AECH Escucha

Quienes leen estas líneas se habrán enfrentado a comentarios del estilo: “Los escépticos son cerrados de mente; no respetan la opinión ajena y le temen a la verdad”. Y es que el escepticismo no deja de ser una forma particular de entender el mundo (estadísticamente hablando) a la que no todos están acostumbrados. Tiende a descolocar a muchos cuando se combate la superstición y se reconoce como evidencia de la más baja calidad a los simples testimonios, usualmente del estilo “Fulanito me contó...” o “a mí me funcionó...”; quienes, luego de no convencernos, nos tildan de “cerrados”. Al vivir en una sociedad donde se le suele asignar más valor al “creer” que al buscar “saber” basándose en evidencia, se comprende cómo llegan a tal conclusión.

Entonces, con el objetivo de abrir formalmente el diálogo desde el escepticismo hacia nuestros objetos de duda, inauguramos un nuevo espacio llamado “AECH Escucha” donde, en la medida que nuestra disponibilidad logística lo permita, daremos oportunidad de ser expuestas ante nosotros aquellas disciplinas usualmente reñidas con el escepticismo, pero cuyos promotores estén dispuestos a un debate abierto y bajo moderación, con presencia tanto de público favorable como escéptico, así como de condiciones razonables de diálogo y respeto mutuo.

El formato será muy similar a nuestros Encuentros Escépticos (anuncio, charla, debate, grabación, publicación), pero se canalizará por una línea editorial distinta, para no confundir ni a aquellos participantes interesados en la difusión que hemos venido haciendo hasta el día de hoy ni mezclar bajo un mismo “producto” tales líneas editoriales eventualmente divergentes.

Pirámides: ayuda superior o reflejo del ingenio humano

Por Fernando Frías

Las pirámides fueron edificadas por distintas culturas y lugares, como la azteca, maya y egipcia. También existen en Camboya, Tailandia, China y en la India. Es decir, estas construcciones de forma tan particular son comunes a varias culturas.

Hay diferentes respuestas al por qué culturas tan distintas y tan distantes construyeron estas magníficas edificaciones. Por ejemplo los grupos ufológicos y místicos afirman que son aparatos para tele-transportación o grandes naves espaciales; que la gran pirámide esconde profecías sobre el futuro; que tiene las medidas del universo, etc.

Todas esas ideas afirman que su origen sería extraterrestre y/o de un pueblo que vivió en el mítico continente llamado Atlántida. De esta forma explican su semejanza y que solo gracias a una ayuda “superior”, estas culturas pudieron construirlas y que de otra forma les hubiera sido imposible.

La gran fascinación que tienen las creencias pseudocientíficas en estas estructuras es tal que acuñaron el término piramidología para referirse a estudios de sus supuestos poderes místicos y sobrenaturales.

Otros afirman que fuimos ayudados por “dioses” en su construcción; si lo pensamos bien, esta última idea se aproxima mucho más a la realidad, pero no de la manera que lo podría pensar un creyente, pues no fue una ayuda física. Más bien es la creencia en seres superiores y en algunos casos, esta idea se aplicaba a sus propios gobernantes, motivo y estímulo para la construcción de estas magnificas obras de ingeniería.

Varias de estas ideas pueden sonar atractivas y a simple vista parecer convincentes, pero si se analizan en profundidad el contexto histórico de los pueblos que las construyeron y considerando para que las utilizaban, veremos que su única similitud es la forma “piramidal” y nada más.

¿Existe realmente el alma?

La pregunta sobre ¿qué es el alma? es indubitablemente complicada, pues en su enunciación, ya acepta una existencia a priori de algo intangible e inmaterial que denominamos Alma. Pienso que una mejor formulación sería el planteamiento de la pregunta sobre: ¿Existe o no el Alma?

Aquí, la situación cambia pues, nos pone ante la posibilidad de la duda sobre la existencia o no existencia de este concepto sin afirmar de antemano su realidad.

La noción de alma aparece en toda la historia del pensamiento humano y en menor mayor grado en todas las culturas desde nuestros orígenes allá en el viejocontinente africano hasta la actualidad.

