Acerca de la Grafología Científica

En una reciente incursión en el ámbito laboral, para buscar trabajo, me he encontrado con un nuevo requerimiento al momento de la entrevista y evaluación, que como Profesional me ha inquietado.

En una prestigiosa institución estatal, se me pidió escribir una autobiografía sobre mi persona, como parte del proceso evaluativo que buscaba encontrar al candidato más apto para el cargo que se ofrecía.

Al momento de preguntar cuál era el sentido de este examen, me hubiera conformado con una simple respuesta, como saber si reconocía mis fortalezas y debilidades, o tal vez si mantenía una relación lógica temporal entre los diversos acontecimientos de mi vida, o algo por el estilo, pero la respuesta me dejó inquieto: “No señor, este texto será analizado por nuestros grafólogos científicos para evaluar su conducta, pensamiento y productividad”.

Me fui preocupado, pensando en esta nueva forma de evaluación que deja de lado las que yo conocía, esperaba el test de inteligencia Wais (Escala de inteligencia de Wechsler para adultos), o de personalidad MMPI (Minnesota Multiphasic Personality Inventory), o alguna aplicación de Proyectiva, como el Rochard, pero No.

Todo se resumía a esta nueva concepción para medir el éxito laboral, la Grafología científica.

Así que la pregunta evidente que me surgió fue saber qué era esto de la grafología y cuáles son los científicos que la respaldan. Y comencé esta pequeña disquisición en un diario del día domingo, que en su sección de central publicita un diplomado en grafología científica al alero de un “Instituto de Grafología y Pericia Caligráfica de Chile”, con un subtítulo sugerente: “Sea un experto en técnicas Neuroescriturales”, que me hizo recordar esos avisos de las secciones mágicas y esotéricas de todos lo diarios: “Conviértase en dueño de su destino, y no le faltará el dinero ni el amor”

Después me fui a la página del instituto, donde se vende este diplomado y toda una gama de servicios y consultarías al mejor estilo del Retail con normativas de ISO 9OOO, incluidas.

Al revisar los fundamentos científicos encontré varias afirmaciones que nada tienen que ver con la ciencia y que voy a refutar:

1- Todo acto de comunicación presenta un mensaje consciente e inconsciente, en el cual residen los gestos gráficos, que deben ser descifrados (por los expertos claro, ellos, los grafólogos).

Ésta es una falacia que se enmarca en el paradigma del inconciente propuesto por el pensamiento psicoanalítico freudiano, que atribuía como base del trastorno histérico un recuerdo traumático reprimido, olvidado por la conciencia y relegado a otro lugar ignoto de la extraña mente del ser humano, más conocida como la Teoría del Inconsciente.

Esta teoría nunca ha sido una afirmación científica, pues jamás se ha probado la existencia del Inconciente.

2- Fisiológicamente hablando, los sectores que ejecutan la escritura son una serie de órganos voluntarios que constituyen el sistema motor e incluyen dedos, mano, muñeca, antebrazo, etc. y cuya dirección la constituye el cerebro, donde esta alojado el Inconsciente, y que está compuesto por los nervios y por contracciones musculares automáticas.

En esta afirmación se cae en un recurso común de la pseudociencia, que es la presentación de información científica real y obvia para avalar un argumento sin base ni demostración. Se trata de presentar los datos científicos como prueba a favor de otra cosa no científica, como la Grafología predictiva.( así le voy a llamar)

Todo el mundo sabe que es el cerebro el que rige nuestros actos, sean éstos motores, emocionales o racionales. Y para eso utiliza todos sus sistemas entre ellos el motor, endocrino o circulatorio, además de todo lo que se nos ocurra. ¿Pero qué sacamos en conclusión de este párrafo?: Nada en lo absoluto, ninguna evidencia.

3- La ley Grafotécnica puede resumirse así:

La psique se modifica por el soma, y viceversa, dando lugar a variedades infinitas. Las letras, los números, la firma, son trazados que se van automatizando y quedarán plasmados en el subconsciente del individuo, reflejando los distintos aspectos de la psique humana (emotividad, intelecto, traumas, vocación, inclinaciones virtuosas, inclinaciones patológicas, entre otras.)

¿Qué podría yo decir ante tamaña cantidad de argumentos racionales y “profesionales”? Bueno, algunas cosas:

Me parece un verdadero disparate que se esté utilizando la grafología predictiva en la selección de personal por varias empresas chilenas, y en la selección de alumnos para entrar a las universidades.

Si se considera que el soma modifica la psique, podríamos especular que, al modificar la letra o firma, podríamos modificar la conducta o personalidad de una persona. Lo que me parece una afirmación errónea.

