a varios supuestos sucesos que tendrían lugar este 21 de diciembre del año 2012 que terminarían con el planeta. A continuación me referiré a los errores de los más comentados:

  • Profecías Mayas:

    Los mayas tenían varios calendarios, y al momento de llegar los conquistadores a Centroamérica, se utilizaba el calendario de la “cuenta larga”, que esta dividido en diversos periodos de tiempo, el mayor de ellos es de 144 mil días y se le denota como b’ak’tun. Precisamente, el 21 de diciembre del presente año, será el final de un ciclo de 13 baktunes (5,125 años) [2]. La única inscripción maya que se refiere a esta fecha, está en el monumento 6 de Tortugero, Tabasco (México) y no hay evidencia arqueológica que demuestre que los mayas consideraron esta fecha como realmente significativa, ni menos profética. Incluso, los mismos descendientes de los mayas consideran esta fecha irrelevante [3], y algunos, como el mayor guatemalteco maya Apolinario Chile Pixtun y el arqueólogo mexicano Guillermo Bernal, han declarado que la idea del apocalipsis es un concepto occidental, que no tiene relación con la cultura maya [4].

    Ambos tienen toda la razón, ya que si echamos un vistazo al origen de esta creencia apocalíptica “maya” para el 21 de diciembre de 2012, podemos notar que fue el escritor Michael D. Coe quién sin ninguna base arqueológica ni científica, planteó en 1966 la idea de un “Armagedón” al final del decimotercer baktun, que acabaría con el humano y el planeta [5]. Posteriormente, desde los años 70 en adelante, una serie de escritores (sobre todo de movimientos “Nueva Era”) se tornaron al concepto de “cambio de consciencia” en referencia a la misma fecha, y nuevamente sin ninguna evidencia. Algunos de ellos son José Argüelles, Frank Waters, Terence McKenna, entre otros. Algunos investigadores como Anthony Aveni declaran que esta creencia se debe a un fenómeno moderno de desconfianza hacia la cultura occidental, como el producto de una sociedad “desconectada”, y en crisis religiosa al no poder encontrar respuestas a preguntas importantes [6].

    Cabe destacar ciertos hechos que estos escritores probablemente no tomaron en cuenta, como que la equivalencia del calendario maya con el gregoriano ha sufrido distorsiones a lo largo de la historia, y que ciertos calendarios mayas se extienden anunciando fechas más allá del 2012. Uno de ellos fue hallado en Guatemala y extiende 7000 años hacia delante de manera cíclica [7]; el otro es la estela 1 en Cobá (México) que tiene una extensión de 41 octillones años hacia el futuro [8] – un número que difícilmente aparezca por completo en tu calculadora.

    En síntesis, el 21 de diciembre de 2012, es solo una transición hacia un ciclo nuevo (no muy diferente al cambio 31 de diciembre/1 de enero en nuestro calendario) en uno de los calendarios mayas, y que le ha generado bastantes ganancias económicas a los escritores que han lucrado irresponsablemente con dichos falsos.

  • Planeta Nibiru:

    Algunos han ligado la idea del 21 de diciembre con un planeta ficticio conocido como Nibiru, el cual supuestamente se estaría acercando hacia la tierra y tendrá consecuencias catastróficas. Este supuesto astro fue propuesto por el escritor Zecharia Sitchin (quien escribió bastante ficción sobre el mundo antiguo), atribuyéndolo a un descubrimiento sumerio – pasando por alto que Nibiru era un cuerpo celeste asociado por los babilonios al dios Marduk e identificado con el planeta Júpiter. Además, la civilización sumeria es mucho más antigua y tuvo en escaso desarrollo astronómico [9].

    La polémica con este supuesto planeta, tuvo su origen con la autodenominada médium, Nancy Lieder, quien dijo haber tenido contacto extraterrestre con habitantes de un tal planeta “Zeta-Reticuli”, quienes le habrían avisado que este planeta (Nibiru) pondría en peligro a la Tierra en mayo del 2003. Obviamente no paso nada y la fecha se recalibró, curiosamente para diciembre del 2012 [9].

