El observador de OVNIs observado

La semana pasada nos llegó un mensaje de un lector, aludiendo a un artículo sobre la visión escéptica del fenómeno OVNI. Su principal inquietud fue hacernos notar que los astrónomos sí han visto OVNIs en algún momento de sus vidas, a modo de refutar un par de frases del citado artículo donde se menciona lo contrario. De paso mencionó unos supuestos casos ocurridos en observatorios en Chile (aunque sin aportar más antecedentes), en virtud de reforzar la idea de que estos científicos también "saben algo" sobre el fenómeno, condimentado con declaraciones que algunos astrónomos habrían dado a investigadores del proyecto Blue Book, en los años '50 (sin aportar más antecedentes tampoco).

En AECH consideramos importante responder este mensaje, pero a la vez hacerlo público, ya que queda en evidencia una confusión común entre quienes se interesan por estos fenómenos: la asociación inmediata (homologación) de los conceptos "OVNI" con "ET".

Para partir, las frases a las que nuestro lector alude del artículo citado son:

¿Por qué los Astrónomos, no reportan avistamientos de"OVNIS“? (...) ¿cómo es posible que si astrónomos, tanto profesionales como aficionados quienes pasan mucho tiempo observando el cielo, sean otras las personas que "logran ver Ovnis"?

Si lo notan, las frases del artículo ponen en comillas a "OVNIS" precisamente porque su intención es exponer la conceptualización popular del fenómeno, que asocia cualquier cosa-no-identificada-en-el-cielo con algo extraterrestre. Mi impresión es que tanto astrónomos profesionales y aficionados (me incluyo) alguna escasa vez vimos algo que no logramos explicar inmediatamente, dentro de nuestros conocimientos, con la única diferencia que la asociación no será a hombrecitos grises, sino a una causa natural o artificial hecho por el hombre, en concordancia con el famoso precepto de la navaja de Occam.

Por lo mismo, no tiene sentido que un astrónomo "reporte" a la luz pública haber visto algo que no logró identificar, ya que no tiene ninguna evidencia para pensar que aquello era algo extraordinario que ameritara reportarse. Al hablar de que otras personas "logran ver Ovnis", se expone simplemente que aquellos no familiarizados con el cielo verán con más frecuencia "cosas" que les resultarán desconocidas; si mezclas eso con alguien que tiene una fascinación por lo extraterrestre y no suele aplicar el principio de parsimonia, el resultado lógico será un montón de reportes de OVNIs.

Respecto al informe Condon y los reportes del Proyecto Blue Book, más allá de
que pueda existir un puñado de declaraciones "más válidas" por provenir de astrónomos (me gustaría ver las declaraciones, de paso), creo que es importante tomar en cuenta el contexto histórico: estamos hablando de los años '50, en pleno auge del fenómeno OVNI (si tomamos como inicio el caso Arnold de 1947) pero también de la Guerra Fría, con más de algún experimento aéreo que lógicamente no sería del conocimiento público, y que pudo contribuir a esta avalancha de reportes. Por otro lado, así como avanzó la tecnología en crear aparatos "voladores", también avanzó el conocimiento sobre fenómenos meteorológicos o astronómicos, por lo que no debería resultar tan crítico si un astrónomo de los años '50 no pudo identificar algo que quizá está mucho mejor estudiado en 2012.

Por último, cabe confirmar el hecho de que la observación astronómica actual es a través de computadores y viendo un campo de visión muy pequeño, pero es un hecho irrelevante si con ello se pretende "explicar" por qué los astrónomos no han visto OVNIs (también me gustaría ver antecedentes de los supuestos casos deslizados por nuestro lector, en los años 1964, 1972 y 1985); los astrónomos amateur siguen observando a cielo abierto (y pasando frío :)) y siguen sin ver naves extraterrestres. Si bien no existe la imposibilidad de esas visitas, como afirma el físico teórico Michio Kaku, no dejan de ser especulaciones que siguen necesitando de *evidencia* para ser aceptadas dentro de nuestra realidad.