Gran parte de pueblos primitivos, com: los aborígenes australianos, las tribus de la amazonia o el pueblo de los Inuit en Groenlandia (Malaurie, 2007), mantienen viva sus tradiciones y poseen un pensamiento animista. Estas cosmovisiones singulares atribuyen al hombre un alma, y extienden esta noción a todos los fenómenos naturales, que además tienen un comportamiento similar al del hombre, por tanto están dotados de vida, sentimiento y voluntad propia.

Según la Enciclopedia Católica el alma corresponde al principio interno último por el cual pensamos, sentimos, tenemos voluntad y que anima nuestros cuerpos. Es de constitución única para cada persona, indivisible ,indestructible e integradora de todas las experiencias mentales como la conciencia, inteligencia, sentimientos y voluntad.

“Dios la crearía en la fecundación, y ésta abandonaría el cuerpo sólo al morir”.

En términos generales, el alma es considerada un principio de vida interno, que reside en todos los organismos vivos. Posibilita y regula, tanto las funciones físicas como internas, y en el caso de la psicología atribuye una psique, a los organismos con sistemas nerviosos complejos como los mamíferos, siendo la mente una derivación antropocéntrica, individual y derivativa, pues le otorga al otro la posesión de una mente; y en base a esta relación, yo asumo que también tengo una mente propia e individual. Esta interacción esta circunscrita al dominio del hombre, por la acción del lenguaje articulado.

Primer AECH Escucha: "La Sintergética, una medicina integradora e IN-creíble"


[fuente]
Este martes 11 de octubre de 2011 inauguramos nuestro Primer AECH Escucha, con la charla “La Sintergética, una medicina integradora e IN-creíble”, donde el Dr. Claudio Méndez Brieres expuso en qué consiste la terapia sintergética.

AECH le agradece su tiempo y buena disposición.

Sobre el expositor

Antecedentes Académicos [archivo]:
  • Médico Cirujano, Universidad de Chile
  • Especialidad en Pediatría, Universidad de Chile
  • Formación en Oncología Pediátrica
Antecedentes Laborales [directo archivo]:
  • Ex-Director del Hospital Dr. Juan Noé en Arica, Chile
  • Ex-Director del Servicio Salud Región XV, Chile
  • Acreditador Ministerial de Infecciones Intrahospitalarias (OPS)
  • Coordinador Nacional del Plan de Formación en Sintergética del Ministerio de Salud, Chile.
Otros antecedentes:
  • Formación Terapeuta Floral
  • Neuroconsultor en Auto Observación Neutro Consciente
  • Formación en Sintergética desde 2001
Multimedia

Podcast de la ponencia:


Podcast del debate:

Comenzó la maratón 2012

Por Rodrigo Bravo

Hace unos días se anunció en todos los medios de comunicación social, la aproximación a la tierra del cometa Elenin y una supuesta alineación entre este, el sol y nuestro planeta.

Haciendo resonancia a nuestro premio nacional de ciencias José Maza, quien afirmó que las personas que difunden este tipo de información cometen un grave error acompañado de una irresponsabilidad sin límites, ya que Maza comparó el anuncio de posibles catástrofes asociadas a fenómenos astronómicos con el asustar a un niño que no conoce en absoluto las explicaciones de variados acontecimientos de la vida cotidiana, aprovechándose sin contemplación de su ignorancia, de su confianza y de su absoluta inocencia.


No es de extrañar que en Chile, al igual que en otros países, algunos especuladores ufológicos dieran a conocer la información de Elenin como el segmento inicial de todos los cambios y las catástrofes, que son la antesala de los esperados acontecimientos en relación al 21 de Diciembre del 2012, ya que según las supuestas predicciones Mayas (añado supuestas porque son inventadas) para esa fecha está profetizado “algo” que aún no se define bien qué es, pero trae implícito a lo menos un cambio. ¿Cambio de qué? No se precisa aún, pero el acontecimiento viene, eso los difamadores no lo discuten y lo peor de todo, están de acuerdo al unísono.