    Sin embargo no hay evidencia, ni de la NASA, ni de agencias europeas, ni de los miles de astrónomos aficionados alrededor del mundo sobre la existencia o cercanía de este supuesto planeta, nunca se ha registrado una sola imagen ni alguna perturbación gravitacional de tal cuerpo celeste en el resto del sistema solar -curiosamente sus defensores ni siquiera concuerdan con su tamaño, ni con su ubicación.

  • Cambio del Eje Terrestre y/o Campo Magnético:

    Algunos han hablado de un cambio repentino en el eje de rotación de la tierra, lo cual es totalmente imposible, ya que le toma millones de años en moverse un solo grado. Si cambiara una milésima nos avisarían los telescopios, los GPS y fallarían los aviones. Nada de eso esta pasando y es poco probable que ocurra dentro de los próximos milenios.

    En el caso del campo magnético terrestre, efectivamente este si se invierte, pero en un periodo promedio de 400 mil años. En caso de que cambiará, solo habría que recalibrar las brújulas [9].

  • Alineación Planetaria y Tormentas Solares:

    Contrario a lo que propagan los agoreros del fin del mundo, no habrá alineaciones planetarias en esa fecha. Esta supuesta alineación catastrófica es una mala interpretación de la alineación entre el centro de la galaxia, el sol y la tierra en la constelación de Sagitario; esa alineación si será real, pero a los alarmistas se les olvida mencionar que ocurre el 21 de diciembre de cada año, y no tiene ninguna consecuencia dañina en alineaciones anteriores.

    Respecto a las llamaradas solares, cabe recalcar que la actividad del sol pasa por ciclos alcanzando un peak cada 11 años y pueden ser problemáticos para los astronautas, pero no para la vida terrestre. El último máximo solar fue en 2001, y el siguiente que se esperaba para el 2012, fue retrasado para mayo del 2013, ya que el mínimo solar más reciente fue inusual, con un periodo de dos años casi sin manchas u otros indicadores de actividad solar. [9]

  • 3 días y 3 noches de oscuridad:

    Les recomiendo leer el excelente artículo del miembro de la AECH, Javier Espínola, que ha sido cubierto por periódicos nacionales. Incluye las temáticas del cinturón fotónico y los dichos de la famosa “princesa” japonesa.

Profecías Bíblicas y sus Problemas

El mundo occidental es mayoritariamente cristiano, o al menos esa es la religión predominante, por lo cuál es necesario analizar la validez de las profecías apocalípticas que derivan de su libro sagrado – muchas veces tomadas con demasiada importancia no solo por predicadores y creyentes, sino en documentales, películas y nuestra cultura en general.

Voy a pasar por alto que la biblia es un libro plagado de contradicciones internas [10], así como científicas e históricas [11]. Dejaré de lado que el antiguo testamento este lleno de anacronismos históricos, relatos distorsionados y otros totalmente falsos [12]. Evadiré el que los evangelios sean de autores anónimos y no tengan respaldo extra-bíblico [13] [14].

Antes de analizar las profecías de los tiempos “finales”, me gustaría referirme a dos predicciones del antiguo testamento, probablemente desconocidas por el cristiano promedio.

  • Destrucción de la Ciudad de Tiro:

    En el capítulo 26 del libro de Ezequiel se encuentra una profecía (de “inspiración divina” directa del mismo dios judeo-cristiano) hecha por este profeta alrededor del año 592 al 570 A.E.C, en la cual vaticina la destrucción total e imposible reconstrucción de la ciudad fenicia de Tiro a manos de muchas naciones y en específico por Nabucodonosor – a causa de haber enojado al dios hebreo al fallar en ayudar a Judá contra los caldeos (babilonios).

