Convocatoria a nuestro XXIII Encuentro Escéptico


Con la exposición titulada "La conciencia: La última frontera" comenzaremos el ciclo de Encuentros Escépticos del año 2012. En esta ocasión, expondrá nuevamente el abogado y escritor Nolberto Salinas Vucina.

Portada
"Travesía a Vulcano"
Nolberto, el año pasado, terminó el postgrado de Magíster en Filosofía de las Ciencias, postgrado que cursó, según la descripción que hacen de él en Editorial Catalonia, «con el objeto de profundizar y desarrollar su hipótesis respecto del origen y desarrollo de la conciencia». Nolberto es, además, autor de un excelente libro que promueve el escepticismo y el pensamiento crítico: Travesía a Vulcano. La peligrosa aventura del pensamiento.

En palabras de propio expositor, el Encuentro tratará lo siguiente:

Todos los esfuerzos científicos, especialmente en neurología, chocan con un obstáculo hasta ahora insalvable: ¿Qué es la conciencia? Desde que Descartes postuló la famosa dualidad entre el cuerpo y la mente, hay una pregunta que ni filósofos ni científicos han podido contestar: ¿Cómo es posible que la conciencia, que es no material, pueda influir en un cuerpo o cerebro material , y vice versa? Toda la moderna Filosofía de la Mente y la llamada Neurofilosofía se dedican en la actualidad a tratar de resolver esta profunda contradicción.

Para un escéptico el tema es de gran relevancia, ya que al debatir con aquellos que creen en diferentes formulaciones del alma o espíritu, esta paradoja supone para ellos un elemento misterioso y mágico, tan inabordable por el pensamiento racional y científico que es, a mi juicio, el último gran bastión del pensamiento mágico.

Mientras no resolvamos el misterio de la conciencia, el pensamiento mágico no podrá ser derrotado. De hecho, si yo fuese pensador mágico no invocaría en defensa de mis creencias a mis dioses o mitos... Me bastaría la conciencia para justificar la presencia de algo divino en el hombre.

Sin embargo, adentrarse en este tema, requiere de cojones escépticos a toda prueba... El precio a pagar por acercarnos al misterio de la conciencia puede, tal vez, implicar una ampliación de la esfera del nuestro escepticismo a niveles tan insospechados que pueden llegar, incluso, a abarcar nuestra actual certeza del mundo y del hombre.

El Encuentro se realizará el próximo martes 10 de abril, a las 19:00 hrs., en el Restaurant Interludio, ubicado en Merced 316, Barrio Lastarria, Santiago.

¡Los esperamos! La entrada es liberada.


(*) Inscribirse no es un requisito para asistir, pero recomendamos hacerlo pues así tendrán una forma de tener presente la fecha del evento.

6 comentarios:

Roberto Aguirre Maturana dijo...

¿Cómo es posible que la conciencia, que es no material, pueda influir en un cuerpo o cerebro material , y vice versa?

Daniel dijo...

Buena pregunta, Roberto.

Estás cordialmente invitado a asistir al encuentro, que es gratuíto, y luego de la exposición de Nolberto Salinas, realizarle la pregunta directamente.Saludos

Rodrigo Mundaca dijo...

Tal vez sirva, no sé, la analogía con el software. un software es no material e influye, por mecanismos complejos pero conocidos, en las máquinas. y las máquinas (un sensor por ejemplo) puede influir de vuelta en el software. 

Ojo que la charla la dicta una persona del área de la filosofía y no de la biología, que yo es el área que debería responder (creo yo) tu pregunta.

saludos

Rodrigo

David Alejandro Fuentealba Már dijo...

¡Cómo me gustaría asistir! Me interesa de sobremanera ese tema; lástima no estar en la capital...


¿Por qué considerar a la consciencia como un objeto? ¿No sería más apropiado considerarla como una acción del sistema nervioso (como una conducta)? En términos estrictos, el software no es una cosa (objeto), sino que es lo que hace el hardware. Cuando tenemos (por ejemplo) Google Chrome en nuestro PC, no es que literalmente haya un objeto "dentro" del disco duro, sino que la estructura física de éste está dispuesta de tal forma que ante determinada serie de acontecimientos (las instrucciones del usuario) el computador responde funcionando de una forma particular a la cual denominamos Google Chrome (mostrando determinada interfaz, accediendo a Internet, etc.).

Felipe Ruiz dijo...

Yo desde algun tiempo sufro de problemas relacionados con el animo, por ese motivo debo medicarme y esto me provoca una supresion de pensamientos indesaebles a medida que el medicamento hace su efecto terapeutico. Lo que trato de explicar con esto es que si una sustancia quimica determina el transcurso del pensamiento es porque este tiene un soporte fisiologico.
Esto lo digo porque lo experimento a diario. 

David Crooker dijo...

Estuvo muy interesante la charla, y muchas dudas me quedaron y me dio mucho para discutir después. 

Una crítica constructiva: Que el camarógrafo tome una ubicación más discreta para el futuro, ya que creo que toda la gente que estaba a la izquierda del salón no podía ver las diapositivas.



Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)