Entrevista: Radio Campus ULL

Entrevista realizada por Radio Campus —radio universitaria de la Universidad de La Laguna (Tenerife, España)— a Crystian Sánchez Ortiz, presidente de la Asociación Escéptica de Chile (AECH)

1- ¿Cómo es que te animas a lanzarte al ruedo de la divulgación del pensamiento crítico?

El tránsito desde la Academia a la divulgación científica y promoción del pensamiento crítico en Chile fue una consecuencia lógica ante el descontento y malestar que me producía ver en la sociedad, en mis alumnos por ejemplo, un aumento exponencial de toda clase de supersticiones e ideas irracionales que empezaron a adquirir un estatus de verdad en sus sistemas de creencias. Esto me llamó la atención y me preocupó.

Por otro lado, el incremento del pensamiento mágico en la sociedad y la reticencia ante todo aquello que sonara científico o racional fue un indicador inequívoco de que algo estaba pasando con la ciudadanía. Se abría con esto la posibilidad de dilucidar un problema emergente que atentaba contra los mecanismos metódicos del pensamiento formal, y que evidenciaba un claro retroceso a formas de pensamiento más primitivas, como el animismo y la superstición. La dualidad animista significó en el hombre primitivo una verdadera escisión en la manera de aprehender el mundo. La superstición, por otro lado, se origina como deducciones arbitrarias que corresponden a un pensamiento precientífico. Lo increíble es que ambas se han perpetuado hasta hoy y no deja de incrementarse la adhesión de personas a estas formas de pensamiento contrarias al razonamiento lógico.

De esta manera, reaccionar ante este problema no sólo era necesario, sino que fundamental, pues de ello dependía la salud mental de un sociedad secular y democrática. Es por ello que busqué difundir mis observaciones e ideas a través de medios masivos de comunicación, atendiendo al impacto mediático de éstos en niños y jóvenes, nuestros futuros ciudadanos.

El Yeti renace de las cenizas para atemorizar a los humanos… ¡pero muy a escondidas!

Como escépticos estamos constantemente desmascarando – o al menos haciendo nuestro mejor intento en desmascarar – a charlatanes varios, refutando argumentos que mucha gente asume como válidos y pidiendo evidencia para todas las afirmaciones irracionales o espectaculares que aparecen de vez en cuando.

Sin embargo, generalmente nos enfocamos más en religión, medicinas alternativas, videncia, ufología y pseudociencias varias, ya que son las más presentes en nuestra sociedad actualmente. Pero a veces nos olvidamos de algunos clásicos que nos recuerdan a los viejos tiempos, como es el caso del Yeti.

Hace varios meses, me tocó leer y hacer un review del libro “El Yeti y Otros Bichos... Vaya Timo", que es entretenido y entrega tanta evidencia en contra de los principales pilares de esta pseudociencia, que casi te dan pena los aficionados de la disciplina. Es un tema ya pasado de moda y que ha avanzado muy poco en sus argumentos. Refutar estos temas es casi como ejercer el "escepticismo vintage".

Y esto me hace pensar en cómo estas cosas son transitorias. Por ejemplo, nadie ve a la física o a la misma zoología pasando de moda. Sin embargo, este tipo de disciplinas se desvanecen con el viento, aunque vuelven a formarse de vez en cuando en noticias singulares en el diario, que actualmente causan más risa que asombro.

Hasta hace poco, las pulseras iónicas de Marko Zaror eran lo más efectivo del mundo. Hoy en día los vendedores ya se quieren deshacer de éstas vendiéndolas al por mayor y ya nadie habla de ellas.

El Elogio al clero homofóbico y natalista

"Extracción de la piedra de la locura",
El Bosco
Corriendo pleno siglo XXI, nuestro Estado presuntamente secular es gobernado cual convento por la secta integrista católica del Opus Dei, apoyados "moralmente" por pregoneros evangélicos, vetando políticas de salud pública y entrampando proyectos de derecho civil al capricho de supersticiones pastoriles previas a la Edad del Bronce.