    Curiosamente Nabucodonosor solo destruyó parte del terreno continental de la ciudad de Tiro y no pudo hacerlo con la parte insular (en una campaña que duró 13 años) llegando finalmente a la paz tras un acuerdo tributario. De acuerdo a los registros históricos posteriores, Tiró fue reconstruida muchas veces en los periodos helenístico, romano y bizantino – hasta se nombra en los tiempos de Jesús y Pablo (Mateo 15:21 / Hechos 21:3); hoy en día sigue en pie, es la cuarta ciudad mas grande del Líbano, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a su importancia arqueológica.

  • Desolación de Egipto por 40 años:

    El mismo profeta Ezequiel realiza otra profecía específica en los capítulos 29 y 30, en la cual anuncia la destrucción de Egipto a manos de Nabucodonosor, y posterior desolación durante 40 años; periodo tras el cual los egipcios dispersados regresarían a conformar un reino “despreciable y humilde”. Basta un conocimiento básico en historia para saber que esta profecía es otro disparate bíblico de gran magnitud. Egipto nunca fue destruido, ni menos su gente desolada. Tampoco empobreció, sino que posteriormente logró un mayor poderío y desarrollo económico bajo el gobierno de los Ptolomeos, la ciudad de Alejandría se convirtió en un polo de desarrollo comercial e intelectual en el periodo helenístico, y siguieron existiendo reyes durante siglos.

Estas notorias profecías falsas del antiguo testamento le dejan en evidencia a cualquiera que estamos tratando con un libro de mitos religiosos y no con textos históricos fiables ni menos con algún valor “divino”. Hay otras profecías del antiguo testamento que también son defectuosas [15], pero basta una sola para demostrar que “la palabra de dios” relacionada a la biblia no es de fiar. Quienes ven la biblia como la palabra inspirada y revelada por dios, terminan entrando en un juego de “racionalización” e interpretación que, paradójicamente, resulta bastante irracional, dando origen a nuevas confusiones y contradicciones. ¿Esta es la “claridad” esperable de un dios omnisciente? ¿O es un error de los profetas que debería admitirse? En cualquier caso, ya nos damos cuenta de que estamos tratando con simples mitos del mundo antiguo.

La Segunda Venida de Jesús

Si analizamos el nuevo testamento, la profecía por excelencia es la que trata sobre la segunda venida de Jesús, que terminaría con un juicio final y la destrucción de la tierra. Este suceso se relata en el libro de Revelaciones, algunas epístolas y en el libro de Daniel.

A pesar de que en la misma biblia (Marcos 13:32 y Mateo 24:36) se dice que “ni los ángeles que están en el cielo, ni el mismo Hijo” saben la fecha de la segunda venida, han existido miles de predicciones erróneas sobre esta realizadas por personajes y/o iglesias dentro de la gran amalgama del cristianismo. No las indicaré aquí, porque se aburrirían y me extendería demasiado, pero pueden revisar el siguiente enlace donde se anotan las fallas que han existido desde hace casi dos milenios basadas en las señales bíblicas [16].

Sin embargo, hay algo que llama la atención, y es bastante crítico para los cristianos: en la biblia, Jesús dice literalmente que la segunda venida de cristo y el fin de los tiempos, sería durante el siglo 1° de nuestra era:

  • Mateo 16:28: “De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán de la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.”
  • Mateo 10:23: “Pero cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque en verdad os digo: no terminaréis de recorrer las ciudades de Israel antes que venga el Hijo del Hombre.”
  • Lucas 21: 27: “Entonces verán al Hijo del Hombre que vendrá en una nube con poder y gran gloria.” Luego en el verso 32 aclara: “De cierto os digo que no pasará de esta generación hasta que todo esto acontezca.”
  • Marcos 9:1: “También les dijo: De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.”
  • Mateo 24: 30: “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo…” Pero luego en el verso 31 aclara: “De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.”
  • Marcos 13: 26: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes….” Aclara luego en el verso 30: “De cierto os digo que no pasará está generación hasta que todo esto acontezca.”