Me parece peligroso que se la considere una ciencia sin haber demostrado su validez en ningún estudio experimental, en situación controlada, como un doble ciego, por ejemplo.

Es una pseudociencia peligrosa, pues pone en manos de inescrupulosos el destino laboral y académico de muchas personas hábiles y competentes.

Confunden el verdadero concepto de la grafología científica, que es la que utilizan los peritos calígrafos forenses para determinar si la letra, testamento o firma en un documento, corresponde o No al imputado en los juzgados y en la policía, Con esta otra Grafología predictiva, que dice ser capaz de conocer la conductas y personalidad de una persona a través de su letra o firma. Lo que es una falacia sin ningún fundamento.

En conclusión, la grafología predictiva parte de una premisa falsa: considerarse ciencia sin demostrarlo. Es equiparable a cualquier forma de adivinación, tales como la quiromancia, el tarot, los horóscopos o la bola de cristal.

No existe ninguna interpretación psicológica de la escritura que dé cuenta de alguna directa relación entre la letra y el tipo de conducta de una persona. Las letras no justifican nada y no explican la personalidad de nadie. No existe ningún criterio objetivo en este tipo de grafología, y su gran auge obedece más bien a una situación de mercado y oportunidad de negocio que se produce por la falta de escepticismo y pensamiento crítico en la sociedad.

Los supuestos científicos que respaldan esta barbaridad no los encontré en ningún lado, si los ve me avisa.

Así que, si al acudir a una postulación de trabajo le piden su currículo escrito a mano o su autobiografía y no lo dejan porque su letra no calza con el perfil de cargo.

Haga una cosa bien hecha, demándelos… por utilizar la adivinación y la magia de forma discriminativa hacia su persona.

Las Profecías de Primer Plano

Mago YinLas profecías de Primer Plano.

Era lo único que le faltaba a este variopinto mundo de la parafernalia televisiva, llena de saltimbanquis y bufones de circo enmascarados de opinólogos, rostros y otros cuantos nuevos oficios de la nueva contaminación masiva de los medios de “comunicación”. Con ustedes:

Efraín Barraza Estrada, más conocido como el Mago Yin, que se presento el pasado 12 de marzo del 2010 en el programa Primer Plano contando cuentos de hadas, y hoy 21 de marzo del 2014 lo hace de nuevo, pues el sensacionalismo misterico vende y los productores de este espacio en Chilevisión, necesitan mensajes apocalipticos que entretengan a las masas, y fomenten la ignorancia de la población.

Mi abuela decía que después de la guerra siempre aparecían los generales para llevarse el crédito de la batalla, y tenía mucha razón. Sólo que ahora, después de las tragedias siempre aparecen los Videntes, profetas y Pseudo Magos de turno para ganarse la atención del público y/o pantalla, como es el caso del Mago Yin, para anunciar que la catástrofe que nos afectó: el terremoto y tsunami, él lo había visualizado, presentido o percibido con anterioridad, quién sabe por qué extraño poder mental o espiritual que lo inunda y lo convierte en un ser especial, dotado del “Don” que manifiesta haber recibido del poder divino para “ver mas allá de lo evidente”, tal como decía mi dibujo animado preferido, León-O, al usar su Espada del Augurio en los Thundercats.

Me resulta tragicómico ver a este señor hablando de catástrofes, atentados, papas y otras hierbas. Así como el nulo juicio crítico de los entrevistadores para discutir o enfrentar sus afirmaciones, expresando cosas tan disparatadas como que el terremoto fue consecuencia del enojo de la tierra (Jordi Castell), o que las instituciones gubernamentales de Chile trabajan con videntes (Ignacio Gutiérrez), y que las profecías son una ciencia a la par de las ciencias exactas (Francisca García Huidobro). Por favor señores, un poco de cordura, ¿o es mucho pedir? Juzgue usted mismo la última afirmación que recopilé, pues no quise seguir revisando idioteces: “Soy parte de una profecía de nuestro señor Jesucristo” (Mago Yin).

Esta condición me preocupa, pues permite entrever una clara tendencia y disposición al pensamiento mágico-sobrenatural en este estelar de los viernes que llega a tanta gente a través de la pantalla y que influye en las creencias y percepciones de los televidentes, estimulando la irracionalidad y las supersticiones.

