En la práctica, ¿Chile es un Estado laico?

por | 26 septiembre, 2012

Por si no lo sabían (o si no se habían dado cuenta), en Chile la Iglesia y el Estado están separados. La separación ocurrió oficialmente en 1925, tras aprobarse el texto constitucional que contenía la norma que aseguraba la libertad de culto a todos los ciudadanos. Posteriormente, esta norma fue ratificada en la Constitución de 1980 y sigue vigente hasta el día de hoy. Básicamente, los países hacen esto para que las instituciones religiosas dejen de intervenir en los asuntos públicos, buscando, de esta manera, la secularización de las sociedades, o sea, pasan de ser eclesiásticas a ser laicas.

Otra importante consecuencia de la inclusión de esta norma en las constituciones, es que le significa a los estados el poder declarase laicos, aunque muchos en la práctica no lo sean. Para mí, Chile es un ejemplo de esto último; porque si lo fuera en la práctica, entonces las autoridades establecidas en la Constitución no podrían adherirse públicamente a ninguna religión; porque si lo fuera en la práctica, entonces las creencias religiosas de esas autoridades no podrían influir en la política nacional; porque si lo fuera en la práctica, entonces el Estado tendría que tratar a todos los ciudadanos por igual, tanto a los que profesan cualquier religión (cristianos, budistas, pastafaristas, etc.) como a los que no. Y esto, bajo mi punto de vista, no sucede.

A continuación, señalaré 5 puntos que demuestran, en mi opinión, que Chile en la práctica no es un Estado laico como debiera ser:

  1. Himno nacional

    Nuestro himno nacional tiene un coro y 6 estrofas, pero desde 1990 solo cantamos el coro y la quinta estrofa. Ahora, canten conmigo la quinta estrofa:

    Puro, Chile, es tu cielo azulado,
    puras brisas te cruzan también,
    y tu campo de flores bordado
    es la copia feliz del Edén.
    Majestuosa es la blanca montaña
    que te dio por baluarte el Señor,
    y ese mar que tranquilo te baña
    te promete futuro esplendor.

    Esta estrofa alude claramente al Génesis bíblico y claramente no respeta nuestra Constitución actual. Cuando fue escrita —hace 165 años—, lo más probable es que nuestro país estaba controlado por la Iglesia Católica, por lo que se haya aceptado sin más ni más no me parece extraño; pero que se siga cantando hoy en día me parece totalmente disparatado. ¿Por qué no se ha secularizado aún el himno, modificando o eliminando esa estrofa? ¿Es que acaso los himnos patrios son sagrados y no se pueden cambiar?

  2. Te Deum

    El Te Deum es una ceremonia religiosa de carácter ecuménico que se hace en Chile todos 18 de septiembre desde 1810. Esta ceremonia reúne a las máximas autoridades del país, encabezadas por el Presidente de la República, y tiene el objetivo de “dar las gracias”. Cuando asume un nuevo Presidente también se realiza esta ceremonia (aunque con diferente nombre). La ceremonia se hace en el templo principal de la Iglesia Católica en Chile, la Catedral Metropolitana de Santiago, por lo tanto, me imagino que los agradecimientos enviados van a parar a la deidad suprema de los cristianos.

    Desde 1975 también tenemos un Te Deum realizado por el movimiento evangélico, ceremonia a la que también van las máximas autoridades del país. Con esto último, sospecho que nuestras autoridades tratan de que la adhesión del Estado chileno a la religión católica no sea tan notoria. Lo divertido es que ambas religiones adoran a la misma deidad, por lo tanto, los agradecimientos emitidos tienen el mismo receptor.

  3. Aborto inducido

    Me voy a meter en un lío refiriéndome a este tema (¿tabú?), como ya lo hizo una vez el miembro de la Asociación Luchostein, pero lo voy a hacer igual.

    Se llama aborto inducido a la interrupción intencional del embarazo y esta interrupción puede ser directa (cuando la mujer embarazada lo decide) o indirecta (cuando se justifica por razones médicas). Pues bien, prepárense: En Chile el aborto inducido —tanto el directo como el indirecto— es totalmente ilegal. Da lo mismo si la vida de la madre corre peligro, si el embarazo es producto de una violación, si el feto viene con defectos o si la madre quiere hacerlo o no, en Chile está legalmente prohibido abortar (yo creo que si pudieran prohibir el aborto espontáneo también lo prohibirían). En este aspecto, al día de hoy nuestro país se encuentra al mismo nivel que El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Malta y Vaticano. En todos los demás países del planeta se ha legislado y de alguna u otra manera se permite abortar.

    Existe una relación entre los países que acabo de nombrar y es que en todos ellos predomina la religión católica (en Malta y Vaticano, es la religión oficial), la que condena el aborto inducido desde el mismo momento en que el óvulo es fecundado1. Por supuesto que en un Estado laico no debería importar lo que diga una religión en particular, pero apostaría a que el sentido abiertamente cristiano2 3 que tienen los dos partidos políticos con la mayor representación política en Chile4 5, la Unión Demócrata Independiente y la Democracia Cristiana, incide en que nuestra legislación sobre el aborto sea una de las más restrictivas del mundo6.

  4. Apertura del Senado de la República de Chile

    Con las palabras “En nombre de Dios, se abre la sesión” se iniciaron las sesiones del Senado chileno hasta el 13 de enero de 2012, pero me imagino que el hecho de saber que nuestro Estado es laico desde 1925 no dejaba dormir a nuestros legisladores, motivo por el cual nuestros senadores decidieron finalmente cambiar esas palabras por… ¡Esperen! ¡No! ¡Únicamente las cambiaron por “En nombre de Dios y de la Patria, se abre la sesión”!

    Si quieren profundizar un poco más acerca de esto no se pierdan el artículo de Lulú “En nombre de un ser de improbable existencia, se abre la sesión”.

  5. Días feriados

    Los días feriados son días no laborables y son señalados por las legislaciones de cada país. En Chile, este año vamos a tener 17 días feriados, 9 de los cuales son religiosos (el resto son civiles). ¿Por qué todavía tenemos feriados religiosos? ¿Por qué el Estado favorece a una religión en particular para festejar sin trabajar ese día? Lo correcto sería que cada institución religiosa decidiera si le da o no el día libre a sus “trabajadores” y quienes creen en tal fe, pueden pedir un día de sus vacaciones legales si desea dedicarlo a la deidad en que cree, ¿o es muy tonto lo que estoy diciendo?

Que nuestro país en la práctica no sea un Estado laico tiene una consecuencia indirecta grave y absolutamente impresentable a mi entender y es que las religiones tienen licencia para vulnerar el derecho a libertad de culto de las demás personas, especialmente, el de sus víctimas favoritas, los niños, lo que le permite a la religión predominante seguir manteniéndose “vigente”, generación tras generación, por la vía de la adoctrinación desde la más temprana infancia incluso en las escuelas públicas.

¿Y qué opinan ustedes? En la práctica, ¿Chile es un Estado laico o no?

Notas y referencias

  1. Iglesia.cl, “Lo que nos mueve es el bien de las familias de Chile“.
  2. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile – BCN, Partido Unión Demócrata Independiente.
  3. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile – BCN, Partido Demócrata Cristiano.
  4. Cámara de Diputados de Chile, Diputados.
  5. Senado de la República de Chile, Senadores.
  6. Wikipedia, Aborto en Chile.

Enlaces relacionados