Convocatoria al séptimo de nuestros "Encuentros Escépticos"

Encuentros Escépticos
El próximo jueves 7 de octubre, el último escéptico en integrarse a la asociación, Ciberprofe Roberto, expondrá en el séptimo de nuestros “Encuentros Escépticos”. La exposición se titula “Evolución vs. creacionismo” y contendrá, básicamente, los siguientes puntos:

- La significación de ambos términos
- La aclaración de las dudas más habituales sobre evolución
- Las pruebas existentes que demuestran la evolución
- Las razones que hacen del creacionismo una pseudociancia

Todos quedan cordialmente invitados. Ciberprofe Roberto promete una exposición interactiva, donde las personas podrán ir opinando mientras él va exponiendo. También esperamos, de verdad, la presencia de creacionistas defendiendo, ojalá sin razonamientos falaces, su punto de vista (recalco “sin razonamientos falaces” porque con ellos es imposible defender adecuadamente una opinión).

El encuentro se realizará a las 19:30 hrs., en el café, restaurant y club @SNs Cafe (ubicado en Victoria Subercaseaux 7, Santiago).

¡Los esperamos!


(*) Inscribirse no es un requisito para asistir, pero recomendamos hacerlo pues así tendrán una forma de tener presente la fecha del evento.

La demostración de una afirmación extraordinaria debe hacerla quien la sostiene, no quien la pone en duda

El cerebro de broca (1979)«Desde hace poco más o menos un siglo se han expuesto una serie de fantásticas pretensiones en los terrenos limítrofes de la ciencia, un conjunto de asertos que han logrado excitar la imaginación popular y que, de ser ciertas, tendrían una enorme importancia científica. Vamos a examinar sucintamente un muestrario representativo. Los fenómenos reivindicados son siempre de carácter extraordinario, nos arrancan de la monotonía mundanal y, en no pocos casos, implican esperanzadoras promesas. Por ejemplo, se presupone que gozamos de amplios poderes jamás registrados, que fuerzas desconocidas nos envuelven para salvarnos o que existe algún armónico modelo del cosmos cuyo conocimiento todavía no hemos penetrado. En ciertas ocasiones la ciencia ha sostenido pretensiones de orden similar, por ejemplo al postular que la información hereditaria transmitida de generación en generación se encierra en una larga aunque bastante simple molécula de ADN, al postular la existencia de la gravitación universal o la deriva continental, al registrar la energía nuclear o al investigar el origen de la vida o la evolución histórica del universo. Por tanto, ¿qué diferencia puede haber entre éstas y otras pretensiones similares como, por ejemplo, que es posible flotar en el aire mediante un simple esfuerzo de la voluntad? Ninguna, excepto en lo que respecta a la forma de probar unas y otras. Quienes sostienen la existencia de la levitación tienen la obligación de demostrarlo ante sus escépticos oponentes bajo condiciones experimentales controladas. La obligación de demostrarlo es suya, no de quienes ponen en duda el fenómeno levitatorio. Tales pretensiones son demasiado importantes para no analizarlas con todo cuidado. En los últimos años se han afirmado muchas cosas sobre la levitación, pero no existe ni una sola película correctamente iluminada que nos muestre a una persona elevándose por los aires sin ayuda alguna, digamos cinco metros, y de la que pueda excluirse todo tipo de trucaje o fraude. Si la levitación fuese posible, sus implicaciones científicas, y más genéricamente, humanas, serían enormes. Quienes llevan a cabo observaciones acríticas o afirmaciones fraudulentas nos inducen a error y nos desvían del gran objetivo humano de comprender la maquinaria del universo. De ahí que jugar fuerte y deslavazadamente con la verdad sea asunto de la mayor seriedad».

Extracto del libro El cerebro de broca (1979), de Carl Sagan.

Un encuentro escéptico dedicado a nuestros charlatanes nacionales


Nuestros charlatanes nacionales ya tienen su podcast propio. Ayer, en el sexto de nuestros "Encuentros Escépticos", Fernando Frías expuso sobre cómo trabajan y sobre por qué los cuestionamos.