El mismo Pablo de Tarso, cuando predicó por Asia menor y Roma, lo hacía con un tono de extrema proximidad y urgencia respecto a la fecha de la segunda venida, al igual que Jesús, en referencia a la generación contemporánea al siglo primero (1 Tesalonicenses 4:15, 1 de Corintios 7:29); en la misma línea se mantuvieron los escritores de los libros de Hebreos (Hebreos 1:1-2 / 9:26 /10:37) y Pedro (I de Pedro 1:20 /4:7) [17].

Por supuesto, y como es de esperar, el fenómeno de la disonancia cognitiva y la racionalización se vuelve a observar de boca de los apologistas que han tratado infructuosamente de justificar esta profecía totalmente errónea, que ahora ya no viene de un simple profeta mortal, sino del mismo “dios hecho hombre” (según la visión cristiana). A los interesados en las tres justificaciones principales esgrimidas inútilmente por apologistas, les recomiendo la publicación “The Coming of the Kingdom”.

Contextos Ambiguos: Caldo de Cultivo para Alarmistas y Charlatanes

Muchos cristianos no ponen fechas para el fin del mundo, pero están ultra-convencidos de que a nuestra generación le tocará vivir el “fin de los tiempos”; estoy seguro que quien este leyendo esta publicación, le ha tocado toparse con más de algún “armagedonista”, de esos obsesionados con la situación geo-política de Israel, y cualquier posible aviso de la “reconstrucción del templo”, todo con tal de que se lleven a cabo las profecías.

Este tipo de gente te pregunta por toda esa cantidad de señales “predichas” en pasajes como Lucas 21:8-11: guerras, rumores de guerras, hambrunas, pestes, terremotos, etc. Todas esas “señales” suenan “coherentes”, al menos “coincidentes” con muchos sucesos actuales… siempre y cuando uno sea ignorante en historia y algunas explicaciones científicas básicas. Hablar de profecías relacionadas con “guerras, hambrunas, terremotos, tsunamis, etc” así nada más, sin mayor especificación, es la mejor táctica para no ser encarado a futuro por fallar en tal predicción. Se deja un contexto extremadamente general y vago, que calzaría con cualquier era de la Tierra y cualquier época de nuestra especie.

¿Qué época de la Tierra no se ha visto azotada por grandes catástrofes naturales y “cosas espantosas”? Los aproximadamente 4,5 billones de años del Planeta Tierra se han visto repletos de grandes cambios morfológicos, tectónica de placas, cambios extremos en la atmósfera, grandes meteoritos, entre otros; como un ejemplo puntual, solo en La Caldera de Yellowstone, un súper volcán ha sido sometido a más de 142 erupciones gigantescas en los últimos 17 millones de años; y no olvidemos que han ocurrido varias extinciones masivas que han acabado con el 99,9% de las especies que han vivido [18].

¿Qué época de los aproximadamente 150-200 mil años de nuestra especie ha sido ajena a recurrentes guerras, hambrunas y terremotos? Durante toda nuestra historia hemos tenido bastante experiencia en este tipo de problemas, y nunca han sido señal de algo excepcional (como el regreso de una divinidad o un apocalipsis global). Basta mirar un libro de historia y ver la inmensa cantidad de grandes guerras que hemos librado desde nuestros albores, los innumerables alzamientos y caídas de civilizaciones, o la interminable lista de hecatombes naturales que hemos resistido; recordemos hechos como la erupción del volcán Toba en Indonesia hace aproximadamente 71.500 años, reduciendo las poblaciones humanas a unas pocas decenas de miles de personas [19]; o la erupción del volcán Tera en el siglo XVII a.C, la cual sepultó a toda la civilización minoica. Los terremotos no son nada nuevo, ya que muchas poblaciones viven sobre fallas geológicas, y los tsunamis tampoco han sido novedad desde que miles de humanos asentados en costas vivieron grandes inundaciones producto del aumento del nivel del mar después de la última gran glaciación. Se admiran por las controladas pestes y hambrunas actuales, mientras que durante la edad media, las hambrunas producto de la pequeña edad glacial, y la peste bubónica costaron la vida de millones de personas mermando la población de occidente; así como en el nuevo mundo la viruela, la conquista y la explotación humana costó la desaparición de miles de aborígenes de tribus norteamericanas, y la reducción colosal de nativos en Centro y Sudamérica, etc.