La transmisión de ese viernes del 2010, en la que se convocó al heredero latinoamericano de Nostradamus, ofendio a miles de compatriotas que se hubieran beneficiado enormemente de estas predicciones si es que fueran reales y se hubieran hecho con anterioridad.
Lo único que dice en el reportaje del 31 de diciembre en Las Últimas Noticias, donde se le atribuye una específica predicción, es: “En el 2010 habrá un terremoto muy grande en Chile”. Pero no indica fecha, ni lugar, ni hora, por lo tanto sólo es un augurio, bastante probable en un país sísmico, que es parte del cinturón de fuego del Pacífico y que concentra algunas de las zonas de subducción geológica más importantes del mundo.

El Mago Yin es como todos los videntes; sólo juegan a las probabilidades basándose en la observación y la lógica más elemental. Cuando le aciertan por azar y ley de probabilidades a algún aspecto vago de su predicción, van a la TV o lo gritan a los cuatro vientos. Pero cuando fallan guardan hermético silencio.
En el año 2009, este señor, también había predicho un terreno en Chile, pero como nada paso, simplemente callo.

¿Por qué? el Señor Efraín no dio cuenta a las autoridades a través de una campaña masiva para alertar a la población sobre esta tragedia y salvar cientos de vidas, si estaba tan seguro:

"Simplemente porque las profecías no existen y los profetas tampoco"

La Manifestación pregocnitiva es sólo un paradigma especulativo de la parasicología. Sin ninguna evidencia real, Este Mago Yin, al igual que todos los suscitadores de misterios que tanto abundan en la radio y la televisión; Que aparecen en matinales realizando actos de predicción a través del tarot, la numerología y los astros; no son más que charlatanes que lucran con la necesidad y credulidad ingenua de las personas que buscan una salida a sus atribuladas vidas, a la rutina y la anhedonia producida por un sistema que no permite la liberación del tiempo libre y el desarrollo del potencial humano.

Hay una necesidad inherente al ser humano de mitigar la angustia de un futuro desconocido, por lo que cualquier augurio de videntes o pitonisas es aceptado así sin más, basados en la necesidad de creer y en la fuerza del mito.

La emergencia de creencias irracionales que lindan con lo apocalíptico es propia de una civilización occidental esclava de una tradición monoteísta, con un severo padre que castiga de vez en cuando a sus hijos descarriados porque no lo adoraron, y al nulo conocimiento de las ciencias básicas que permiten el desarrollo de un país y de la sociedad.

Por otro lado, a pesar de lo que dice el señor Efraín, la gente no lo critica cuando se equivoca; por el contrario, la gente siempre le cree cuando acierta a algún escaso signo o significado de su profecía, y esto obedece a un defecto en la memoria humana  que se enmarca dentro de los sesgos cognitivos que tiende a recordar los aciertos y olvidar lo fallos como es el el caso del sesgo de confirmación; y no necesitamos de muchos aciertos para generar una férrea motivación al triunfo o logro, si es que estamos influidos por un aprendizaje de refuerzo variable.

Ejemplo: Vamos a jugar en una máquina tragamonedas, en un casino, echamos la moneda y podemos ganar una vez entre varios intentos, pero debido a nuestra predisposición a las supersticiones, basta sólo esta vez, un triunfo entre varios fracasos, para considerarnos afortunados y olvidar todos los fracasos anteriores.
Según el modelo de Skinner, es lo que se conoce en psicología como Refuerzos de Razón Variable.

De esta manera cualquier adivino, vidente o astrólogo, sólo debe acertar un par de veces entre docenas de afirmaciones erróneas para que la gente diga: Oh! Ha descrito toda mi vida en un par de minutos, le ha achuntado a todo, él tiene el “Don”, es un profeta, un verdadero iluminado.

Y como a los escépticos no gusta hablar con evidencias, transcribo la predicción que el Mago hizo, ese año a los números sorteados del LOTO, de los que eligió pronosticar el 3, 5 y 15 como ganadores seguros.

Resultado final: 18-28-33-34-35-36 y comodín el 32

En Revancha: 2-3-13-26-32-33

Gana Gana: 2-12-17-23-30-31

Total de aciertos: 1 en segunda vuelta. Es decir, no le apuntó ni por si acaso, pero no faltarán los que dirán que él se refería a otro Loto, tal vez el del próximo año o el del que viene y así hasta que una vez ocurridas estas tres coincidencias, “Eureka”, el Mago Yin lo había dicho, es un gran Profeta.

Para terminar les voy a contar que mi abuelita, que no es ninguna vidente, tuvo tres aciertos en el LOTO. Será que tuvo suerte o tiene el Don de la profecía y no me lo ha contado...


Contenido con copyright de sus autores al año de publicación, licenciado bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Chile (CC BY-NC-SA 3.0)