Podcast del encuentro:


En una primera instancia, la exposición la iba a hacer Francisco Mehech, sin embargo, un inesperado cuadro gripal se lo impidió. Fernando Frías, su reemplazante, sugirió que eso no podía ser obra de la casualidad y que posiblemente alguno de nuestros charlatanes nacionales había usado algunos de sus tantos poderes sobrenaturales para aguarnos la fiesta y que no contaba con que podía ser sustituido. Fuera de bromas, Fernando se pasó y sólo en un día preparó la exposición. De todos modos, casi todo el material que utilizó para confeccionarla se puede encontrar en este sitio web, como son los casos de cuáles son las técnicas que utilizan los charlatanes para hacerle creer a la gente que tienen poderes psíquicos o paranormales o de cómo se puede saber cuando una afirmación científica en realidad no lo es.

Al encuentro asistió bastante gente, más que al primero (el más concurrido de nuestros encuentros), lo que seguramente fue consecuencia de que hace dos semanas atrás nuestra asociación apareció en un diario muy "popular" de este país: Las Ultimas Noticias. Cuatro de mis colegas fueron entrevistados por la periodista Patricia Rey y el resultado no fue tan malo. Nos preocupaba un poco el "tono" que podía tener la noticia, pero de todas maneras teníamos que arriesgarnos a dar la entrevista (para promocionar el sitio web y divulgar así el escepticismo).

La exposición estuvo muy interesante y el debate de un nivel sobresaliente (los asistentes demostraron tener muchos conocimientos y una clara actitud científica), pero tendré que seguir esperando que llegue una escéptica, ya que todos los asistentes escépticos eran hombres. Digo esto porque hace exactamente tres meses atrás señalé que no iba a creer en la existencia de mujeres escépticas (chilenas) sólo hasta ver una.

Espero que los póximos encuentros sean tan o más concurridos que este último. Quizá, una manera de comenzar, desde ya, a motivar a no perderse el próximo sea adelantando el posible tema: evolución vs. creacionismo, y ojalá tengamos asistentes que defiendan la segunda opción... con argumentos, claro.

La Separación Iglesia-Estado tiene que ser total

El sábado 18 de septiembre asistí al show de luces "Puro Chile, pura energía", realizado frente al Palacio de La Moneda con motivo del bicentenario de nuestro país. Mientras observaba el espectáculo, que dicho sea de paso no me gustó (mucho efecto especial, poco contenido), pasó un grupo de gente lanzando papeles al aire. Traté de mirar qué personas estaban ensuciando el sector, pero no alcancé a distinguir a nadie. Sólo pude ver que cientos de papeles volaban por los aires y que, desgraciadamente para ellos, uno caía muy cerca de mi.

Volante
Como se puede apreciar en la imagen anterior, los papeles eran volantes de propaganda religiosa del Ministerio Evangelístico Aguilas, grupo que quiere “establecer el Reino de Dios” en nuestro país.

Lo que quieran hacer estas personas no es mi asunto, pero si que me siento obligado opinar, sobre todo debido a esa gran responsabilidad social que nunca me abandona. Seguramente, estas personas crean poseer una moral superior y que, por eso, tienen el deber de enseñársela a los demás, sin embargo, parecen no darse cuenta que su moral carece de algunos de los valores esenciales que necesita cualquier sociedad para ser sana, estable y “amigable” para todos los que la conforman. Por ejemplo, su moral carece de:

1) Respeto: Esparcir panfletos de una creencia determinada, en un acto público no eclesiástico, demuestra la falta total de consideración por las creencias personales de los espectadores.

2) Responsabilidad: Lanzar papeles en la vía pública demuestra la falta total de consideración por el medio ambiente y por el derecho que tenemos todos a vivir en una ciudad limpia.

3) Humildad: Afirmar que sólo en Jesús se puede encontrar la salvación —eso dice el panfleto— demuestra la sobrevaloración total de su creencia y la poca importancia que le dan a los seguidores de las demás religiones que existen alrededor del mundo.

Creo que estos tres hechos no sólo demuestran claramente la naturaleza de este grupo, sino que, además, el porqué la Separación Iglesia-Estado tiene que ser total. ¿O no?