24 comentarios:

Manuel carvallo dijo...

Aprovecho las noches frías y despejadas que de ves en cuando me ofrece Chiloé para sacar mis equipos para afuera y hacer observación visual. Da lo mismo si son binoculares o un telescopio de gran apertura y pequeño campo visual, lo único extraterrestre que he visto de cerca son los meteoritos que caen en nuestra atmósfera. 

Pero mis colegas me dicen que tenga cuidado, que algún día me va a "pasar algo" y me "voy a arrepentir" y que pasaré de escéptico a creyente, porque aquí en Chiloé está la cuna de todos los extraterrestres.

Y así conozco a un par de personas, encerradas en sus casas, con pánico a pararse  en el campo, con la débil luz de la Vía Láctea iluminando nuestras pupilas, por temor a ser abducidas por quien sabe qué clases de insectos o reptiles obsesionados con introducirnos aparatosos instrumentos por el recto. Excelente labor han realizados los medios de comunicación, encerrando a personas en casa y llena de luces.

100% de acuerdo con el artículo. He visto cosas que desconozco, pero como NO SÉ que son, las guardo en el baúl de "misterios" hasta nuevo aviso.

A ver si tenemos en la AECH más aficionados a las noches oscuras y despejadas, en una de esas comentamos algo de la asquerosa contaminación lumínica y el derroche absurdo de energía.

ciberprofe_roberto dijo...

Gran aporte Manuel! Me identifico contigo. Es tan linda la astronomía. Te permite un desarrollo intelectual distinto cuando te percatas que es tu mente y no los ojos los que ven. Pero tal como en el libro "un Mundo Feliz" si no hay consumo no interesa su difusión. Entonces prefieren los jóvenes encerrarse en sus casas a leer en sus computadores, "historias" de gente abducida y demonios que atacan a la gente que está en la noche bajo el cielo estrellado. El antiguo miedo evolutivo de los mamíferos diurnos a la oscuridad de la noche es màs fàcil de aprovechar que el deseo de conocer los misterios del entorno. La gente prefiere que les lean un cuento absurdo, que aprender o estudiar la biológia, astronomía, la física o cuanquier ciencia que de una explicación en dificil. 

Manuel carvallo dijo...

Mi meta es construir un pequeño espectrómetro. No es costoso y los materiales son de fácil acceso. Lo voy a utilizar para ver si puedo analizar la luz de algunos objetos de espacio profundo y ver si puedo saber de qué están hechos. Ojalá que lo logre.

¿Para qué? Pues, no lo sé. Se supone que en los libros ya está esa información, pero descubrirlo por mi mismo me es demasiado irresistible. Es como cuando "descubrí" que las lunas copernicanas giran al rededor de Júpiter...¿Acaso no hizo lo mismo Galileo?...si, pero...¡Yo también puedo!. Tomar notas y todo eso. Ver lo que Galileo vió y ver que tenía razón (quien sabe, tal vez hubiera descubierto que se equivocó con eso, pero no fue esa la ocasión).No se necesita gran equipo, con unos binoculares se puede hacer seguimiento a dichas lunas.Supongo que no se hace ciencia leyendo libros de ciencia. Hay que salir pa' fuera (o salir pa' entro en el caso de ingresar a un laboratorio). Hay que medir, controlar variables y las demás cosas.¿Y mi colega "ufólogo"? ¿Sale conmigo por las noches a buscar a sus dioses reptilianos? No. Supongo que hace ciencia ufológica viendo a Salfate o navegando por las páginas web de la conspiración annunaki.

Fernando C. Bustcovich dijo...

