Carta enviada al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones por prédicas religiosas en transporte público

Enviamos una carta al Ministro de Transportes, Sr. Pedro Pablo Errázuriz Domínguez, con el objetivo de tener clara la legalidad de las prédicas religiosas en el transporte público.

Esta carta fue motivada por las siguientes situaciones denunciadas en los medios:
Aquí queda en evidencia cómo también interrumpen legítimas expresiones artísticas con sus prédicas ;)


Y aquí queda en evidencia cómo tampoco dejan tranquilos a quienes se les ocurre leer en voz alta ;)


Carta
Carta al Ministro de Transportes

Transcripción

Santiago, jueves 23 de febrero de 2012
Para: Sr. Pedro Pablo Errázuriz Domínguez
Ministro de Transporte y Telecomunicaciones

Ref: Consulta sobre legalidad de bulla y ruidos molestos en transporte público


Junto con saludarle y en conformidad a las normas establecidas en la ley Nº 20.285 sobre acceso a la información pública, solicito que pueda aclararme, desde el punto de vista de la legislación de transporte y tránsito vigente, la siguiente situación y las preguntas planteadas:

¿Es lícito o está permitido que una o más personas aborden un bus del Transantiago o de otros modos de transporte público y vociferen, hagan bulla o ruidos molestos en su interior? Por otra parte, si esta o estas personas cancelaran su tarifa debidamente, este pago ¿les autorizaría a realizar esta misma acción al interior de un bus o vehículo destinado al transporte público de pasajeros?.

Las anteriores consultas las realizamos ya que en la ley Nコ 18.290, Artículo 91º, numeral 3, se establece que a los conductores de los vehículos de transporte público les está prohibido "admitir individuos ebrios, desaseados, que fumen o que no guarden compostura debida, o que ejerzan la mendicidad o cualquier clase de comercio en el vehículo", por lo que, a nuestro entender, guardar una "compostura debida" implica no molestar al resto de los pasajeros con acciones bulla o ruido. Por otra parte el Artículo 90º de la misma Ley expresa que "los pasajeros tienen la obligación de pagar la tarifa, respetar las normas de comportamiento que determinan la ley, la moral y las buenas costumbres y abstenerse de ejecutar cualquier acto que impida el normal desempeño del conductor. Asimismo, les estará estrictamente prohibido fumar", por lo que, también a nuestro entender, el no molestar o importunar al resto de los pasajeros con bulla o ruido es una norma de comportamiento moral y de buena costumbre.

No obstante lo anterior, en el D.S. Nコ 212 de 1992, el Artículo 50º establece que "prohíbese en los vehículos de locomoción colectiva urbana el funcionamiento de radios portátiles, tocacasetes o instrumentos musicales en su interior. La radio del vehículo podrá ser puesta en funcionamiento siempre que su volumen sea moderado y ningún pasajero se oponga", por lo que interpretamos que, si el uso de radios en los servicios de transporte público urbano es considerado una posible fuente de molestia a los pasajeros, igual situación ocurre ante otras prácticas ruidosas o bullangueras.

En particular y en vista de lo expuesto, también nos inquieta saber si específicamente las prácticas religiosas vociferantes y a viva voz son legales en el interior de la locomoción pública, sean éstas en forma de lecturas, cantos, oraciones, interpretaciones musicales u otras formas de manifestación religiosa, por cuanto suman bulla y ruido al ya ensordecedor ruido interior propio de los buses; ¿o es que, acaso, gozan los predicadores de algún privilegio particular por sobre lo establecido en la ley? De no ser el caso, vendría en bien común que el Ministerio instruyese a los operadores y fiscalizadores el hacerla valer, tratándonos así a todos como iguales ante ella.

Esperando su respuesta y aclaración a lo consultado y agradeciendo desde ya su tiempo y disposición, se despide atte.

_________________________
Crystian Sánchez Ortiz
Presidente
Asociación Escéptica de Chile
www.aech.cl

38 comentarios:

Aníbal Acevedo dijo...

No entiendo por qué caen en la hipocresía con tanta frecuencia: Si aplicásemos ese estándar que ustedes quieren se aplique a quienes vociferan abordo de un bus de transporte, que no se les olvide que muchísimos de los vendedores también generan ruidos molestos, también lo hacen la gente que habla muy fuerte por celular, los niños que lleven su celular con el tema de reggeton de moda, los cantantes que no tienen autorización para hacerlo, pero que es su sustento, y podría seguir.