Es necesario que la ciencia sea entendida

A través del UniversoEl domingo pasado, un usuario nos criticaba porque nuestra asociación, según él, se dedicaba más a criticar que a divulgar ciencia. Mientras leía su email, inmediatamente noté que su apreciación se debía más a un prejuicio que a un juicio, pero, en el fondo, el usuario no se equivocaba tanto. Desde el principio decidimos crear un sitio web que refutara, mediante la razón y la ciencia, las afirmaciones pseudocientíficas y supersticiosas que se hacen en nuestro país y no un espacio donde se divulgara ciencia. Para eso hay otros sitios demasiado sobresalientes, como Amazings y La Ciencia y sus Demonios. Sin embargo, esto no significa que no lo hagamos. Siempre tratamos de divulgar ciencia, enseñándola en nuestros artículos —como lo hace, por ejemplo, Fernando Frías en su artículo “Astrología: ¿Sabe realmente cuál es su signo?”, enseñando astronomía— y publicando estas "Cápsulas de inteligencia", donde agregamos alguna noticia, entrevista o página web científica que merezca ser destacada. Me sumo —para variar— a lo que dice Carl Sagan, en su libro El cerebro de Broca: «... considero de gran importancia aprovechar todas las oportunidades que permitan inculcar las ideas científicas en una civilización que se basa en la ciencia pero que no hace prácticamente nada para que ésta sea entendida».

En la cápsula de hoy quiero recomendarles “A través del Universo”, un podcast del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC). En él, sus autores, Emilio García y Pablo Santos, divulgan la ciencia que estudia el Universo, la Astrofísica, y lo hacen magistralmente. La Astrofísica puede parecer un asunto muy denso y desmotivar, por ende, a quienes estén leyendo esto a escuchar el podcast, sin embargo, el hecho de que sus autores sean tan simpáticos hace que, por el contrario, sea un verdadero placer escucharlo y den muchas ganas de reproducir el siguiente episodio. ¡Así debería enseñarse la ciencia!

Cada programa trata un tema diferente y la manera de hacerlo es a través de noticias actuales, invitados expertos, comentarios de cine, datos interesantes, etc. La cuota de humor la pone Felipe Astrologuito, personaje interpretado por uno de los autores y que interrumpe en los momentos menos esperados. Sin embargo, estas interrupciones son muy graciosas y son un buen motivo para que los autores hagan observaciones críticas sobre astrología —y sobre pseudociencias en general— y la hagan parecer muy pálida frente los conocimientos científicos actuales.

A través del Universo” comencé a escucharlo gracias a la recomendación que hace Zigaurre en su sitio web Incrédulos Podcast, otro podcast que no hay que perderse.


(*) Son cuatro temporadas, 58 programas.

Sexualidad: ¿Libre elección o imposición de los grupos de poder?

La posibilidad de elegir en forma libre y voluntaria sobre cualquier aspecto de la vida, es un valor constitutivo y esencial al que toda sociedad moderna debiera aspirar.

Sin embargo, cuando segados por el prejuicio religioso y la intolerancia, el colegio de Psicólogos y la universidad de los Andes se alzan a favor de la ignorancia fomentando las “terapias curativas” de la homosexualidad; sólo queda un camino: la manifestación activa en los medios en contra de estas expresiones, anquilosadas en el prejuicio y el temor a la diferencia.

Es por esta razón que como Asociación Escéptica de Chile, nos sumamos a la Organización Chilena de Estudiantes de Psicología (OCEP) y a todas las organizaciones que están manifestando su repudio a esta iniciativa, que considera la homosexualidad como una enfermedad que debe ser tratada y curada.

Nosotros observamos que el problema radica en la poca claridad que tienen estos grupos de poder, sobre la diferencia que existe entre sexo y sexualidad, y el fuerte componente ideológico que se esconde tras sus actos.

La sexualidad es parte esencial y constitutiva de los seres humanos y no se reduce al impulso o al deseo sexual de los individuos. El sexo se refiere a la carga genética que determina el sexo biológico que nos clasifica en masculino o femenino, en lo que suele ser la primera distinción que se le hace a una persona, y también es un concepto que refiere al acto sexual.

La sexualidad es un aspecto global que se desarrolla en el individuo involucrando aspectos biológicos, psicológicos, sexuales y emocionales. Tiene que ver con lo que siente una persona al vivir en un cuerpo sexuado; se relaciona con lo que se cree y percibe acerca de ser hombre o mujer y las expectativas asociadas a estas creencias y sentimientos. Involucra además las conductas, interacciones y relaciones que se tienen con los otros, sean del mismo sexo o del sexo opuesto; y con la capacidad de sentir y producir placer sexual.

¿Por qué tenemos que aceptar que un grupo de poder imponga un único modo de ser hombre y mujer de acuerdo a un modelo de mundo centrado en una visión supersticiosa y conservadora?