Apenas puede creerse que estos mismos científicos que han construido tantos prodigios de la ingeniería, desde imponentes represas a monumentales edificios y portentosos puentes, sean incapaces de deducir cosas tan sencillas como por ejemplo quiénes han construido las pirámides de Egipto, los megalitos de Stonehenge o los petroglifos de Nazca, por citar solamente a algunas de las más obvias.
Hay una resistencia irracional a incluir en la ecuación a los extraterrestres, a pesar de que el solo hecho de tomarlos en cuenta resuelve prácticamente casi todos los enigmas.
Es inexplicable, salvo que pongamos en el tapete el factor estupidez, la razón de que no queramos admitir que no somos los únicos habitantes del Cosmos y que, no siéndolos, es lógico pensar que ya deben estar aquí desde hace mucho, muchísimo tiempo.
¿Cómo es posible ignorar que desde hace más de medio siglo ya hay un asentamiento extraterrestre en Estados Unidos, máxime cuando científicos de renombre que han estado trabajando allí lo han denunciado y muchos de ellos por esta causa han sido asesinados?
¿Cómo es posible seguir ignorando las abducciones de seres humanos por extraterrestres desaprensivos para experimentación?
En definitiva, ¿acaso tenemos la "inteligencia" del pez que todo lo considera desde el mundo de la pecera?

Bernardo Domingues dijo...

Fernando, si las evidencias son tantas, por qué no muestras una concreta? No cuentan las anéctodas ni evidencias circunstanciales. Basta con un objeto hecho de materiales completamente desconocidos para el hombre para poder poner sobre el tapete la hipótesis. Pero todo tipo de evidencia de este tipo falla miserablemente en pasar esta barrera.

El argumento de que "el solo hecho de tomarlos (a los ETs) en cuenta resuelve prácticamente casi todos los enigmas" es un argumento muy facilista. Lo mismo se puede decir de los duendes. Si a todo lo que no se entiende en la tierra decimos "los duendes lo hicieron", no hay misterio sin resolver en el cosmo.

Tienes el mismo argumento religioso del Dios de las brechas, pero con aliens y si lo miras bien, es irracional. Es agarrar argumentos escogidos a dedo, ignorando todo lo que hay en contra y argumentar que quien no ve lo que tú ves es irracional, estúpido o tiene poca visión.

Trata de racionalizar un poco tu propio pensamiento e intenta comprobar tus hipótesis en vez de tirar un montón de especulaciones y tratar casi de tarados a quienes no piensan como tú.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Fernando C. Bustcovich 

Estimado,

No se en qué siglo vive, pero lo que ud. dice son paradojas,  ya que todo lo que relata SÍ tiene una explicación científica aceptada, sin tener que recurrir a posibilidades sin fundamentos, como el origen extraterrestre.

La egiptología nunca ha dudado de la autoría de las pirámides, ni de como fueron construidas (los egipcios conocían la polea y el plano inclinado, suficiente para mover piedras de gran tamaño). Respecto de Stonehenge, ¿cuál es el conflicto?, ¿el mismo problema de arrastrar piedras y pararlas?, ya se hacía desde hace mucho antes. Y con los petroglifos de Nazca, como ud. bien dice, son petroglifos creados por los antiguos habitantes del lugar... ¿o acaso comparte la creencia de que son "aeropuertos de extraterrestres"? (tan tecnológicos y requieren de unas líneas picantes en el suelo para aterrizar, ¿no tienen GPS?)

La resistencia a incluir a los extraterrestres en la ecuación, es absolutamente racional, y es la misma razón por la cuál se excluye al dragón que tengo en mi bolsillo de tal análisis... y es que no existe evidencia alguna que los ligue con tales sucesos, es más, ni si quiera existe evidencia de su existencia... ¿entonces bajo cuál criterio racional podríamos incluirlos?

El que uno incluya un "comodín" que mágicamente resulte ser solución a todos nuestros cuestionamientos, no le agrega validez a tal afirmación, de la misma forma que podría concebir una historia tal, que el dragón que tengo guardado en mi bolsillo, hizo las pirámides para rascarse la espalda, Stonehenge para jugar canicas y la líneas de Nazca para aterrizar... no tiene mayor validez porque la idea sea posible de ser formulada.