El problema está en que ustedes, los denominados escépticos tienen una obsesión demasiado enfermiza con cualquier persona que desea, fuera de una Iglesia/Templo/Loquesea, difundir la palabra de quienquiera creer es la persona que creó el mundo y demases. Pierden tan a menudo la objetivida en temas relacionados con la libertad de culto que me hacen dudar seriamente sobre la legitimidad con que hacen esto, pues, sinceramente, me parece que lo hacen con el único objetivo de joder.

Mientras nadie, abordo de un microbús se pare y le diga al "predicador" que se calle porque está afectando la tranquilidad de su viaje, no lo va a dejar de hacer. Dejemos de querer cargarle a la autoridad problemas derivados de nuestra propia incapacidad para hacer valer nuestra opinión y postura. Yo más bien exigiría con igual vehemencia, que se hiciera funcionar el GPS para que el Transantiago funcionase como debiera, o que la evasión fuese controlada en forma más estricta y no perdería mi tiempo alegando por tonterías que fácilmente podemos solucionar con palabras.

Dejemos de cargarle a la ley la regulación de situaciones que están en nuestras manos. Ahora, si lo que quieren es que los multen, mal por ustedes, pues sería igual de despreciable que el "gesto" de los Carabineros que multaron al joven que tocaba Bach en la vía pública.

Saludos.

Jair Palma dijo...

""los cantantes que no tienen autorización para hacerlo, pero que es su sustento"falacia del falso dilema.. un traficante tampoco hace algo legítimo, aun siendo su sustento... No aplica.

"me parece que lo hacen con el único objetivo de joder." Estoy de acuerdo...Basta con hacerles las cosas fáciles.. ya han tenido cientos de años con esa mal entendida "libre expresión"

"Yo más bien exigiría con igual vehemencia, que se hiciera funcionar el GPS para que el Transantiago funcionase como debiera" También de acuerdo.. Hago su blog con ese tema y yo lo apoyaré. Acá en este blog se habla de esas cosas que considera intrascendentes.

"pues sería igual de despreciable que el "gesto" de los Carabineros que multaron al joven que tocaba Bach en la vía pública". Si ese músico toca todos los días en mi horario de descanso, tenga por seguro que por mucho que ame a Bach o cualquier otro músico que consideremos de elite, ya habría hablado con él o reclamado donde pudiera. 
¿Por qué SU libertad es mayor a la mía?

Ojo que esta es sólo mi opinión. No pertenezco a Aech.

Palmiro Neira dijo...

jajaja el video ... exelente ;)

Jair Palma dijo...

""los cantantes que no tienen autorización para hacerlo, pero que es su sustento"falacia del falso dilema.. un traficante tampoco hace algo legítimo, aun siendo su sustento... No aplica."me parece que lo hacen con el único objetivo de joder." Estoy de acuerdo...Basta con hacerles las cosas fáciles.. ya han tenido cientos de años con esa mal entendida "libre expresión""Yo más bien exigiría con igual vehemencia, que se hiciera funcionar el GPS para que el Transantiago funcionase como debiera" También de acuerdo.. Haga su blog con ese tema y yo lo apoyaré. Acá en este blog se habla de esas cosas que considera intrascendentes."pues sería igual de despreciable que el "gesto" de los Carabineros que multaron al joven que tocaba Bach en la vía pública". Si ese músico toca todos los días en mi horario de descanso, tenga por seguro que por mucho que ame a Bach o cualquier otro músico que consideremos de elite, ya habría hablado con él o reclamado donde pudiera. ¿Por qué SU libertad es mayor a la mía?Ojo que esta es sólo mi opinión. No pertenezco a Aech.

Palmiro Neira dijo...

Libertad publica en un lugar publico? o recriminación de
liberta de culto mmmm me parece un tema difícil.



Alguien decía “nuestra libertad termina donde comienza la
del otro”.



Lastima que sea una utopía posible pero no para nuestro
tiempo.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Enviado por Palmiro Neira:

"Libertad publica en un lugar publico? o recriminación de
liberta de culto mmmm me parece un tema difícil.



Alguien decía “nuestra libertad termina donde comienza la
del otro”.