Muchos hechos más contemporáneos se me quedan en el tintero, pero lo único distinto en nuestra época, es que los medios masivos de comunicación y el efecto de la globalización nos permiten saber en breves instantes lo que ocurre alrededor del planeta, lo cual genera una avalancha de noticias que producen una sensación artificial de estar viviendo un “apocalipsis” de eventos naturales y humanos. Antes cuando no había televisión, radio, internet ni ningún medio de comunicación rápido (o cuando occidente no tenia mucho contacto con oriente) este efecto era mucho menor, pero los desastres y malas noticias, al igual que ahora, tenían lugar en todo el mundo.

Mucha gente hoy en día se queja de que estamos avanzando hacia una sociedad mas “degenerada”, “moralmente relativista” y con una juventud cada vez mas irreverente – aunque esto último parece ser un fenómeno netamente humano y cíclico, ya los babilonios, egipcios y griegos se quejaban de sus jóvenes tratándolos de “malcriados, lujuriosos, groseros, irrespetuosos, vagos, entre otros” [20].

Sin embargo, la evidencia histórica demuestra lo contrario. Por ejemplo, la violencia ha ido decreciendo constantemente después de la edad media; en la Europa medieval, había una tasa de asesinatos de 100 por cada cien mil habitantes, actualmente es de 1 por cada cien mil [21]. Tendemos a pensar que el mundo moderno es más violento, pero esto se debe a que el registro histórico de épocas recientes es más completo y porque nos preocupa más la violencia que en épocas pasadas. En el caso de las guerras, aunque muchos afirman que el siglo 20 ha sido el más sanguinario, la mortalidad por guerras y hambrunas durante el siglo XX no superó el 5% de la población total – mientras que los estudios arqueológicos y etnográficos sugieren que el 15% de la población de sociedades humanas sin un Estado mueren de forma violenta. Prácticas comunes durante milenios, como los sacrificios humanos, la persecución de brujas y herejes, la esclavitud, deportes sanguinarios, la tortura, mutilación punitiva, ejecuciones sádicas (como quemar, romper los huesos, crucifixión, destripamiento, empalamiento, etc), el machismo, entre otras, han sido prácticamente abolidas y/o están desapareciendo en gran parte del mundo [22].

El avance de los derechos humanos, la razón, la educación y el retroceso de la intolerancia nos han permitido construir un mundo que muchos anhelarían en siglos y milenios pasados. Todo esto esta muy lejos de la visión apocalíptica que muchos predicadores propagan, creando en la gente un falso y artificial sentido de pánico por la espera del famoso “Juicio Final”.

Es importante recalcar en el caso de los terremotos, la supuesta sensación de que en las últimas décadas ha aumentado su frecuencia, es simplemente un mito urbano. Esta correlación se debe a que ahora tenemos más de 8 mil sismógrafos alrededor del mundo, mientras que, por ejemplo, en los años 30, solo habían 350; los movimientos telúricos ocurrían con similar intensidad que ahora durante toda la historia registrada [23][24].

En síntesis, y regresando al tópico inicial de este sub-tema, el problema de las predicciones (que en términos populares se denotan erróneamente como “profecías”) subyace en el contexto ambiguo, incomprensible, poco claro y carente de especificaciones – dentro del cual podemos hacer calzar a voluntad propia toda una serie de eventos del periodo en que estamos viviendo. Esto no solo pasa con la biblia, sino con muchos profetas de diferentes épocas que a final de cuentas solo hablaron farfullo sin sentido, y que seres con nulo pensamiento crítico los tratan de hacer coincidir con eventos del periodo de turno donde les tocó nacer.