Respecto de ser los únicos habitantes del Cosmos, muy probablemente no sea así, con una muy alta probabilidad existe vida allá afuera, aguardando a ser descubierta. Pero no es nada lógico pensar que dado el hecho de que exista vida, ésta vida necesariamente no tiene que haber visitado desde hace mucho tiempo. Si existe vida inteligente en el Universo, muy probablemente no sabe de nuestra existencia, nunca estuvo, está o estará acá... y es más probable que dejemos de existir, antes de que alguien más en el universo se entere de que existimos, dada las inimaginables distancias que nos separan (según Drake, aproximadamente 300 años luz, lo cuál requiere de 600 años de viaje como mínimo, para hacer contacto).

Lo que afirma respecto de un asentamiento extraterrestre en EE.UU., no lo descarto de plano, pero es un hecho que contrasta con todo el conocimiento actual de la ciencia, y que por cierto requiere varias toneladas de evidencia que lo sustenten... no un video, no una foto borrosa, no un testimonio picante... algo como lo que relata, requeriría que primero trazara el registro atómico de tales seres (si vienen de otro planeta, sus átomos son diferentes, ya que provendrían de otros procesos de acreción planetaria), lo cuál sería la única forma posible de inferir de que en realidad estamos en presencia de seres externos a nuestros planeta.

Y finalmente, respecto de las abducciones, no existe registro físico de ningún caso, solo testimonios de "abducidos" y de psicólogos de "regresiones", nada más. Tales fenómenos, en muchos casos son simples trastornos del estado de vigilia, que antiguamente se relacionaban con espíritus, posesiones demoníacas, ícubus y súcubus, pero que luego del "new age", absorbe los nuevos conocimientos culturales y se transforma en "abducciones extraterrestres".

Sr. Bustcovich, yo personalmente no soy tan exigente, me basta con un tornillo o pieza metálica de una nave extraterrestre, que pueda ser estudiada en un laboratorio, y que se pueda demostrar a través del proceso anteriormente descrito, que no es un material originario de la Tierra... entonces hablaremos de la implicancias de tal acontecimiento, hasta ese entonces... solo me huele a mucho Star Trek.

saludos cordiales.

Fernando C. Bustcovich dijo...

"Tienen ojos y no ven, tienen oídos y no escuchan" ...

JAVIER ESPINOLA dijo...

"Tiene cerebro y no lo usa"

Fernando C. Bustcovich dijo...

No estoy en contra del escepticismo auténtico, del escepticismo sano, del escepticismo objetivo, sino en contra del escepticismo barato, escepticismo ignorante, escepticismo  enfermo que pregonan los que ahora se hacen llamar escépticos, que al fin y al cabo no son más que seudo escépticos que jamás brindan una solución, dedicándose sólo a la crítica negativa, que es la crítica por la crítica misma.Una crítica honesta es la que evalúa todas las posibilidades, sin dejar ninguna de lado, entre ellas los extraterrestres, y luego brinda la solución que cree adecuada al caso según los propios conocimientos, y por supuesto luego de estudiar bien todos los aspectos y todas las propuestas que se han dado.Pero estos seudo escépticos, que son más seudos que lo que ellos denominan “seudos”, sólo hacen como los gallos, que cacarean pero jamás ponen un huevo.Además, sus postulados se reducen a burlarse, a negar, a sostener que todo es mentira, que todas son alucinaciones, y que todos están conspirando contra ellos.

Daniel dijo...

Fernando,

Si dice: "Una crítica honesta es la que evalúa todas las posibilidades, sin dejar ninguna de lado, entre ellas los extraterrestres".

Nadie aquí se niega a evaluar nada. Al contrario, todo el mundo está ávido de evaluar la veracidad de una afirmación, pero eso necesita que quien la hace, haga algo clave:

QUE PRESENTE EVIDENCIA.

Ud. ha hecho un montón de afirmaciones. Estamos esperando SU evidencia. No que "diga que...", que "afirme que...", que nos "asegure que..."; se le pide que presente evidencia válida, concreta y evaluable por terceros, como nosotros.