Lastima que sea una utopía posible pero no para nuestro
tiempo. "

JAVIER ESPINOLA dijo...

Respondiendo a Palmiro:

La libertad de culto se refleja en el hecho de que cualquier persona puede en forma individual y colectiva (en sus respectivas congregaciones), expresar sus ideas religiosas, y compartirlas.

El problemas subyace con el respeto del espacio público (la vía pública, el transporte público, etc), es parte de la libertad de religión el respetar los espacios comunes, donde coexisten personas de todas las religiones y credos.

Como dice George Carlin, la religión es como el pene... es bueno tenerlo y estar orgulloso de él, pero no es bueno meterselo a la fuerza a los demás... y el proselitismo religioso en espacios públicos es eso.

saludos cordiales

Bernardo Domingues dijo...

Aníbal, tengo una duda. El hecho de que se suban evangélicos a predicar en la micro, ¿es un problema que podríamos resolver con palabras? Entonces, si yo le digo a un evangélico que predica en la micro que se calle, me dirá "disculpe caballero, predicaré en otro lado, no es mi intención molestar". Quizás lo mismo se aplique en el caso del músico que sube a la micro a cantar un rap en el cual pide que le demos las gracias (y una colaboración) por estar cantando en vez de robándonos la billetera. Realmente creo que no vives en el mundo real.

Haz lo siguiente: la próxima vez que te subas a una micro cerca de una población, te pido que te pares cerca de la entrada y le pidas encarecida y educadamente a cada una de las personas que evadan el pasaje que regresen y paguen, como corresponde. Es un tema que se arregla con palabras y no hay para qué involucrar a las autoridades...

Palmiro Neira dijo...

jajajj creo que tienes razon.

bueno haber como les va.

Rodrigo Miranda dijo...

Me parece que hay un tema relacionado tangencialmente, que aquí no se ha tocado, me refiero al hecho de que en el metro, especialmente al interior de los vagones, existen sendas pantallas de televisión cuyo principal propósito es seguir machacandonos con la incansable publicidad de siempre. Cabe destacar que cuando se estan transmitiendo noticias o videos habitualmente la imagen se transmite en silecio, sin embargo, cuando comienza la publicidad se sube el volumen como por arte de magia.

Aníbal Acevedo dijo...

 ¿Por qué mezclas peras con manzanas? El predicar no genera ningún daño a un sistema que todos usamos y que depende de que la gente respete las normas establecidas. No puedes compara predicar con la evasión, el primero, es parte de la libertad de expresión y de culto, en tanto no afecte a los demás pasajeros, quienes debieran decir algo si así fuese. En la evasión, el no pagar un pasaje es una falta tipificada que tiene una sanción establecida y que responde a un bien superior, cual es el correcto funcionamiento del sistema de transportes de la capital del país. 

Te pido altura de miras cuando me respondas, porque yo no estoy utilizando excusas irrelevantes para justificar la enfermiza obsesión de los "escépticos" con la libertad de culto, que les recuerdo, es positiva, no negativa.

PD: ¿Qué tiene que ver una población con la evasión? Yo la evasión la veo hasta cerca del metro Manquehue. No generalicemos, por favor.

Aníbal Acevedo dijo...

 Es difícil ser minoría, ¿no? Si al 80% de las personas de una micro les gusta el predicador, no porque a ti, por ser un "escéptico" recalcitrante y súper sarcástico no le guste, va a dejar de hacerlo.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Aníbal Acevedo 
¿Y quién respeta mi libertad de culto del Dios Silencio?... que ejerzan su libertad de culto en sus parroquias y templos... en los espacios públicos hay que respetar que no todos pensamos lo mismo, así que la verdadera libertad de culto debería controlar que en los espacios comunes nadie "obligara" al resto a escuchar lo que no quiere oír.

saludos

Daniel Norero dijo...

Excelentes los puntos y leyes abarcadas en la carta. Y gracioso el vídeo del chino boicoteando la prédica con una Vuvuzela (Deberíamos replicarlo acá!) . 

Jair Palma dijo...

No hablo de democracias ni de altos %. ¿De donde sacaste el 80%? de verdad hay un estudio de eso?
Yo hablo que si se valida lo que dice la ley y que aplique tanto a radios, como a serministas religiosos, bastaría con 01 persona (imagino que corresponderá aun % reducido) para que no pueda POR LEY seguir sermoniando.