Yo podría tomar una “profecía” del famoso Nostradamus (sus supuestas predicciones han sido generalmente hoaxes y/o refutadas [25][26]) e irracionalmente encajarle a la fuerza acontecimientos de estos últimos meses. Por ejemplo, yo les puedo dar “pruebas” de que Nostradamus “predijo” el fin del mundo para el momento en que el hit “Gangam Style” alcance 1000 millones de visitas en YouTube. Sé que les parece estúpido e irracional (como generalmente funciona esto de las profecías) pero se los puedo “demostrar”:

De la mañana calmada, el fin llegará cuando el número de círculos del caballo danzante sean nueveProfecías (1568) – Nostradamus.

Según estas palabras, el fin del mundo llegaría cuando el video de Gangam Style (el caballo danzante) protagonizado por un cantante sur-coreano (conocido como el país de la “mañana calmada”) consiga que su video musical en YouTube alcance mil millones de reproducciones (1’000’000’000 = nueve círculos) para el 21 de diciembre – en el momento que escribo esto, ya van casi 930 millones de visitas y en un aumento explosivo. Como ven, es muy fácil vaticinar en base a contextos inciertos, o modificarlos descaradamente como ha ocurrido con muchos hoaxes de profetas como Nostradamus – a los cuales probablemente se suma la frase que utilice anteriormente.

Conclusión

Como se dijo anteriormente, ha sido propio de la conducta humana el predecir los tiempos finales basado solamente en mitos y creencias infundadas, las listas confeccionadas con la inmensa cantidad de fechas equivocadas en los últimos 5 milenios son evidencia clara de tal comportamiento. Es un tema que no deja de ser menos importante cuando la vida de las personas se pone en riesgo real por esas predicciones falsas, como ha ocurrido con movimientos milenaristas y/o de corte mesiánico que han surgido cíclicamente (generalmente al final de cada siglo), ya que pueden llegar a causar un nivel de pánico tan elevado, que grupos de personas se suicidan masivamente; eso ya ha pasado antes y probablemente vuelva a ocurrir.

No debemos olvidar que mientras los medios de comunicación irresponsablemente dan espacio a charlatanes y agoreros, muchos sacan provecho económico de esto, tanto escritores, como constructores de bunkers [27], o vendedores de kit de supervivencia [28] – que no son nada baratos; en internet pueden encontrar mucho de eso.

Cuando busquen información respecto a estos temas siempre verifiquen las fuentes, no se traguen lo que dice un charlatán en televisión (de esos tenemos muchos), ni se queden con lo que leyeron en un blog o un sitio web de dudoso origen. Vayan a paginas webs confiables sobre astronomía (NASA, ESO, badastronomy, etc) y arqueología; y por último, si no manejan una idea básica del tema, consulten información con un especialista.

El problema no es que el mundo se vaya a acabar, sino que al parecer hay gente que quiere que el mundo de verdad se acabe, y se molestan o te tratan de “mente cerrada” cuando se les dice que eso no será así basado en evidencias reales. El único final del planeta tierra confirmado será en 5.000 millones de años más cuando el sol se convierta en una gigante roja, y consuma a Venus, Mercurio, la Tierra, y Marte. Por ahora solo preocupémonos de no ser nosotros una causa prematura del final de este bello hogar como lo es el planeta tierra.