Si Ud. no lo hace, está faltando a la responsabilidad racional de la "carga de prueba", y si falla a esa responsabilidad, y nadie lo toma en serio, no es nuestra culpa en no creerle, ni nos transforma en pseudo-nada. Es que Ud. afirma cosas sin base. Así de sencillo.

El escepticismo sano es el que basa sus afirmaciones en evidencia. Si Ud. dice ser un esceptico "sano" y auténtico, ya sabe lo que tiene que presentar: Evidencia. En cambio si Ud. cree cosas sin base o sin fundamentos comprobables, Ud. pasa a ser crédulo, no un escéptico de ningún tipo.
 
Saludos

Fernando C. Bustcovich dijo...

El escepticismo no es más que el disfraz del cobarde, del que no se atreve a sacar la cabeza fuera de la caja de zapatos en que vive para afrontar la realidad los datos están miles de pruebas. Los gigantescos moai de la isla de Pascua, algunos llegan hasta las 80 toneladas, fueron obviamente construidos por extraterrestres “El pianista amnésico”, no es más que uno de los tantos crueles experimentos que en el Área 51 se hacen con cobayos humanos y cuantos datos más...

SI PUEDES REFUTA TODO ESO.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Estimado,

Decir que los moais son "obviamente" construidos por extraterrestres, se salta un pequeño paso.... la evidencia. Si es tan "obvio", no debería costarle demasiado presentar alguna prueba que sustente tal afirmación.

No es necesario refutar una afirmación que no se sustenta en evidencia, ya que por definición, solo es una opinión, y no un argumento.

Si quiere someterse a refutación, por trillonésima vez... sustente sus afirmaciones en algo tangible.

saludos cordiales

Daniel dijo...

Estimado Fernando,

Decir que "Los gigantescos moai de la isla de Pascua, algunos llegan hasta las 80 toneladas, fueron obviamente construidos por extraterrestres" no prueba que hayan sido construídos por extraterrestres.

Decir que hay "los datos están miles de pruebas", sin presentar uno concreto que examinar, no hace que tales datos existan o apoyes lo que dices.

Decir que existe algo llamado "El pianista amnésico”, no es más que uno de los tantos crueles experimentos que en el Área 51 se hacen con cobayos humanos" no hace que tal cosa sea cierta.

Decir cosas, no prueba nada.

Y decir "SI PUEDES REFUTA TODO ESO.", demuestra que no eres una persona racionalmente preparada para demostrar nada, pues eso es un ejemplo de libro de la falacia de eludir la carga de prueba.

Por lo tanto, no hay nada que refutar. Ya demostraste cual es el peso de tus afirmaciones. Supongo que con eso basta.

Saludos.

Bernardo Domingues dijo...

 No es necesario Fernando. Dices cosas al voleo y luego dices "refuta esto" y no te das cuenta del gigantesco error de razonamiento en el que incurres.

Refuta que el conejo de Pascua llegó ayer a mi casa, parió un huevo de chocolate y lo entregó en mis manos deseándome una Feliz Pascua.

No te entrego evidencia. Solo te lo digo. Refuta lo dicho. No puedes hacerlo. Y no es tu tarea. Si yo digo eso, es MI responsabilidad comprobar que un conejo parlante que pare huevos de chocolate pasó ayer por mi casa, no la tuya llenar mi casa de sensores para ver si un conejo mágico pasó por allá en algún momento.

Si encuentras que somos poco propositivos, acá va una propuesta. Encuentra alguna evidencia sólida de cualquiera de tus afirmaciones. Una sola que no sea una anéctoda o una foto borrosa y luego entrégala a nosotros y nos comprometemos en encontrar un laboratorio y científicos capaces de estudiarlo a fondo.

Luego, si tiene validez, lo consideraremos y, eventualmente lo aceptaremos como verdad. Hasta entonces, no pasan de cuentos de hadas, no más creíbles que los avistamientos de demonios hace poco más de un siglo atrás.

Bernardo Domingues dijo...

 Y no caigas en la falacia de que si algo no tiene explicación, es obra de los ETs. Como dije antes, reemplaza ETs por Dios, duendes o unicornios y logras el mismo resultasdo, explicándose todo mágicamente...