Dada tu sugerencia, además de pedirle al predicador que guarde silencio, preguntaré si alguien más está de acuerdo, para ir conociendo en vivo ese % que personalmente creo que inventaste.

Jair Palma dijo...

y por otro lado.. te doy las gracias.. dado que tu cita sobre: "a ti, por ser un "escéptico" recalcitrante y súper sarcástico" te has convertido en mi primer debatiente usando falacia ad homimen.. mis felicitaciones.

Jair Palma dijo...

¿por que no? solo hace falta voluntad.

Palmiro Neira dijo...

Lo que sucede mi amigo es que vives en una SOCIEDAD y como
tal tendrás que aprender a vivir con la diversidad, te guste o no.


Si perteneces a los animales individuales, puedes buscar un
lugar donde vivir en donde todo sea a tu gusto, posiblemente en un mundo virtual
creado por ti.


A mi tampoco me gusta estos tipos gritando en las calles,
como también no me gustan los grafitis en las ciudades y no me gusta el smog,
tampoco me gustan los ladrones de terno y corbata como los de la calle, tampoco
me gusta el sistema donde vivo.


Pero he aprendido a vivir en sociedad y trato de ser un
aporte.


Amigo si no te gusta nadar pues desarrolla alas para volar. Pero
no pides que el mar que cambie a tu gusto.
 

Bernardo Domingues dijo...

La clásica wuea para ganar una discusión: trátame de clasista. ¿Qué tiene que ver una población con la evasión? Bueno, te cuento que trabajé en Transantiago en un proyecto justamente dedicado a erradicar la evasión y te lo digo con números: en las poblaciones, cerca de un 80% (o más en algunas poblaciones) evadía el pago. Los micreros (entrevisté docenas de ellos) ya no quieren trabajar en esos sectores, ya que si siquiera miran raro a algunos que se suben, les pegan y, en ocasiones, les apuñalan. No estoy exagerando: por tirar un comentario como "el wn barsa" más de un micrero ha terminado apuñalado. Vi de cerca un día en que la micro donde estaba en una población en San Bernardo literalmente se llenó y solo tres personas pagaron el pasaje. No es un achunte. Lo conté. Y no fue una vez, fueron varias.

Mientras tanto, en el sector oriente, la tasa de evasión baja a 15% o menos. Sí, ves evasión en metro Manquehue, pero es muchísima menos. Entonces, está la correlación entre poblaciones y evasión. Espero que te lo haya aclarado y que para la próxima trates de no ser tan políticamente correcto solo para ganar un argumento.

Lo otro: me importa un carajo si al 80% de las personas les gusta que esté ese predicador ahí (no sé de donde sacaste ese número, pero te lo concedo). Yo pago por estar en la micro y eso no incluye tener un señor (que rara vez paga el pasaje, recordemos) leyendo la biblia a todo chancho en mis orejas. Si al otro 80% le gusta, que vaya a una iglesia o reunión en su casa o donde le parezca. No en un espacio confinado. Lo mismo se aplica a los reggaetoneros y músicos ambulantes.

El sacar a estas personas sí responde a un bien mayor y debe ser regulado. La gente no se puede hacer cargo, ya que no quieren arriesgarse a quedar como los micreros que mencioné, quienes terminan apuñalados. Por más que tú tengas la idea utópica de que todos nos entenderemos sobre unicornios bajo un arco-iris es risible...

luchostein dijo...

Es un porcentaje PDOOMA

Benjamín Carvallo dijo...

la religion pertenece al ambito privado, a los hogares y a los templos, y su promocion en espacios publicos ciertamente violenta al resto. no tenemos por q escuchar de dios en la micro o en las plazas y calles, tal vez al predicador le parece q su dios es algo positivo pero muchos no pensamos lo mismo, y al gritar o con un megafono la palabra esa del dios de turno, nos la esta imponiendo. la via y el transporte publicos son para transitar. donde yo vivia antes, unos predicadores se instalaban en la plaza de abajo y webeaban con su dios con altavoces. lo oiamos desde los departamentos. eso es inaceptable!!

Christian Álvarez R dijo...