Estas terapias curativas o reparativas parten del supuesto que la homosexualidad es una patología (enfermedad) que es reversible, por lo que mediante una terapia se podría reconducir la sexualidad de los individuos que se sometan a estas sesiones. En la Universidad de los Andes se han realizado una serie de seminarios sobre esta cuestión y en el año 2004 invitó a Gerard J.M, especialista holandés que dio una cátedra en la que propone la castidad como solución a la homosexualidad. El especialista considera la atracción por el mismo sexo como una enfermedad social.

La homosexualidad como enfermedad fue quitada en 1973 del Manual de Diagnósticos y Estadísticas de los Trastornos Mentales DSM-III, de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría a la que también se sumo la organización mundial de la salud, OMS.

En el año 2000, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría indico que no hay evidencia científica que apoye la eficacia de la terapia reparativa para alterar la condición sexual, por lo que no está incluida como tratamiento y por el contrario representa un riesgo al paciente que, al ser sometido a este tipo de pseudoterapias, aumenta sus niveles de ansiedad, depresión y sentimientos de culpa.

Es extraño que intelectuales de la Universidad Los Andes, no reparen en el hecho que la castidad como represión del impulso sexual sólo genera disfunciones en aquellos simpatizantes de estas prácticas.

Esta corriente de pensamiento ha tenido seguidores en Chile como Marcela Ferrer quien junto, al sacerdote Fernando Chomalí y el médico Marcelo Schnake, dictan charlas en la Universidad Católica sobre este controversial tema en el que obviamente centran sus argumentos en torno a lo nefasto de la homosexualidad, evidenciando un fuerte sesgo religioso, prejuicioso y conservador sobre la materia.
Ante esta situación el día 27 de agosto del presente, la organización chilena de estudiantes de psicología OCEP, convoco a una manifestación para dirigirse al colegio de psicólogos y repudiar la falta de compromiso del colegio de psicólogos, al no pronunciarse sobre el tema; aludiendo que “Los estudiantes de psicología no avalan que una institución que dice representar a la carrera, guarde silencio frente a la violación de derechos humanos sobre la diversidad sexual en el marco del ejercicio de la profesión”.

Siguiendo con nuestra misión de refutar y evidenciar afirmaciones irracionales, la AECH se suma a esta iniciativa de repudio a las terapias curativas de la homosexualidad, por considerarlas falsas y carentes de evidencia científica que sólo subsisten, gracias al apoyo de grupos de poder, al amparo de ideologías políticas y religiosas.

Organización Chilena de Estudiantes de Psicología (OCEP)Comunicado oficial de la convocatoria y carta general de repudio a las terapias curativas de la Organización Chilena de Estudiantes de Psicología (OCEP)

Convocatoria al sexto de nuestros "Encuentros Escépticos"

Encuentros Escépticos
El sexto encuentro escéptico se llama "El retorno de los charlatanes" y lo hemos llamado así en honor al blog de Mauricio-José Schwarz (El retorno de los charlatanes), uno de los blogs que consideramos clave para entender cómo se utiliza el escepticismo y el pensamiento crítico. El expositor, en esta oportunidad, será el miembro de nuestra asociación Francisco Mehech, quien expondrá las razones del porqué catalogamos de charlatanes a ufólogos, tarotistas, médiums, astrólogos, chamanes, psíquicos, mentalistas, etc., del porqué puede ser tan fácil creer en ellos y del porqué el escepticismo es la herramienta ideal para contrarrestar la irracionalidad que estos promocionan (conciente o inconscientemente) y de la cual hacen un negocio.

La exposición se realizará el jueves 23 de septiembre, a las 19:30 hrs., en el café, restaurant y club @SNs Cafe (ubicado en Victoria Subercaseaux 7, Santiago).

¡Los esperamos! ¡No se la pueden perder! Sobre todo porque en Chile cada día hay más charlatanes.


(*) Inscribirse no es un requisito para asistir, pero recomendamos hacerlo pues así tendrán una forma de tener presente la fecha del evento.

¡Una de las predicciones apocalípticas de Salfate es para mañana!

Juan Andrés SalfateMañana es un día muy especial para uno de nuestros charlatanes nacionales: Juan Andrés Salfate. Este propagador de las teorías de conspiración más increíbles que se puedan haber inventado y, por ende, promotor de la irracionalidad en la cultura de nuestro país, dijo hace aproximadamente un año, en el programa que trabaja, Así Somos, del canal de televisión La Red —la empresa que avala la “libertad de expresión” de este personaje—, que el 9 de septiembre de 2010, o sea mañana, sucederá algo que comenzará a cambiar el mundo tal como lo conocemos en la actualidad. Su fuente: un “poderoso” libro de predicciones, que no se vende y que se lo hicieron llegar unas “personas que tienen real contacto con seres que están en otro sistema de elevación”, llamado “Pergaminos de Cristal”.