El reconociblemente escéptico Erasmo de Rotterdam ya retrataba allá por 1509 en su "Elogio a la Locura", aquella común idiosincracia hasta hoy reconocible en el concubinato incestuoso entre el poder político y la disvarianza clerical. Quién mejor que La Locura para explicitar los alcances de tal inmundicia: el lucro de los clérigos y de los gobernantes que convenientemente les adoran, instrumentalizándose mutuamente mientras se aprovechan de la credulidad de su pueblo.


Cabe dudar de cuánto ha cambiado la religión cristiana y la predisposición crédula de su grey en estos cinco siglos pues, a pesar de que hoy las personas no tienen exactamente las mismas supersticiones que en los tiempos de Rotterdam, contingentemente, el grueso de la superstición cristiana sí se mantiene... así como la inmiscuyencia de la(s) Iglesia(s) en el Estado secular también continúa:

Convocatoria a nuestro I AECH Escucha


"La Sintergética, una medicina integradora e IN-creíble" se titulará nuestro I AECH Escucha. En esta ocasión, expondrá el Dr. Claudio Méndez Brieres (coordinador de la formación en sintergética en Chile), quien nos introduce al tema de la siguiente manera:

Crisis es una de las palabras más usadas en todos los ámbitos.

La salud no está exenta de esta situación.

Como una propuesta emergente ante esta situación que se inscribe en la caología, aparece una alternativa médica terapéutica conocida como Sintergética; que recoge lo mejor de muchas cosmovisiones, y que rescata para la medicina sus características no solo de Ciencia sino de Arte, y fundamentalmente la Humanización de esta, una medicina de Conciencia.

Mostraremos las bases que la sustentan, el modelo que le da viabilidad, y sus características más importantes en que se ve a la materia como un campo en plena relación con la Energia, la Información y la Conciencia.

Una manera de poder leer en el campo físco, la expresión de tantas interacciones como son las derivadas del campo emocional y mental; y recuperar con fuerza el rol protagónico del paciente, de su familia, del orden sistémico.

El evento se realizará el próximo martes 11 de octubre, a las 19:00 hrs., en el Restaurant Santoro, ubicado en José Manuel Infante 28, Providencia, Santiago.

¡Los esperamos! La entrada es liberada.


(*) Inscribirse no es un requisito para asistir, pero recomendamos hacerlo pues así tendrán una forma de tener presente la fecha del evento.

Enlace recíproco

Artículos relacionados

Los premios Ig Nobel (¿InNobles? ¿AntiNobel?)

¿Puede ser la ciencia ser divertida? Este 29 de septiembre tuvo lugar una nueva entrega de los cada vez más conocidos Premios Ig Nobel. Este premio se comenzó a otorgar desde 1991 en el M.I.T. (Instituto Tecnológico de Massachusetts), aunque actualmente se realiza en la Universidad de Harvard. Su finalidad es premiar en diez categorías, a los estudios científicos que "primero hacen reír a la gente, y luego le hacen pensar".

Si bien este galardón destaca reales estudios científicos (que algunos incluso finalmente logran realizar descubrimientos importantes) a pesar de la hilaridad que pueden producir, también es una forma velada de hacer críticas a las pseudociencias. Podemos dar un par de ejemplos: En 1991 el Premio Ig Nobel de Literatura se otorgó a Erich von Däniken, por su pintoresca obra: ¿Carros de los Dioses?, en la cual los extraterrestres son los rectores de las civilizaciones humanas; o en 1998, a Dolores Krieger, "por enseñar las ventajas del toque terapéutico (TT), según el cual las enfermeras manipulan los campos energéticos de los pacientes, evitando cuidadosamente el contacto físico con estos pacientes".

El nombre IgNobel es un juego de palabras entre Premio Nobel e ignoble, que en español significa “Innoble” (lo contrario a noble).

El show tiene cada vez más adeptos y es transmitido por internet. Se caracteriza por la informalidad, incluso antiguamente era tradición tirar aviones de papel al escenario y detener los discursos largos de los ganadores con una niña que interrumpe gritando "¡basta... estoy aburrida!". El cierre del espectáculo se cierra con la fórmula: "Si no ganaste un premio - y especialmente si lo hiciste - mejor suerte el próximo año!"


Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)