Estimado, de tu comentario se desprenden un clasismo y una ignorancia tremenda. Pues asocias irrevocablemente a "un cantante de rap" con un potencial delincuente, denostando tanto a la persona que practica ese género musical, como al género en sí mismo. Te invito a indagar en la rica cultura de rap y hip-hop en Chile, desde Panteras Negras hasta Minuto Soler, y verás qué lejos estás de comprender la real contextualización del joven que se sube a cantar a una micro, si es que las conoces.

Christian Álvarez R dijo...

Existe una diferencia tremenda entre "correlación" y "causalidad". El ejemplo sugerido respecto a la evasión también aplicaría al 15% de Manquehue.

Javier Espínola dijo...

Hasta donde tengo entendido, evadir el pago del pasaje es una falta que merece una multa, así como el comercio informal y cualquier actividad económica que evade impuesto... así que el hecho objetivo es que, si bien los "cantantes de rap" no son delincuentes (no es delito), el que se suban al transporte público sin pagar el pasaje y realicen su actividad, por la cuál esperan un beneficio económico, es claramente ilegal.

saludos

Christian Álvarez R dijo...

Generalmente concuerdo en la mayoría de los planteamientos de la AECH, salvo esta vez. Aclaro de partida, que soy escéptico, no creo en ningún tipo de dios ni cosa que se le parezca, y que sí concuerdo en que en otras instancias como en las plazas públicas, debiese restringirse -no prohibirse- las prédicas religiosas. 

En un lugar como la Plaza de Armas de Santiago, vemos cómo agrupaciones evangélicas se instalan horas perturbando el libre tránsito, instalando infraestructura y equipos de amplificación que perturban la tranquilidad del transeúnte, y además en ocasiones con fines de recaudación monetaria. Si bien no soy partidario de prohibir, sí creo que sería positivo establecer límites de horarios, de decibeles, así como la prohibición de pedir recaudación, o de hacerla, pagar algún tipo de impuesto.

Pero la micro es otra cosa. El predicador equivale perfectamente a un pasajero que decide hablar en voz alta sus ideas; ¿prohibiremos también al músico? ¿a alguien que intentase debatir de política? ¿censuraríamos entonces a algún hipotético divulgador de la ciencia que se subiera a una micro a explicar las maravillas del universo?. No es el camino. Si consideramos como base argumental la citada ley, podemos ver el sustrato clasista que es comprensible en la época que de su lenguaje se puede deducir, pero jamás en nuestros tiempos donde apelamos al gobierno de la razón y no de los prejuicios.

¿Qué criterios determinan entonces quiénes son los "desaseados o que no guarden compostura debida"? ¿el cánon republicano-liberal que también decía que el mapuche por solo ser tal era indigno, inferior y salvaje? ¿el que llamaba a "mejorar la raza" regalándoles tierras a los inmigrantes europeos?. 

Comprendo que la independencia del pensamiento crítico respecto a la religión es fundamental, pero no es la micro el lugar en donde ésta se juega. Más bien me parece que así entraremos en una segunda edad del miedo, que tal como en la dictadura, mantendría un supuesto orden en base al miedo y la represión, condenables por más que sea la razón y no las armas la que la guíe.

Saludos cordiales.

Javier Espínola dijo...

Christian Álvarez R 

Yo no tengo problemas con que un predicador, rapero o quién sea, se suba a la micro y vocifere... mientras pague su pasaje como todos y no se ponga a hacer negocio evadiendo impuesto... si me molesta lo que dice, tengo el derecho también de cuestionar sus dichos y generar debate.

saludos

Christian Álvarez R dijo...

Estimado, lo que Ud. dice no tiene relación con mi comentario. El Sr. al que le respondo establece una dicotomía entre "o canta rap, o me asalta", dando a entender que el cantante es un delincuente no precisamente por cantar en una micro, sino aludiendo a una condición previa relacionada con su origen socioeconómico, o a una visión sesgada, prejuiciosa y carente de contexto acerca de un género musical.

Por cierto, el calificativo "delincuente" no aplica para quien comete una falta, sino para quien cometa un delito, es decir, actos sancionables por el código penal. Por lo que no hay forma de entender el comentario al que aludo de la forma en la que Ud. plantea.

Christian Álvarez R dijo...