Sea real o no el libro, me parece que esa cuestión no es lo importante. Lo grave de todo esto es que este personaje público, respaldado por una institución que tiene responsabilidades con la sociedad, haga afirmaciones tan tranquilamente. Lo que está haciendo este señor es jugar con la verdad y con la buena fe de la gente. Y está obligado demostrar lo que afirma. Las implicancias individuales y sociales que pueden traer este tipo de afirmaciones son demasiado importantes como para divulgarlas sin un análisis crítico y escéptico previo.

En fin. En el video, el Sr. Salfate dice que hacer este tipo de afirmaciones le ha traído problemas en otras ocasiones, pero que no teme enfrentarse a poderes fácticos, nacionales o internacionales. Pero, ¿qué estará sintiendo hoy este "héroe"? ¿Qué dirá cuando mañana no pase nada? Porque no le temerá a los poderes fácticos, como dice él, pero, ¿y a perder popularidad?

A la gente, en general, no le gusta que se le demuestre lo crédula que es, sin embargo, cuando mañana no ocurra nada, espero que toda la gente que sigue al Sr. Salfate comience a cuestionarlo y entienda, junto con la empresa que lo acredita, que estos personajes sólo pueden traerle consecuencias negativas a la cultura de la cual ellos forman parte y a la que le dejarán a sus hijos: promueven la ignorancia, generan miedo, desvían la atención de los problemas reales, etc.

Por favor, vean el video que muestra a nuestro charlatán "trabajando" y haciendo una de las tantas afirmaciones irracionales que me motivaron a escribir este artículo:

La homeopatía no tiene desarrollo científico, consistencia ni eficacia


La semana pasada, en el quinto encuentro escéptico, Matías Gutiérrez nos dio una clase magistral sobre homeopatía. ¿Qué es la homeopatía? ¿Quién la creo? ¿Cómo funcionan los medicamentos homeopáticos? ¿Qué dice la ciencia de esta disciplina? ¿Cuáles son las principales falacias homeopáticas? Son algunas de las interrogantes que Matías nos aclaró sobre esta práctica pseudocientífica de la época de la alquimia.

La conferencia estuvo tan entretenida, didáctica y completa, que el hecho de haber tenido problemas con la grabación del audio —para haberlo publicado, posteriormente, en nuestro podcast— nos deprimió un poco. Sin embargo, haber pensando casi de inmediato que nada nos impidía repetirla más adelante si era necesario nos hizo recobrar rápidamente el ánimo y continuamos con el acostumbrado debate. Entonces, por ahora, sólo es posible leer la conferencia:

Homeopatía: Diluyendo el mito

Mala madre

Al igual que muchos, pienso que mi madre es la mejor del mundo. Desde que tengo recuerdos ella me cuidó y siempre intentó darme lo mejor a través de su cariño y comprensión. Como toda madre cometió errores pero es parte del aprendizaje de todo ser humano, así que tengo poco o nada que reprocharle.

Así también es como muchas personas se refieren a la naturaleza, como su “madre”, ya que ella nos entrega todo lo que necesitamos para vivir, simplificando complejos procesos naturales, como la fotosíntesis o los ciclos biogeoquímicos del agua, en un concepto digno del New Age. Pero existe una diferencia importante con nuestra madre biológica o adoptiva. Si bien la naturaleza nos entrega muchos beneficios, también está llena de peligros, y a diferencia de nuestras madres, que pueden cometer errores y tratar de enmendarse, es absolutamente indiferente ante nuestro sufrimiento como ante nuestro regocijo. No somos su creación especial, ni sus hijos predilectos, somos una especie más sobre este punto azul en el universo. La gran diferencia con otras especies es que entendemos nuestro entorno como nadie y nos adaptamos como pocos a los cambios. Extraemos de la naturaleza lo mejor, y dejamos de lado aquello que nos hace daño. Este proceso de aprendizaje no solo ha llevado cientos de miles de años, también ha costado vidas. Las tribus no aprendieron de la noche a la mañana qué hiervas mejoraban ciertos malestares o cuáles causaban problemas de salud.

