Libro: "El creacionismo ¡vaya timo!"

Continuando con nuestra serie de reviews de libros de la colección "¡Vaya timo!", provistos gentilmente por la Editorial Laetoli, en su iniciativa conjunta con la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, ARP-SAPC, le toca en esta ocasión a Ernesto Carmena, con "El creacionismo ¡vaya timo!".

El creacionismo visto como un timo o estafa, es una gran mentira con consecuencias negativas para sus víctimas, en forma indirecta, todos nosotros.

Denominada por el autor como “carta a un crédulo”, este libro nos entrega una visión crítica y a veces sarcástica, sobre esta forma absurda de adaptar la realidad de la naturaleza a un conveniente cuento infantil para creyentes de tomo y lomo. El Creacionismo afirma que la tierra, y todo lo que hay en ella, fue "creada" por Dios literalmente como está escrito en el Antiguo Testamento.

Aunque la literatura no es tan común entre los científicos, Ernesto Carmena, Biólogo de profesión, logra cautivar la atención del lector a través de un humor algo sarcástico, que recuerda aquellas conversaciones de largas horas con amigos, donde se juega entre la risa y la rabia que nos producen ideas tan absurdas y difundidas como el creacionismo.

El libro comienza dándonos algo así como “el estado del arte” en el creacionismo, sus alcances y ejemplos recientes de su intento por adoctrinar niños a través de sus influencias en la educación en diversos países. Luego nos da un paseo por las distintas afirmaciones creacionistas como “El Génesis” y “El Diluvio Universal”. También nos muestra las ideas antiguas sobre la naturaleza, y lo ridículo que es creerlas en contra de toda la razón y evidencia científica.

En relación a la Evolución de las especies, Carmena da énfasis a lo ridículo de los contraargumentos creacionistas, y como aun así, estos se siguen enseñando en las escuelas, generando tremendas batallas legales que se tienen que librar en países como Estados Unidos. ¿Cómo? Si, el mismo, “América”, “USA”, país desarrollado, líderes mundiales, desde donde se conquista el espacio y la medicina moderna a través de la ciencia, etc... Un absurdo.

Este es un libro que no puede faltar en tu biblioteca personal, y ¡un excelente regalo para los mejores de tus amigos!

4 comentarios:

Javier Espinola dijo...

Interesante revisión del libro, si bien no lo he leído, es un tema recurrente en mi vida las discusiones con acérrimos defensores del creacionismo (generalmente de nuestros amigos los evangélicos), y me sorprendo con agumentos de la talla de:
1.- La Tierra no tiene más de 15.000 años de edad.
2.- Los fósiles son una conspiración de la comunidad científica inspirada en Satanás.
3.- La Biblia es un documento histórico y debe interpretarse literalmente.

Ante tales argumentos, ¿que queda a la cordura para defender la postura evolucionista si en el límite de la discusión te acusan de satánico y se cierran a cualquier evidencia científica?.

Les dejo un link para que magnifiquen la estupidez a la cuál nos enfrentamos, disfrútenlo: http://www.davidcox.com.mx/folletos/k06_cox-edad_joven_tierra.htm

saludos

Benjamín Carvallo dijo...

javier, es imposible convencer a un creacionista. la unica evidencia presente en sus discursos es evidencia de su propio fanatismo evidente. hay q esperar q el creacionismo se extinga por seleccion natural. salu2!!!

pablo Navarrete dijo...

Difícil que se extingan....se reproducen entre ellos...por voluntad de Dios...(¿ ó de Darwin ?)

AranTheory dijo...

Creacionismo:  Un claro ejemplo de porque la superstición
de creer en deidades puede afectar negativamente la educación y compresión de las personas.



Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)