Por supuesto que tiene ese derecho a réplica, y nadie debiese impedirlo. Ahora respecto al pago del pasaje, aun siendo una falta, la tolero dada la situación actual del país, en donde un 80% vive con sueldos inferiores a 300 mil pesos y el pasaje ha subido el doble de lo que ha subido el sueldo mínimo. En este último punto por supuesto, estoy consciente de lo subjetivo y personal que es mi opinión y no pretendo convencerlo de lo contrario. Saludos cordiales.

Javier Espínola dijo...

Christian Álvarez R 

¿Y que nivel de robo es tolerable dependiendo de la "situación del país"?... ese concepto no me queda muy claro.

saludos

Christian Álvarez R dijo...

Quizá me equivoqué en la forma de plantearlo, digamos que no podemos esperar una situación contraria dadas las situaciones actuales, por lo que no establezco un juicio sobre los sujetos; el problema se acabará solucionando las condiciones y no castigando a éstos. 


Ahora bien, el nivel tolerable de "robo" debiese ser cero, pero ¿es la evasión un robo?, ¿existe una apropiación de un bien ajeno, privativa de su uso por su propietario original? No, ciertamente. La figura es otra y es la "falta", el robo ya es un delito, y en ese caso más cerca del delito es el incumplimiento de contrato por parte de las empresas operadoras, o la nula fiscalización por parte del estado para que los acuerdos se hubiesen cumplido.
Aunque nos estamos desviando del tema original jeje, si le interesa quizá sea mejor seguir la discusión por otro medio para no desvirtuar acá. Saludos cordiales.

JAVIER ESPINOLA dijo...

Christian Álvarez R 

Siento desviar el tema, pero es que estos temas relacionados con los límites de la ética y la moral, son de mis favoritos.

Déjame ver si entendí: "Un tipo cualquiera puede evadir el pago del pasaje, ya que solo es una falta (tecnicismo), pero una madre sin recursos no podría darle un yogurt en un supermercado a su hijo, porque está incurriendo en un robo".

saludos

Christian Álvarez R dijo...

Entonces démosle, pensé que lo estaría aburriendo :). La lógica que me presenta es la misma, pues se supone que nadie puede evadir el pasaje, así como se supone que nadie puede consumir alimentos en un supermercado sin pagar. Legalmente, si el consumo dentro del supermercado es inferior a 15 mil pesos también es falta y no robo, y en mi caso al menos, tampoco me parecería grave e incluso sería mucho más comprensible que la evasión. Finalmente, si tienen consideraciones y consecuencias distintas ambos actos, me parece que más que ser por la naturaleza de los mismos, es por el contexto que los rodea: prejuicios acerca del origen de las personas, conductas de las respectivas empresas involucradas, etc.. 

Bernardo Domingues Botelho dijo...

Clasismo e ignorancia. Una vez más tratando de ganar un argumento haciendo acusaciones terribles y, francamente, falsas y estúpidas. 

Yo no digo que quien canta rap es delicuente y creo que lo sabes muy bien. Si andas en micro con cierta frecuencia, sabes muy bien del TIPO de rapero al cual me refiero y es ese que llega a cantar solo o con un amigo sin ningún tipo de preparación y, generalmente, cantando versos que dicen cosas como "cantamos en las micros para no tener que robar" (o algo un poco más sutil, pero del cual se desprende ese discurso). 

No puedes decir que nunca has visto este showcito (a no ser que andes solo en auto, metro o bicicleta). Básicamente, lo que piden estos jóvenes saludables es una moneda para no "tener" que robar después. Trabajar no es una opción, al parecer. Ojalá se tratara de algo pasajero o anecdótico, pero no he visto esto una o dos veces, sino que más de las que puedo contar y por tanto tiempo que ni recuerdo cuando empezó.Me referí a estos personajes como raperos porque siempre cantan rap, por lo tanto, raperos.Ahora, que tú vengas a extrapolar lo que dije e infieras que me refiero a TODOS los raperos, me parece de una estupidez tremenda (aunque no descarto una posible mala intención para dejarme mal y, por lo tanto, sentirte mejor contigo mismo... prefiero pensar que fue un error). Lo que dices se encuentra al nivel de decir que esta carta reclama de todos los evangélicos y no solo de ese pequeño grupo de predicadores desubicados.