Referencias

1.- Doomsday & doomsday cults – The Skeptic Dictionary. URL: http://www.skepdic.com/doomsday.html
2.- Vincent H. Malmström (19 de marzo de 2003). «The Astronomical Insignificance of Maya Date 13.0.0.0.0» (pdf). Dartmouth College.
3.- Mark Stevenson (2009). «Next apocalypse? Mayan year 2012 stirs doomsayers». Associated Press.
4.- Rory Carroll (2009). «The end of time: maya calendar runs out soon, but don’t panic». The Guardian.
5.- Michael D. Coe (1966). The maya. Ancient peoples and places series, no. 52 (1.ª edición). Londres: Thames and Hudson. ISBN 0500050619. OCLC 318157568.
6.- Apocalypse in 2012? Date spawns theories, film – CNN.com» (en inglés).
7.-“Descubren Antiguo Calendario Maya” ABC. Es – URL: http://www.abc.es/20120510/ciencia/abci-descubren-antiguo-calendario-maya-201205101103.html
8.- Linda Schele; y David Freidel (1990). A Forest of Kings: The Untold Story of the Ancient Maya (pbk reprint edición). Nueva York: Harper Perennial. ISBN 0-688-11204-8. OCLC 145324300.
9.- “2012 y Contando” – Chile Skeptic. Original desde Skeptic.com http://www.chileskeptic.cl/2012-y-contando/
10.- Contradictions in the Bible – The Skeptic´s Annotated Bible. URL: http://skepticsannotatedbible.com/contra/by_name.html
11.- Science and History in the Bible – The Skeptic´s Annotated Bible. URL: http://skepticsannotatedbible.com/science/long.html
12.- “La Biblia Desenterrada” (2001), Finkelstein y Silberman. URL: http://en.wikipedia.org/wiki/The_Bible_Unearthed – Libro (Disponible): http://www.ow11.org/docs/La%20Biblia%20Desenterrada.pdf
13.- “Perdiendo la Fe en la Fe” (Capítulo VII: ¿Historia o Mito?) Dan Barker. URL: https://ffrf.org/uploads/espanol/PerderLaFe.pdf – Debate Bart Ehrman vs Michael Licona (URL: http://www.youtube.com/watch?v=zYBq6OSWlGY)
14.- Jesus’ miracles, religious myth and biblical contradictions – Digital Bits Skeptic. URL: http://www.dbskeptic.com/2010/02/07/jesus-miracles-religious-myth-and-biblical-contradictions/
15.- Prophecies, Promises, and Misquotes in the Bible The Skeptic´s Annotated Bible. URL: http://www.skepticsannotatedbible.com/proph/long.html
16.- “A Brief History of the Apocalypse”. URL: http://www.abhota.info/end1.htm
17.- “The Coming of the Kingdom” – The Rejection of Pascal´s Wager. URL: http://www.rejectionofpascalswager.net/kingdom.html
18.- “Extinction” – Bruce Walsh´s web at the Department of Ecology and Evolutionary Biology at the University of Arizona. URL: http://nitro.biosci.arizona.edu/courses/EEB105/lectures/extinction/extinction.html
19.- “Toba catastrophe theory: Genetic bottleneck theory”. URL: http://en.wikipedia.org/wiki/Toba_catastrophe_theory#Genetic_bottleneck_theory
20.- “Grandes movilizaciones juveniles en Europa; en España, botellón navideño” – El Confidencial. URL: http://www.elconfidencial.com/comunidad/usuario/el%20enano/1580247
21.- Pinker S. (2011). Decline of violence: Taming the devil within us. Nature. 478, pp 309–311. doi:10.1038/478309ª. URL: http://www.nature.com/nature/journal/v478/n7369/full/478309a.html
22.- “Steven Pinker y el Mito de que hay mas violencia en la época actual” – Chile Skeptic. URL: http://www.chileskeptic.cl/steven-pinker-y-el-mito-de-que-hay-mas-violencia-en-la-epoca-actual/
23.- Are Earthquakes Really on the Increase? – USGS. URL: http://earthquake.usgs.gov/learn/topics/increase_in_earthquakes.php
24.- Frequently Asked Question – USGS. URL: http://www.usgs.gov/faq/index.php?action=show&cat;=113
25.- “Nostradamus” – The Skeptic Dictionary. URL: http://www.skepdic.com/nostrada.html
26.- “Nostradamus Predictions” SCI – Science. http://science.discovery.com/top-ten/2009/nostradamus-predictions/nostradamus-predictions.html
27.- “Bunkers en Chile” – Supervivencia 2012. URL: http://www.supervivencia2012.net/2011/09/05/bunkers-en-chile/
28.- “Kit de Supervicencia” – Supervivencia 2012. URL: http://www.supervivencia2012.net/kit-supervivencia/