Fernando C. Bustcovich dijo...

Los sabios escépticos de nuestro planeta han demostrado, con fórmulas muy precisas e irrefutables, la imposibilidad de que los terrestres existan…y también han demostrado que la jirafa es un ser mitológico jajaja un pequeño chiste 

Fernando C. Bustcovich dijo...

Muchas veces hemos oído a los escépticos declamar ostentosamente que el que afirma la existencia de los extraterrestres en nuestro planeta es quien debe probarlo, y que por lo tanto a ellos les basta con negarlo. Esta premisa, más allá de que es una postura cómoda, es totalmente falsa, y lo prueba el hecho de que si yo negara lo que sostienen ustedes los escépticos, es decir que ningún extraterrestre ha llegado hasta la Tierra, entonces serían ellos lo que tendrían la carga de probarlo porque precisamente son los que afirman.
Además, está el hecho de que los escépticos no aceptan las pruebas que nosotros les suministramos y quieren que les presentemos a un extraterrestre vivito y coleando y por supuesto a su nave espacial, y que de paso los llevemos a viajar por el Cosmos.Uno de los inconvenientes de esto es que los extraterrestres no vienen a nuestro planeta para darse a conocer sino a investigar, lo que significa pasar desapercibidos.
Por otra parte, los extraterrestres no serían lo inteligente que supongo que son si pensáramos que ellos van a querer confraternizar con habitantes de un planeta tan belicoso como la Tierra, donde en cualquier momento dado no hay menos de 150 guerras en toda su plenitud.Por supuesto que tomarán contacto con algún grupo de poder de algún país, como en realidad lo han hecho, para hacer intercambios beneficiosos a ambas partes, pero la premisa básica es el secreto de su existencia.
¿Por qué el secreto? Simplemente porque si su existencia fuera un hecho conocido oficialmente no podrían desarrollar libremente sus actividades, ya que ellas deberían estar supervisadas así lo exige la legislación de cualquier país, por las autoridades pertinentes.
Y los primeros que meterían sus narices serían las organizaciones de derechos humanos, ya que en el Área 51 
se hacen crueles experimentos, no sólo con seres humanos, sino también con habitantes de otros planetas.
Lo más sencillo y expeditivo, entonces, es que su existencia pase desapercibida, y aquí aparecen los famosos “Hombres de Negro”, como se los llama popularmente, que son simplemente funcionarios del área mencionada encargados de confundir a la población, de manera que se formen bandos que afirmen y bandos que nieguen.

Javier Espínola dijo...

Ok estimado, nos queda clara tu postura.

saludos

Daniel dijo...

Te recomiendo algo. Por cada afirmación que haces, pregúntate a ti mismo: ¿Cómo se que esto es cierto? Seguro que tendrás una primera respuesta a flor de labios. Vuelve a preguntarte ¿Cómo se que eso es cierto?, y así sucesivamente hasta que llegues a una respuesta que sea incontestablemente cierta por si misma, comprobable por cualquiera y no sujeta a interpretaciones. Si llegas a eso, lo que tienes es EVIDENCIA, y puedes proveería a quien te pregunte.

Pero si llegas a una repuesta que no es evidente e irrefutable por si misma, si requiere creerla sin evidencia, se basa solo en testimonios, o no hay como comprobar por nadie si es cierto o no, y por lo tanto la única forma de saberlo es creerlo porque sí... En tal caso, no hay evidencia que respalde lo que afirmas, y la verdad, pierdes tu tiempo esperando que en u a página de escepticos científicos simplemente te "creamos" y simplemente nos convirtamos en creyentes... Porque sí.

Saludos

Bernardo Domingues dijo...

Fernando, ojalá algún día te des cuenta de los tremendos problemas lógicos en los que caes. La "pruebas" que uds nos dan son anecdóticas y no son mejores que las que entregaban quienes veían demonios o sirenas en otros tiempos.