Prefiero dejar de conversar contigo porque el nivel del discurso es muy bajo, de acusaciones, como si fuéramos políticos. Mejor lo dejo para conversaciones que hablen de ideas, no de insultos y de agarrar frases y sacarlas de contexto.

Bernardo Domingues Botelho dijo...

Yo tengo mucho problema con cualquier persona que se ponga a vociferar en la micro sobre cualquier cosa (incluso ciencia). Voy cansado e incómodo y lo último que quiero es un pelotudo gritándome al oído, sin importar el tema o si se trata de una canción.

Bernardo Domingues Botelho dijo...

Esta suerte de "aceptación social" del robo hormiga o de la evasión (aceptación en el sentido de que no haya una dura sanción social - más allá de la jurídica - por esas faltas) es la razón por la cual, en la mayoría de los casos, las comunas pobres tienen supermercados más caros y son menos cubiertas por micros.

Cuando se roba un yogurt para un niño con hambre, es comprensible y podría justificar los robos hormiga a los supermercados, pero en el mundo real, cuales son los productos más robados? Juguetes, ropas, desodorantes, copetes y demás productos de primera necesidad (siempre bajo los 15 mil pesos por sesión). No veo supermercados quejándose del masivo robo de panes o leche. Lo peor es que esa pérdida no la absorbe el supermercado, sino que se la traspasa al consumidor que viene después y decide pagar la cuenta honestamente, a precios más altos para financiar los productos robados.Aunque en las poblaciones poca gente pague, al alejarse de éstas, progresivamente la gente se pone a pagar cada vez en mayor porcentaje. Todos esos pagan por los que no pagaron y no es como que los que viven cerca de una población ganen mucha más plata de los que están dentro. Además, muchos paraderos se quedan sin micros (donde los micreros no paran a propósito, sabiendo por experiencia que casi nadie va a pagar el pasaje).Y ni he contado el hecho de que, cuando el sistema no da abasto, el estado se pone las manos en el bolsillo, pero casi siempre solo en el caso de Santiago, con dinero que también proviene de regiones. Pero si la mayoría pagara, el pasaje subiría solo un poco y todos podríamos andar en una micro con un precio más decente, sin necesidad de asistencia.No pagar la micro o robar algo en el supermercado (aunque justificable en poquísimos casos) termina pasándole la cuenta al vecino y, en última instancia, al mismo infractor...

Christian Álvarez R dijo...

En mis 26 años de andar en micro por Pudahuel, Quinta Normal, Lo Prado, Cerro Navia y Maipú, JAMÁS vi rapero alguno diciendo que le diéramos una moneda como compensación a no delinquir. Sí he visto a gente pedir dinero bajo esos términos, pero generalmente no ofrecen nada a cambio, salvo excepciones en donde se ofrece un producto de bajo valor o utilidad.

"
Quizás lo mismo se aplique en el caso del músico que sube a la micro a cantar un rap en el cual pide que le demos las gracias (y una colaboración) por estar cantando en vez de robándonos la billetera."

Claramente se asocia de manera unívoca un género musical y una puesta en escena particular -JAMÁS dije que hablaras de todos los raperos-, como asociación a la delincuencia. Las acusaciones no tienen nada de malo cuando se refieren a un hecho puntual y demostrable, y que he explicado ya en varios comentarios: no concuerdo con aludir a la ley 18.290 para impedirle a predicadores evangélicos expresar sus creencias en las micros, siempre y cuando lo hagan con respeto, a un volumen moderado, y en un tiempo determinado. Caso distinto es el de las plazas públicas, que como se expone en las cartas a los diarios, sí requieren limitaciones para los actos religiosos.Eso es todo, si te sentiste tan ofendido, trata de ofender menos. 

Christian Álvarez R dijo...

Mis respuestas haciendo distinciones entre delitos y faltas, con las respectivas tolerancias personales, se enmarcan solo dentro del supuesto que me puso mi interlocutor.

De todas formas, la historia se repite. Veamos los países según Índice de Gini, y comparemos la cantidad de robos hormiga, como para considerar más datos que las comunas en dónde se registren más faltas de hurto o evasión. Ya que, nuevamente, correlación no significa causalidad.

Branco Stein dijo...

Organicen una predica Pastafarista por ahí, para que vean que molesta. Yo me subo, demás consigo un gorro pirata de rigor por ahí.



Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)