Hasta nuestros días muere gente por comer algo que parece tan inofensivo como hongos silvestres. ¿Qué clase de madre pone delante de sus hijos tales peligros?

He aquí el gran aporte de la investigación científica en nuestras vidas. La ciencia se abre camino entre la ignorancia y así hemos alargado nuestra expectativa de vida y estamos recorriendo el universo. Pero nuestra evolución no ha estado exenta de tropiezos. Muchos de origen natural pero como especie nos hemos hecho muchas zancadillas. Algunas veces por mera ignorancia, otras tantas por avaricia, y en el peor de los casos, ambas de la mano. Períodos como el oscurantismo son ejemplo de ello.

Por lo antes descrito, y por mucho más sin describir, es que hay que ser especialmente escépticos cuando alguien se nos acerca con un producto que dice ser natural, extraído de las entrañas de nuestra madre naturaleza. Porque esa madre no cuida especialmente de nosotros, no está atenta a todos nuestros caprichos ni a nuestras necesidades.

En el siguiente video se discute este tema, como las pseudociencias nos tratan de vender lo natural como solución a nuestros problemas de salud, enfocándose en la homeopatía (caballo de batalla de las “medicinas” naturales).

En el canal TV3 (televisión catalana) se entrevista a Manuel Valdés Miyar, médico psiquiatra, jefe del Servicio de Psiquiatría del hospital clínico de Barcelona.

Disfruten el video y comenten.

PAZ.

Pulseras magnéticas en el mercado chileno

Por Esteban Zamorano

Imaginemos que usted tiene artritis, un día lo convencen de probar un nuevo remedio, lo compra en su farmacia y en la letra chica se lee: “Éste producto no es un medicamento, ni reemplaza tratamientos médicos. Cualquier efecto instantáneo que experimente por su uso puede estar afectado por su subjetividad”. ¿Cómo se sentiría?

Esta advertencia se encuentra en el sitio web de la popular pulsera electromagnética “Biolectik”, promocionada por estrellas del deporte y espectáculos. El funcionamiento de la pulsera se explica por los iones negativos que genera la pulsera, los cuales serían beneficiosos para nuestro organismo. Pero ¿Qué son los iones? ¿Tienen alguna relación con la salud?

Un ion es una partícula –de cualquier cosa– que tiene carga eléctrica, o sea, no es diferente a lo que uno obtiene frotando una peineta por tu pelo. Entonces, ¿por qué pueden ser dañinos? De por sí no lo son: sólo son perjudiciales si son iones de un elemento peligroso, como el Níquel o Cobalto –iones positivos–, pero también hay iones negativos peligrosos, como el Arseniato y el Cloruro. O sea, las pulseras parten de la base que los iones son malignos o benignos para nuestro organismo sin tener claro su concepto ya que un ion es una propiedad, no un elemento en sí: es algo así como promocionar un producto porque te entrega un líquido o un compuesto verde.

Todas las personas que actúan guiadas por una creencia religiosa podrían estar delirando

Hoy, mientras le echaba un vistazo rápido a los diarios chilenos que hay disponibles en el ciberespacio, me llamó mucho la atención el titular de una noticia que aparecía en La Nación: "Madre que intentó matar a niño: 'Es el hijo del diablo'". Inmediatamente me puse a leer la noticia y me pude enterar que una mujer de 27 años había tratado de asesinar a su hijo de un año y seis meses porque, según ella, era el hijo del diablo. La noticia me pareció sorprendente y trágica, pero lo que más me llamó la atención —y lo que me motivo a escribir esta nota— fue que la mujer iba a ser asistida por un psiquiatra.

Lo más probable es que esa mujer tenga trastornadas sus facultades mentales —si es que no miente—, sin embargo, no puedo dejar pasar el hecho de que más de la mitad de los habitantes de mi país podría llegar a considerarla un héroe. En este país hay muchos cristianos y supongo que exterminar al mismísimo hijo del mayor enemigo de su dios debe ser para ellos un acto más que admirable.

Ya sé lo que me diría un cristiano: que no tengo fe —como si eso fuese malo—, que no entiendo cómo actúa Dios —¿alguien entiende?— y que es obvio que esa mujer está delirando. En respuesta, yo le diría que estoy completamente de acuerdo en todo eso, pero le diría, además, que no se olvidara que al final todas las personas que actúan guiadas por una creencia religiosa podrían estar delirando, lo hagan perversa o bondadosamente.


Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)