Nosotros no creemos porque sí y nuestra postura es "cómoda" porque no tenemos tiempo ni energía para estar investigando cada teoría alocada que nos llega a diario. Es como el proiblema del conejo de Pascua que te dije ayer que llegó a mi casa. Prueba que no es cierto. No creo que lo hagas porque no tienes tiempo ni energía ni podrás jamás probar sin sombra de duda que no es así. Pero no le ves el punto tampoco porque es una aseveración absurda.

Por lo tanto, si tienes tantas evidencias sobre los ETs, preséntalas. El problema es que, como con todas las conspiraciones, caemos en el hecho de que estamos lidiando con un grupo o una especie hiper inteligente y que no tienen interés en meterse con nosotros y no sueltan información.

Sin embargo, sí sueltan suficiente información para que cualquier troll de internet sepa que están en el Area 51. Solo sueltan informaciones valiosísimas como esas, pero nunca nada como un objeto extraterrestre o algo así.

Te propongo que leas de verdad con atención lo que decimos y pienses de verdad en lo que estás diciendo, de forma crítica y seria. Vas a ver que lo que crees se sostiene prácticamente en aire. Nosotros preferimos creer en cosas más sólidas e ir construyendo nuestro campo de conocimiento basado en la realidad y no en especulaciones, rumores y mitos.

Saludos.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Bernardo Domingues 

Yo si puedo demostrar que el Conejo de Pascua no pasó por tu casa... me lo contó el dragón invisible que tengo en mi bolsillo, y el nunca miente, ¿por qué? pues porque es obvio que siempre dice la verdad.

Y otra cosa Fernando, el Área 51 es solo una conspiración de una raza de dragones invisibles de bolsillo, para encubrir sus actividades secretas, desviando la atención en seres extraterrestres, mientras ellos se apoderan de la energía cuántica de nuestro planeta... y por eso tantas catástrofes.

Todo calza pollo!... o debería decir dragón?!

saludos

Angel_Gil dijo...

 Javier, concuerdo con su comentario plenamente. Es más, le pediría le gentileza de ilustrarme en mi ignorancia respecto del "registro atómico", y por que este debiera ser diferente para los distintos procesos de acreción de cuerpos celestes.

Hasta donde yo entiendo, todos los elementos e isótopos del universo comparten una serie de características que los diferencias del resto... cada elemento de la tabla periódica es distinto al otro, por lo que eso del "registro atómico" me deja perplejo, pues es una caulidad que desconozco.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Angel_Gil 

Estimado, si bien existe una cantidad determinada de átomos (tabla periódica) que se pueden formar naturalmente basándose en su peso atómico (cantidad de protones), además se encuentran los ISÓTOPOS, que comparten el mismo peso atómico, pero difieren en la cantidad de neutrones... basándose en ésto, hay tantas versiones del mismo átomo, como condiciones posibles en el universo (no se conoce el límite en éste sentido), así que los isótopos en estado natural presentes en nuestro planeta se deben a variables tan particulares como: gravedad, temperatura, presión atmosférica, etc.; y son condiciones tan especiales, que la probabilidad de encontrar configuraciones isotópicas similares en otros lugares del universo, son muy bajas.

De hecho, haciendo un análisis de isótopos podemos saber, por ejemplo, si una roca es un meteorito o una simple piedra de origen volcánico.

saludos cordiales

Manuel carvallo dijo...

Un ufólogo analizando las pirámides y los moai, es lo mismo que un adolescente de 14 años analizando los resultados del CERN.

A menos que sea un experto arqueólogo o que posea un equipo científico multidisciplinario que le ayude a analizar la evidencia, no va a ser capaz de entender ni siquiera por "achunte", que diablos significa los jeroglíficos egipcios u otros símbolos, y al final va a construir hipótesis imposibles desde lo más profundo de su ignorancia en el tema.

Lo mismo con todo lo demás. Los ufólogos, como mínimo, deberían tener estudios universitarios en meteorología, astronomía, geología, para no dar palos de ciegos y sacar conclusiones apresuradas.



Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)